Franco Bezzi, de Ermenegildo Zegna. &#34

-

¿Cómo calificar la manera de vestir del ejecutivo mexicano? Al responder, Franco Bezzi, director general de Ermenegildo Zegna en México, hace honor a su nombre propio: “No he visto nada trágico”.

-

Con franqueza, pero sin olvidar la diplomacia, este italiano considera elegantes e interesados en la moda a los ejecutivos mexicanos, aunque observa: “Comparados con los europeos y los de algunos países sudamericanos (Argentina y Colombia, por ejemplo) tienen una forma de vestir bastante clásica, tradicional.”

-

Lo anterior quiere decir que buena parte de los ejecutivos de estas latitudes —aunque también los políticos, empresarios, intelectuales y profesionistas en general— siguen creyendo que la elegancia es un traje azul o gris oscuro, una camisa impecablemente blanca y una corbata roja o vino. “Y eso sin duda es elegante —acota Bezzi—, aunque ligeramente aburrido.”

-

En Europa, ejemplifica, se venden más sacos que trajes completos (en una proporción de 60 y 40%, respectivamente). En México, siguen vendiéndose más los segundos (70%) que los primeros (30%). “Es más difícil combinar un saco con un pantalón, una camisa y una corbata —acepta—, pero también permite jugar más con la ropa, y eso es algo importante en la moda”.

-

Pero la globalidad no deja intocado el ámbito de la apariencia. “Con la apertura comercial la moda ha tenido mayor difusión en México; el mexicano se está poniendo un poco más de color; está andando este camino”, concede Bezzi, quien llegó hace un lustro para iniciar las operaciones comerciales de Ermenegildo Zegna en el país, mismas que hoy se extienden a la producción.

-

Durante este tiempo se ha percatado de que por estos lares no escasea el hombre acostumbrado a vestir prendas de calidad; que no busca la novedad por sí misma, sino que le interesa la innovación verdadera. Justo el consumidor que firmas como la que él representa buscan en todo el orbe.

-

En su colección primavera-verano 1996 —disponible hoy en México al mismo tiempo que en Alemania, Francia, Japón o el Reino Unido—, destacan las colecciones -Sartorial y Soft. La rigurosa línea elegante y los ricos tejidos que utiliza son el sello distintivo de la primera, que recupera las grandes tradiciones de la costura italiana y las aplica a la producción industrial. La colección -Soft, en cambio, es mucho más cómoda y desenfadada, con su caída y materiales suaves.

-

Pero tanto una como la otra sugieren elegancia. “Un hombre elegante no es un hombre excéntrico —define Bezzi—; es una persona que sabe escoger lo que es apto para cada ocasión.”

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

¿Hace falta agregar algo?

Ahora ve
El agradecimiento con el que Agustín Carstens se despidió de Banxico
No te pierdas
×