Fluke

-
José Jorge Martínez

¿Se imagina cuáles serían sus preguntas existenciales si usted fuera perro? No le dé muchas vueltas. Las preguntas están prohibidas para los perros -(“no buts, no ifs, no ands”). No deben interrogarse por su origen, porque algunos tienen un pasado humano, al cual es imposible regresar. Al menos según -Rumbo , perro con voz de afroamericano del Bronx, primer actor secundario de esta película distribuida por la Metro Goldwyn Mayer.

-

En la primera parte de Fluke (“Chiripa”), el director y co-guionista, Carlo Carlei, sorprende al espectador con perros en el lugar de los héroes de los filmes hollywoodenses de acción. Con la calidad de edición y fotografía que caracterizan al género, los perros logran liberarse de sus perseguidores de la perrera municipal y un laboratorio experimental, donde Rumbo, tutor y mejor amigo del perro -(Fluke), hace honor a la filiación de su nombre (Rambo).

-

Todo va bien hasta allí entre acción, comedia y la sensación surrealista que produce ver animales parlantes que se comportan como niños o verdaderos homeless neoyorkinos. Sin embargo, cuando -Fluke desobedece a su maestro y emprende la búsqueda de su familia humana, la pantalla se va cubriendo poco a poco de mermelada: la música se torna “melcochosa” y el director se regodea por largos minutos en mostrar escenas donde el perro suspira por la antigua esposa y hasta se pone su viejo sombrero.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Con una inversión de Ghost (protagonizada por Demi Moore), la cinta da una insatisfactoria sorpresa con el final, además de proporcionar un innecesario epílogo, en términos del guión, a favor de la protección de los animales. Así, de ser para toda la familia, -Fluke hace una transición gradual a un cine para infantes tipo Bambi: para ir, sólo si se quiere llevar a llorar a los niños.

Ahora ve
Cómo lograr que tu oficina aproveche las nuevas herramientas tecnológicas
No te pierdas
×