Federico Mayor <br>de la UNESCO

&#34El liderazgo mundial es miope&#34.

En un mundo donde 75% de la riqueza está concentrada en apenas un poco -arriba de 1.5% de la población mundial, donde el nivel educativo es de apenas -cuatro años de educación básica en el “tercer mundo” y la tecnología -está controlada por un reducido grupo de empresas multinacionales, trabaja -Federico Mayor Zaragoza, el director general de la Organización de las Naciones -Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

- Mayor, egresado de Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid, es el -octavo hombre que dirige los destinos de la UNESCO. Antes había ocupado un -vasto universo de altos cargos en España y Europa hasta que en 1987 fue -nombrado director general del organismo, cargo en el que ha sido reelecto en una -ocasión. Popular en el medio diplomático por su marcado “temperamento -español” (dice su secretario particular), Mayor accedió a una breve charla -con Expansión.

- - Los últimos recortes de presupuesto que ha tenido la ONU, ¿han alcanzado -también a la UNESCO?
-Ni la ONU ni la UNESCO dependen directamente de una financiación que, en -cualquier caso, es mínima. A veces roza los límites de lo ridículo.

- - Pero, necesitarán recursos económicos para realizar su labor...
-Nosotros somos una entidad moral. Y nuestra misión es dar directrices sobre -los distintos aspectos de la política, la educación, la cultura... Todo ello -para prevenir conflictos bélicos, sobre todo desde las raíces de los -problemas. Debemos poner fin a las asimetrías de todo orden: pobreza, -discriminación, opresión, exclusión...

- - ¿Qué tan eficaz cree que ha sido la UNESCO en atenuar los problemas que -menciona?
-Son los países los que tienen que actuar. La eficacia de la ONU y de la -UNESCO es directamente proporcional a la medida en que los países miembros -incorporen nuestras recomendaciones en sus leyes y presupuestos. Por eso digo -que los países que sólo piensan en que las reformas estriban en $4 dólares -más o $4 dólares menos se equivocan; son países miopes.

- - ¿Qué es lo que no ven, o lo que les impide ver?
-Que el gran problema hoy en el mundo es la incapacidad de los gobiernos para -identificar los problemas. No hay que pensar a 50 años vistas. Hay que ver los -problemas de la próxima generación. De los jóvenes que, seguramente, nos -reprocharán que hayamos estado atentos únicamente a las encuestas de opinión, -a las próximas elecciones, a los vaivenes de la bolsa, siempre con un horizonte -tan limitado que nos hemos olvidado de las grandes responsabilidades: justicia, -medio ambiente, educación, pobreza, explotación. Todo eso son medidas -políticas, no económicas. Esos problemas no se arreglan con $40 millones de -dólares más, sino con la resolución firme de los parlamentos de que se ponga -fin a las aberraciones. Me preocupa el enfoque economocéntrico de la ONU. Claro -que tampoco puede ser posible que Estados Unidos deba $2,000 millones de -dólares a la ONU si Manhattan es anfitriona del organismo.

- - El que Manhattan sea la sede, ¿le otorga fortaleza moral a la ONU?
-Las Naciones Unidas no son un edificio en Manhattan. Son los países miembros -y ellos son los que tienen que tomar las resoluciones importantes.

- - Entonces, ¿qué pasa en la isla neoyorquina?
-En Manhattan se recomienda, se toman las resoluciones... Lo mismo pasa con la -UNESCO; no es este edificio en el que estamos. La UNESCO no es París, ni su -director general con el que está usted charlando. Son todos los maestros del -mundo, todos los centros de investigación del mundo, las asociaciones de -periodistas... Esto es lo que queremos decirles a los Estados: o nos movilizamos -todos, o el balance va a ser muy malo.

- - Pero, ¿hasta dónde llega la autoridad moral de la UNESCO? ¿Qué pasa -cuando se topa con la reticencia de los gobiernos para impulsar la educación, -la ciencia y la cultura?
-Pues, lo que hace la UNESCO es, precisamente, aplicar su fuerza moral...A -través de la denuncia.

- - ¿Es la única vía de intervención con la que cuentan?
-Sí, pero eso significa que nuestra fuerza moral implica la utilización de -lo único en que la moral se expresa: la palabra. Nosotros no tenemos cascos -azules, ni somos un fondo monetario... Lo único que podemos decir es quiénes -están actuando correctamente y quiénes no.

- - ¿Eso significa que la UNESCO determina quién es un líder moral y quién no -lo es?
-Hoy, en general, el liderazgo mundial es muy miope. Es un liderazgo que no -anticipa, que está separado de las élites intelectuales y científicas. Sólo -la educación, la ciencia y la cultura podrán dar una visión a largo plazo a -los gobiernos para evitar que sigan creciendo los males que azotan a las -sociedades finiseculares.

- - ¿En qué momento agregó el tema de la comunicación a las agendas de la -UNESCO?
-No lo hice yo, lo hicieron los fundadores de la UNESCO. 1942, tras los -horrores de la guerra, Europa devastada... Y, dos años después, se organizó -la reunión de los shadow governments (gobiernos en la sombra) de Europa. Hacen -el primer borrador de un organismo supranacional para la educación y la -cultura, antes de que naciera la ONU. Los propios fundadores dijeron que su -misión era construir la paz. Y, para lograrlo, el artículo primero del acta -constitutiva garantiza la libertad de expresión.

- - Y, ¿qué piensa de los hombres que caen en la tentación de limitar esa -libertad?
-Yo siempre he dicho, como persona que nació junto al mar, que la libertad es -como el mar: no se le puede poner puertas. Los problemas con la libertad nacen -cuando se tocan intereses mezquinos...

- - ¿Cuál es la cura para esos problemas de libertad?
-La cura se obtiene con más libertad, nunca con menos. Cuando hay un problema -de democracia, siempre el tratamiento es mejor democracia, nunca la restricción -de ella.

- - En un mundo en que la polarización económica es cada vez más fuerte, ¿no -teme que esa miopía de los gobiernos que usted señala se incremente?
-Todo tiene sus límites. Yo hace más de cinco años que estoy diciendo: el -sistema actual no funciona, está aumentando las asimetrías. Los ricos cada vez -son más ricos y menos. Y los pobres cada vez son más pobres y más numerosos. -Eso no puede ser. Es una contradicción inmensa: resulta ahora que los capitales -de los países pobres están sosteniendo la riqueza del llamado “primer mundo”.

- - ¿Qué pasa con el desarrollo económico?
-Le pongo un ejemplo: en estas semanas hemos visto que los “tigres -asiáticos” no lo eran del todo... Era un andamiaje, todo venía de fuera: los -capitales, la tecnología, los planes de desarrollo... Lo que pasó es que con -un poco de circunstancias adversas se desveló la realidad: nada ha cambiado en -esa parte del mundo. El desarrollo debe ser endógeno, de todos los ciudadanos.

- - Si usted fuera un jefe de Estado, ¿cuál sería su responsabilidad frente a -los conflictos del mundo contemporáneo?
-En este siglo se han traspasado los límites de la concentración de medios -productivos y financieros en manos del sector privado multinacional. Los jefes -de Estado pueden tomar medidas, pero siempre dentro de sus fronteras. Sin -embargo, no olvidemos que la mayor parte del flujo de capitales, de armas, de -drogas, es transnacional. Por eso necesitamos un sistema multinacional más -poderoso, de mayor fuerza moral. Se ha debilitado tanto el Estado, que llega el -momento en que los gobiernos se ven incapaces de tomar las riendas del destino -de los países.

- - ¿Qué propone... una marcha atrás?
-En absoluto. Pero sí hay que retomar los puntos de referencia de nuestra -cultura humana: justicia, igualdad, libertad... No es con soluciones económicas -que se obtendrá el bienestar. El desarrollo económico es necesario, pero no -suficiente.

- - ¿Qué responde usted a los gobiernos que defienden las bondades de dejarse -llevar por el mercado?
-La respuesta de la UNESCO y de su director general es contundente: nunca. Es -más, llamamos a no dejarse aprisionar por esa tela a veces muy atractiva. Es -una tentación que deriva en una trampa. Renunciamos, y lo decimos expresamente, -a que alguien nos imponga criterios. Y menos de una cosa sin liderazgo visible -como lo es el mercado.

- - ¿Cómo ir a contracorriente de la moda que impera en la mayor parte de los -países?
-Preguntándonos cómo es posible que volteemos la vista ante horrores -producidos por el mercado. Cómo permitimos que Pol Pot matara a millones de -seres sólo porque el mercado tenía intereses en esa parte del mundo... Tras la -guerra fría inventamos las “razones del mercado” para justificar horrores. -Todo en nombre del famoso “impacto de la globalización”.

- - ¿Cómo evalúa la UNESCO a México en el campo educativo?
-Es positivo su desarrollo. Lo que tienen que hacer ahora es mejorar los -contenidos educativos. Una cosa importante que se observa en ese país es que la -tasa de natalidad está bajando. Eso es resultado de un avance en la educación.

- - Parece usted un hombre muy optimista...
-No, no lo soy. ¿Sabe por qué? Porque dicen que los optimistas son los -pesimistas mal informados. Y yo estoy muy bien informado...

Ahora ve
No te pierdas