Flopys en el llavero

Esta nueva generación de dispositivos portátiles de almacenamiento son más fáciles de emplear y

Lejos están ya los días del flopy, ese entrañable objeto en el que hace tantos años solíamos guardar nuestros archivos. Algunos pensarán que los virus y la increíble ausencia de una oferta sensata de programas antivirus –además de la débil conciencia sobre los riesgos que implica el intercambio de información– fueron los elementos que hirieron de muerte a este dispositivo de almacenamiento. Pero no fue así; el problema del disquette fue la creciente y completa cantidad de información que hoy almacenamos en nuestros discos duros y las naturales limitantes de los discos magnéticos. Lo único que justifica que los sigamos utilizando es que nuestra PC carece de un quemador de CD o de puertos USB o FireWire. Existe una enorme oferta de dispositivos portátiles de almacenamiento y los que llevan la delantera son los pequeños USB, que se conectan al puerto del mismo nombre en las PC o las Macs.

-

Iomega, la misma de los discos zip –primer reemplazo óptico del disquette–, ofrece hoy su Micro Mini Drive –mide 1.75 x 3.81 x 0.95 cm. y pesa apenas nueve gramos–, tan pequeño que cabe en un llavero. Este “disco” se conecta al puerto USB de la computadora y viene en dos capacidades, 64 y 128 MB. La mayor ventaja del Micro Mini Drive salta a la vista: sus dimensiones son apenas equivalentes al tamaño de un clip de papel. Y no sólo eso, promete una velocidad de transferencia de hasta 8 MB por segundo.

-

El precio sugerido para ambos es razonable: $699 y $990 pesos más IVA, respectivamente.

-

En cambio, para todos aquellos que tuvieron la peregrina idea de comprar un teléfono, una cámara de fotos o de video de la marca Sony, lo más seguro es que por fuerza ahora se vean obligados a adquirir un lector para la tarjeta Memory Stick (creada por esta firma japonesa). Para ello vale la pena considerar la adquisición del nuevo modelo Micro Vault, un dispositivo USB de almacenamiento con capacidad de 128 MB y entrada adicional para insertar una tarjeta Memory Stick. Su precio es de $1,800 pesos.

-

Muy a la manera de Microsoft, Sony utiliza su enorme presencia de mercado y su poder de marca para imponerle a sus consumidores ciertas tecnologías, como la Memory Stick, que constituyen un costo adicional, más o menos disimulado. Si eres un comprador frenético de todo lo que sea Sony, el detalle no importa; pero si utilizas otros equipos de fotografía (por ejemplo, Kodak), de video (como Canon) o eres usuario Apple, el valor agregado de estas tecnologías se diluye.

-

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Para los amantes de la seguridad, Sony ofrece otra opción: el Micro Vault, con la misma capacidad y con un sensor de huella digital que promete bloquear el acceso a archivos y que viene equipado con una extensión que facilita la inserción del dispositivo. Su costo: $2,000 pesos. En mi opinión no vale la pena hacer el gasto adicional por este dispositivo con sensor dactilar. Es difícil de configurar incluso en una PC (imposible en una Mac, el software no es compatible) y Sony es de esas compañías que nunca se ha distinguido por la sencillez o la elegancia del software que desarrolla. Además, la documentación que acompaña al dispositivo resulta insuficiente. Si te preocupa la seguridad de tus archivos, un consejo: guarda bien el “disco” USB o, mejor, ponlo en tu llavero.

Periodista independiente, especializado en temas de tecnologías de información. Cualquier sugerencia, crítica o reclamo dirigirse a: -apuertas@expansion.com.mx

Ahora ve
Las palabras de Hugo Chávez que parecen criticar la Venezuela de hoy
No te pierdas
×