Fiasco de feria. ¿De qué te ríes Bugs

-

La reciente apertura de Six Flags en lo que fueran los terrenos de Reino Aventura generó la esperanza de que, ahora sí, la Ciudad de México contaría con un parque de diversiones con mayúsculas. Pero la realidad es otra. Y no es graciosa: para empezar, Six Flags México está cobrando su entrada completa, $170 pesos, sin que el parque esté aún terminado. La extensión todavía en obra es tan grande que, mientras saborea un hot-dog en pan duro, el visitante tiene que aspirar los olores característicos de cualquier construcción. A esto se suman una evidente falta de personal de limpieza, la ausencia de los prometidos restaurantes temáticos, una sobrepoblación de abejas en basureros y mesas  –donde la miel de los refrescos se queda pegada por horas– y la imposibilidad de conseguir una bebida fría bajo el pleno sol de las 12 del día –y, cuando se encuentra, cuesta $14 pesos–.

-

En medio de todo, la verdad es que sí es posible experimentar fuertes emociones en Batman, The Ride, en el Kilahuea, en Vudu y en El Curandero. Así que si usted decide ir de todo modos, vaya, pero sin esperar grandes cambios. No agite los sueños de sus adolescentes, para luego, a la hora de la verdad, desinflarlos.

-

Ahora ve
No te pierdas