Furiosa resaca

A los millones de votantes, el boleto ya nos había costado $3,000 millones de pesos, repartidos ent
Alberto Barranca Chavarría

Lejanísimo ya el eco de los discursos; el golpeteo violento de los spots, y aún el tono de los calificativos, la cuenta sigue convocando al asombro: $2,500 millones de dólares... digo, sin contar los indirectos, o mejor dicho los encubiertos, como las miles de lavadoras que el piadoso gobernador de Yucatán colocó entre el pueblo, para pagar en cómodos abonos semanales de $12 pesos... Si se prorrateara el monto de la factura entre los asistentes a la última fase de la fiesta, la danza de las urnas, la cooperación equivaldría a 37 visitas del cobrador yucateco, o si lo prefiere $477 pesos, es decir $48 dólares.

-

Ahora que a los millones de votantes ya nos había costado el boleto para la rifa del tigre, desde antes del 2 de julio, $3,000 millones de pesos, que el fisco había repartido alegremente, vía el Instituto Federal Electoral, a los partidos políticos participantes.

-

La mayor tajada del pastel se prorrateó entre PRI, pan y PRD: 30, 22 y 22%, tocándole 15 más al Partido del Trabajo y al Verde Ecologista, y el resto a la docena de representaciones políticas.

-

Lo cierto es que el presupuesto de la instancia responsable de organizar la fiesta cívica era cuatro veces mayor: $11,392 millones de pesos... con la novedad de que este año se decretó un recorte de casi 23%, que obligó a solicitar, con el consiguiente enfrentamiento con los medios de comunicación electrónicos y la Secretaría de Gobernación, que los spots de promoción del voto libre y similares se incluyeran en la cuenta oficial del 12.5 de los tiempos de radio y televisión.

-

Y conste que no hablamos de los donativos espontáneos u obligatorios entregados a las diferentes fuerzas políticas, ya los Amigos de Fox, ya los Servidores Públicos con Labastida. En forma directa o como boleto de ingreso a una cena de gala, una charreada o simplemente un frugal desayuno.

-

De acuerdo a cálculos realizados por la Agencia IBOPE, la inversión realizada por los tres principales candidatos en la contienda en cinco meses, contados a partir del 1 de enero y hasta el 4 de junio pasado, en materia de promocionales por televisión, superó en más de 2.5 tantos a la del más generoso de los anunciantes habituales, es decir la empresa L’Oréal.

-

Solamente los $190’281,000 pesos facturados a la Tesorería de la campaña del priísta Francisco Labastida  (“...lo que haré de inmediato es que todas las mujeres embarazadas tengan atención médica y todos los niños aprendan inglés y computación en sus escuelas”), superaron con creces el gasto realizado por cuatro empresas líderes: Sabritas, PepsiCo, Nestlé, y Telcel.

-

Más allá, los $125’541,000 pesos con cargo a los donativos de los Amigos de Fox (“Les garantizo que vamos a ganar, vamos a triunfar porque somos la mejor opción. Sabemos  cómo gobernar y ya lo hemos demostrado”), y los $128’541,000 con cargo a su vez al presupuesto de Cuauhtémoc Cárdenas (“El régimen y su cómplice, el pan, tienen las horas contadas. El 2 de julio a la victoria”), superaron las facturas pagadas a Televisa, TV Azteca y Multivisión por la empresa fabricante de los cigarros Marlboro.

-

Y sería ocioso intentar desglosar las cuentas por concepto de venta de espectaculares, mantas, carteles, gorras, engomados, reglas, machetes, sombreros, huaraches, máquinas de coser, videos, cuadernos, vasos de plástico, cubetas, láminas, sacos de cemento, lápices, camiones de tepetate, mariachis, cantantes, tamales, cervezas, despensas, cornetas, aviones lanza humo, pelotas, llaveros...

-

¿Se acuerda usted cuando a algún empresario bajacaliforniano se le ocurrió  fabricar refrescos Ernesto Zedillo? ¿Se acuerda de aquella inolvidable cena de magnates en casa de Antonio Ortiz Mena, en la que el PRI, bajo la mirada escrutadora de Carlos Salinas de Gortari, se atrevió a pedir donativos de $25 millones de dólares?

-

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

País pobre. Democracia rica.

-

Ahora ve
El Rolls-Royce Sweptail es el automóvil más caro del mundo
No te pierdas
×