Fiel a los transgénicos

ROBERTO RANGEL [37] / Monsanto, director de Semillas
Alberto Bello /

El presidente mundial de Monsanto, Robert Shapiro, presentaba al Consejo Directivo un proyecto que cambiaría el destino de la empresa: decirle adiós al negocio químico del nylon y las fibras para enfocarse en la biotecnología y ciencias de la vida. A su lado estaba su asistente ejecutivo, Roberto Rangel Peniche, un ingeniero electrónico con una maestría en negocios en North Western, Chicago.

- Siete años después el destino de Rangel, director de Semillas en la filial mexicana de la compañía, sigue ligado al de la congelada industria de los transgénicos, aunque también pasó por Searle, la división farmacéutica de la firma.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Él coordinó la estrategia de presentación del analgésico Celebrex en Europa, hasta que Shapiro le encomendó la dirección general del departamento en México y Centroamérica. Con cuatro meses de trabajo tuvo que impedir que su rival, Merck, se adelantara con un producto parecido y lo logró: Celebrex se convirtió en el segundo lanzamiento más exitoso de la historia de la industria en el país, vendiendo $9.5 millones de dólares en un año. Searle México incrementó sus ventas en 18 meses, de $38 a $60 millones de dólares.

- Se confiesa un convencido de los transgénicos; desde hace dos años y medio trabaja de nueva cuenta en  el mundo de las semillas. Confía en el visto bueno de la Cámara de Diputados a la ley, ya aprobada por el Senado, que regula la investigación y comercialización de granos y clarifica el marco del sector.

Ahora ve
¿Por qué es tan fácil matar periodistas y sacerdotes en México?
No te pierdas
×