Figuras del golpe

-

¿Recuerda quién fue el golfista que ganó 18 torneos –11 de ellos en forma consecutiva en Estados Unidos– y pintó su raya con respecto a todas las técnicas que lo antecedieron en 1945? En efecto, Byron Nelson. Pero este personaje no sólo destacó por el número de trofeos conseguidos, también sobresalió gracias al método de golpeo que inventó.

-

Nelson permanecía cerca de la bola (demasiado para los críticos de aquella época) y, al momento de realizar el backswing, mantenía el brazo izquierdo rígido y recto pero, al mismo tiempo –con una sincronización absoluta– movía los brazos, las manos y el cuerpo hacia atrás. En el downswing, casi 75 centímetros antes de llegar a la bola, doblaba su muñeca en ángulo recto y, en esa posición, golpeaba su objetivo.

-

Otro personaje que revolucionó la técnica de golpeo y se convirtió en el prototipo de los golfistas de los 50 fue Ben Hogan. Con la hazaña de ganar tres torneos Majors en un año (el abierto de Estados Unidos, el de Gran Bretaña y el Masters en 1953), este jugador se “echó a la bolsa” la atención de propios y extraños. Su backswing, aún más acentuado que en Nelson, ponía en marcha la cadera –con una torsión hacia la izquierda–, liberando el cuerpo, las piernas y los brazos en un solo movimiento.

-

Luego de disfrutar de las actuaciones y estilos de Henry Cotton (el último de los grandes jugadores de Gran Bretaña) o de Arnold Palmer en Estados Unidos, no resta más que mencionar a otro de los golfistas magistrales de este siglo: Jack Nicklaus.

-

Según sus críticos, Nicklaus posee las características de Harry Vardon (ver Expansión 772) y Hogan juntos. De hecho, con su backswing, esta figura sentó las bases del balanceo moderno: un ligero movimiento de la parte inferior del cuerpo que, por la posición de las manos y los brazos, permite una mejor salida. No se pierda la próxima columna… ¡Fore!

Newsletter
Ahora ve
Finanzas para compartir departamento
No te pierdas