Futuros supercerebros

Los centros de datos de internet prometen acaparar la información de la nueva economía y barrer co
Lucía Pérez-Moreno

Desde el cuarto de control del centro de datos de internet de Diveo, en Interlomas –un búnker construido en varios niveles–, el director de planta, Sergio Viramontes, vigila que no entren intrusos a las áreas críticas, que la temperatura se mantenga entre 20 y 22 grados centígrados, que los sistemas de prevención de incendios funcionen y que los enlaces de fibra óptica de alta velocidad no fallen. Cuenta con el apoyo de 43 cámaras de video, así como con toda clase de detectores y programas de software.

- -

Las instalaciones de Diveo tienen características únicas: obra civil antisísmica (está en el DF), varios niveles de energía eléctrica, dispositivos de seguridad integrales; "están incluso cubiertas contra ataques nucleares", precisa Viramontes.

- -

Por protección, esta compañía y la mayoría de los grandes centros de datos de internet (Internet Data Center, IDC) trabajan con un mínimo de personal. Sus verdaderos habitantes son los servidores de empresas, debido a que éstas, ante la imposibilidad de absorber el costo de una gran infraestructura tecnológica, les rentan poder de cómputo y asistencia técnica. Entre otros servicios que ofrecen los IDC se encuentran: hospedaje de sitios - web corporativos (web hosting), respaldo de información estratégica, renta de aplicaciones y acceso a la Red para proveedores de servicios de internet (ISP, por sus siglas en inglés).

- -

Con sede en Washington, Diveo ya opera siete de estos centros en América Latina. En agosto de 2000 abrió el primero en México y ya tiene 72 clientes. Su meta, dice el director Luis Martín del Campo, es llegar a 350 para finales de año. Del total de usuarios actuales, 40% son empresas que antes preferían pedir el servicio de hospedaje en Estados Unidos.

- -

De hecho el web hosting será, en opinión de los analistas, la primera oportunidad de negocios que explotarán los IDC mexicanos. El irregular nivel de calidad que caracteriza a los actuales proveedores favorece en buena medida dicha tendencia; en este servicio, los consumidores empresariales mexicanos todavía no están bien atendidos. Los IDC lo saben.

- -

La llegada de este concepto de negocios a México a finales de 2000 puso en apuros a las pequeñas empresas tecnológicas que ofrecen, por separado, los mismos servicios; y en particular a los proveedores de acceso a internet, que durante varios años dominaron el mercado de hospedaje. Ubicados en casas u oficinas, pocos de ellos tienen la infraestructura de un IDC.

- -

Por ello, muchas empresas grandes preferían contratar el servicio en Estados Unidos, donde tales centros están muy desarrollados. Según el director de internet de Alestra, Gerardo Barragán, son aproximadamente 80% de las grandes empresas que operan en México las que optaron por esa alternativa. Uno de los retos a corto plazo para el naciente negocio será por tanto ganar la confianza de los clientes.

- -

José Garcés Rosas, gerente de investigación de internet en Select-IDC, afirma que los niveles de seguridad representan la mayor diferencia entre los nuevos gigantes y los pequeños proveedores de soluciones - web hosting, a los que denomina "cajueleros".

- -

De entrada, los nuevos IDC ofrecen un grado de confiabilidad de 99.9% (es decir, que no fallan al cliente más de 11 minutos al mes), mientras que los ISP no pueden ir más allá de 75%. Para las empresas, cuya información tiene un valor crítico, esta diferencia es enorme. "Las instalaciones de los IDC son de primer mundo y van a darle más confianza al mercado", opina Santiago Kuribreña, consultor de Estrati, una firma integradora de tecnologías de información.

- -

Además de Diveo, otros grandes jugadores están llegando al mercado mexicano de centros de datos de internet.

- -

En octubre pasado, Telmex se alió con Hewlett Packard para abrir Triara, en Monterrey. Alestra, con su socio Concert, inició su IDC en Guadalajara en noviembre y ya tiene varios cientos de clientes. De acuerdo con información de esta última telefónica, su centro tuvo un costo inicial de $30 millones de dólares.

- -

En menos de 12 meses, los nuevos competidores desplazaron a muchos ISP que proveen servicios de - web hosting y, en pocos años más, podrían quedarse con todo el mercado.

- -

Clientela a cuentagotas
-
Para justificar sus cuantiosas inversiones en México, y considerando que el hospedaje de soluciones en la Red representa sólo la primera fase en la conquista de los mercados donde planean incursionar, estos centros de datos deberán atacar, además del tecnológico, el sector de empresas tradicionales, porque es donde más crecerá el uso de internet.

- -

El año pasado el negocio del web hosting apenas alcanzó $8.5 millones de dólares y, según Barragán, ninguna empresa llegó a facturar más de $1 millón. Sin embargo, la llegada de infraestructura más segura permitirá que crezca hasta $252 millones de dólares para 2005 y a $677 para 2010, de acuerdo con una proyección de la correduría Merrill Lynch. "Las oportunidades en este mercado son tremendas", dice Barragán.

- -

Luis Martín del Campo, director de Diveo en México, reconoce que el hospedaje en internet es un terreno casi virgen en el país. Asegura que si bien la compañía posee actualmente 120 servidores (cada uno puede albergar uno o más clientes), ya tiene capacidad para alojar cerca de 900, y que su potencial le permitiría crecer a cifras mucho mayores.

- -

Para que la demanda de web hosting se incremente será necesario atraer más empresas a la economía digital. Todavía son pocas las que tienen acceso a computadoras con internet (apenas una de cada cuatro), y menos de 10% hace transacciones B2B (negocios electrónicos de empresa a empresa).

- -

Sin embargo, un reciente estudio financiado por el Grupo Santander Mexicano estima que para 2003 el comercio electrónico en México alcanzará $1,178 millones de dólares. El año pasado fue de sólo $238 millones de dólares (menos de 0.05% del producto interno bruto del país). "Conforme se construya más infraestructura, más empresas harán comercio electrónico", se apunta en el documento.

- -

Uno de los grandes cambios que impulsará el hospedaje, de acuerdo con Garcés, será la migración de empresas de las redes cerradas (de uso interno en cada compañía) a las abiertas (internet). "Será una transición que se dará mucho más rápido de lo que unos cuantos imaginan", dice. Esto llevaría más clientes a los nuevos IDC.

- -

Barragán afirma que el web hosting de los centros de datos permite a las empresas bajar sus gastos de renovación de manera notable. "Podrán reducir entre 80 y 90% los costos en los que incurren al establecer instalaciones con semejante grado de seguridad", además de beneficiarse de las economías de escala que genera la infraestructura de este negocio.

- -

Los servicios que ofrecen los IDC mexicanos no son precisamente baratos. De hecho, están a la par o más caros que en Estados Unidos. "La ventaja para los clientes es que pueden estar más cerca de su información en caso de tener problemas con los servidores", dice Viramontes.

- -

Pero también hay frenos al desarrollo de estos centros. Merrill Lynch afirma que "hay poco incentivo para hacer - hosting en México debido a la ausencia de un NAP local". La falta de un punto de acceso a la red –Network Access Point (NAP)– en el país, hace que las empresas de hospedaje tengan que invertir más en sus redes debido a que los paquetes de información deben pasar primero por esos nodos en Estados Unidos. Este asunto ha desanimado a varias compañías a invertir en México.

- -

Una de las empresas que está esperando que se resuelva el problema es MCM, un cariar alternativo que ya tiene un pequeño IDC en sus oficinas corporativas de México y que planea abrir otros dos, en Monterrey y Guadalajara.

- -

En el campo del hospedaje, los centros de datos ofrecen básicamente lo mismo que los pequeños ISP: registro y estacionamiento de dominio, hospedaje dedicado y compartido, y coubicación, aunque con un mayor nivel de seguridad. "El mercado no ha madurado lo suficiente para que podamos ofrecer otro tipo de servicios", reconoce Gustavo Gómez, director de mercadotecnia de Hewlett Packard. Esta empresa diseñó la arquitectura de Triara y está a cargo de su operación en Monterrey.

- -

Si bien los IDC en México están concentrados en su primera fase en el nicho de hospedaje, Gómez augura que en unos años podrían ampliar su oferta a renta de aplicaciones y soluciones de negocios, tales como programas de nómina o de contabilidad. Su apuesta es que se parecerán cada vez más a los de la televisión por cable o satelital, en el sentido de que ofrecerán paquetes que, de acuerdo a la renta, darán acceso a diferentes niveles de asistencia. "Más adelante el objetivo será vender tecnología de información como parte de un servicio y no como un producto."

- -

Sin embargo, hay quienes creen que los IDC no podrán desviarse de su negocio central sin perder calidad. Luis Martín del Campo afirma que Diveo se quedará exclusivamente en el nicho del hospedaje porque la experiencia de arrendar aplicaciones no ha sido muy buena en Estados Unidos. "El modelo de renta ha tenido cierto fracaso y ha detenido el progreso de estos servicios", dice. Aun así, los grandes web hosters de la Unión Americana se están volviendo cada vez más sofisticados. Algunos, como Exodus, no sólo rentan espacios y aplicaciones sino que también venden estudios de mercado para pronosticar patrones de tráfico en internet y de uso de programas.

- -

Garcés asegura que los grandes IDC nunca van a tener mucha intimidad con el cliente por el volumen de negocios que mueven, pero que necesitarán a muchos socios para entrar a nuevos nichos. "Este es un mercado en el que habrá mucha promiscuidad", dice. Su postura es que dentro de unos años los desarrolladores de software, por ejemplo, se convertirán en socios de los IDC. "Todos los que están en el mercado de - e-business tendrán que hacer alianzas con los grandes jugadores para sobrevivir."

- -

La tendencia parece ser que los centros de datos de internet serán los albergues de todos los servicios relacionados con el comercio electrónico. El - web hosting será el negocio que más crecerá en los próximos años, pero la competencia entre los grandes jugadores se ubicará en el mercado de las soluciones empresariales para negocios digitales.

- -

"Veremos cosas más complejas cuando estos centros muevan más volumen", pronostica Garcés. Entretanto, el servicio de hospedaje en México ya inspira mayor confianza a las empresas, aun cuando todavía esté en su primera fase de desarrollo.

Newsletter
Ahora ve
LauDrive transporte ‘on demand’ para las mujeres
No te pierdas