Faculte a su gente

-
Ricardo Bolaños

Si bien empowerment no tiene traducción (por lo menos generalmente aceptada), cabe señalar que la palabra viene de la unión de employee y power: poder al empleado. En una definición más amplia, decimos que consiste en otorgar al empleado la responsabilidad y autoridad para tomar decisiones, mismas que deberán afectar –positivamente– su trabajo y ocurrir con una mínima interferencia o sin segundas opiniones. Empowerment, pues, consiste en facultar al trabajador para que tome decisiones.

- Esta capacidad, claro, debe contener autoridad y responsabilidad delegadas: ¿acaso teme que el empleado no haga las cosas igual de bien que usted? Es un temor válido, sin duda. Aunque el miedo al error ajeno se puede eliminar si define políticas que normen –sin limitar– la actuación de su personal.

- Recuerde que los trabajadores buscan desarrollo, resultados y sentido en sus empleos. Mientras más “facultados”, más motivados estarán para desempeñar su funciones. Con esta estrategia, ellos pueden ser independientes en sus labores, pero también sentir que pertenecen a un equipo.

Newsletter
Ahora ve
29 reos escapan por un túnel de un reclusorio de Tamaulipas
No te pierdas