Fuera máscaras

La ética no debería ser ajena al diario actuar del gobierno, de las empresas o de los organismos s

Hay quienes afirman que la ética paga. Dicho de otro modo, que actuar correctamente es benéfico –incluso rentable– para las organizaciones y los individuos. Puede sonar excesivamente pragmático o sencillamente candoroso. Lo cierto es que las sociedades, los mercados, los consumidores y los inversionistas –entre otros agentes– parecen premiar el proceder ético de las naciones (de los funcionarios públicos, por ejemplo) y de las organizaciones (empresas, sindicatos y ONGs en general).

-

Con esa y otras ideas afines en mente, Expansión –con la colaboración de la Universidad Iberoamericana– -convocó los pasados 23 y 24 de febrero al Foro “Ética en las organizaciones. Más allá de los buenos propósitos”. Allí –con un público plural de empresarios, ejecutivos, funcionarios públicos, académicos y miembros diversos de la sociedad civil– se habló en extenso de las maneras de entender la ética en los negocios, en el comercio, en el entorno laboral, en la política y en los medios de comunicación.

-

Todo hace pensar que no hay empresa eficaz ni eficiente sin lineamientos éticos. Joaquín Peón Escalante, de la UIA, recordó que algunos autores han definido a la calidad no sólo como hacer las cosas bien (“doing things right”), sino, sobre todo, como hacer lo correcto (“doing the right things”).

-

Por supuesto que no se agotó en dos días el rico tema del Foro. Quedó claro, sin embargo, que la ética empresarial debe sustentarse, entre otros, en un principio de totalidad. Héctor Zagal Arreguín, de la Universidad Panamericana, lo explicó así: “No pueden existir dos morales: una interna y una externa: o una moral para los trabajadores y otra para los ejecutivos; o una moral para los clientes y una diferente para los proveedores. La doble moral se aniquila a sí misma.”

-

Fuera máscaras, decimos aquí: el México en los albores del siglo XXI, el mismo que se quiere más competitivo en lo económico y empresarial, más democrático en lo político y más justo en lo social, no puede permitirse las viejas prácticas de la transa, de la mordida, del carrusel, del carro completo, del cochupo o del embute.

-

Con el texto de Zagal que se presenta enseguida, Expansión inicia la publicación de los materiales más relevantes del citado Foro, a los que se añadirán periódicamente artículos, entrevistas, reportajes y estudios de caso sobre el tema de la ética y los negocios, como la entrevista con Tariq Husain, del Banco Mundial.

Ahora ve
No te pierdas