Futuros y opciones <br>La arriesgada tra

Ante la volatilidad de los mercados financieros internacionales, los inversionistas buscan terrenos

Inmersas en una incertidumbre absoluta, las naciones que conforman los -diferentes bloques de negocio en el mundo experimentan las consecuencias de los -efectos “Tequila” o “Dragón” de manera indistinta. Sin importar la -ubicación geográfica, la interrelación que existe entre las economías, -gracias a la globalización de los mercados, ocasiona fracturas –con grados -distintos de seriedad– en las finanzas públicas de los países.

- A pesar de que las crisis mundiales mantienen denominadores comunes en los -síntomas, los gobiernos de cada nación ejecutan acciones disímbolas para -sortearlos. Es decir, mientras unos optan por reforzar la vigilancia sobre sus -instituciones y aplican en estricto la ley, otros prefieren aumentar impuestos, -recortar el gasto social o convertir la deuda privada –producto del fraude de -dos o tres personas– en pública.

- La fragilidad de algunos mercados alcanza niveles de escándalo. Por ejemplo, -las naciones asiáticas atraviesan por una situación que tiene en la sala del -quirófano a su sistema financiero. Sin embargo, Robert Rubin, secretario del -Tesoro de Estados Unidos, asegura que Japón cuenta con la “llave para la -recuperación de Asia”, aunque reconoce que los países miembros “aún -vivirán tiempos difíciles por delante”.

- De igual manera, Rusia enfrenta problemas económicos. No obstante, su -ministro de Finanzas, Mijail Zadornov, confía en que el parlamento de su país -aprobará pronto la ley que constituye la “columna vertebral” del plan del -gobierno ruso para absorber la crisis financiera que amenaza su estructura -política.

- Otro evento que mantiene en la orilla de la butaca a varios países obedece a -la caída de los precios internacionales del petróleo. La sobreproducción del -también llamado “oro negro” ocasionará que, por ejemplo, el promedio de -venta anual de la mezcla mexicana no llegue, ni de cerca, a los $12.5 dólares -por barril que estimaron las autoridades nacionales para 1998.

- Lo anterior, comentan los analistas, influye para que los gobiernos busquen, -a través de la operación con derivados, estructuras financieras más sólidas -y autorreguladas. Entidades que cumplan con el objetivo de impulsar la -intermediación, pero que contribuyan con la disminución de la incertidumbre -sobre las variables macroeconómicas.

- Las formas nuevas de operar entre los mercados exigen un sistema adecuado -para determinar los precios de los productos en juego. Asimismo, las reglas de -inversión necesitan mecanismos de cobertura para el control de riesgos que -generen oportunidades de arbitraje.

- De hecho, comentan los especialistas, varios inversionistas minoritarios -demandaron –en países desarrollados y con éxito– a consejeros, directores -generales o de administración por no cubrir a la compañía contra -contingencias conocidas.

- Sin embargo, el uso inadecuado de los derivados escribe también las -historias rojas dentro del almanaque empresarial, pues genera pérdidas severas -en instituciones financieras y no financieras. De ahí que si bien los futuros y -las opciones representan una oportunidad para protegerse de la volatilidad, -también son el dolor de cabeza de cientos de participantes que apuestan sin -conocimiento de causa.

- - RIESGO CUBIERTO
-
-
En Latinoamérica –y particularmente en México–, la experiencia sobre -los productos derivados resulta, si no deficiente, escasa; situación incómoda -ante los altibajos que presentan los mercados accionario, cambiario y de dinero.

- Para Carmen Díaz, consultora financiera de derivados en Nueva York, resulta -indispensable que los actores que intervienen en la evolución de los sistemas -financieros entiendan que los gobiernos de los países responden a eventos -globales, aunque el epicentro del sismo económico se encuentre a miles de -kilómetros de distancia.

- “Hoy en día –expresa–, bajo los esquemas en los que nos manejamos en -el mundo, llenos de una incertidumbre absoluta, donde todos los factores tanto -internos como externos afectan, las empresas y los inversionistas deben utilizar -las diferentes herramientas financieras que existen para cubrirse contra -cualquier eventualidad que pudiera suceder.”

- La globalización, para bien o para mal, afecta a las diferentes economías -de los países. Los movimientos y desajustes financieros internacionales alteran -–en mayor o menor grado– los esquemas de política financiera y, en el caso -nacional, los mexicanos experimentamos que el aislamiento y las fronteras -cerradas quedaron atrás.

- Los productos derivados, a decir de la especialista, contribuyen a proteger -el patrimonio de las personas físicas y morales. Sin embargo, su utilización -requiere de educación y conocimiento, pues el manejo inadecuado de los -instrumentos tiene consecuencias severas.

- “Aunque es relativamente fácil utilizarlos –explica–, la gente debe -conocer cuáles son los riesgos que adquiere. Cierto, son herramientas de -cobertura, pero también causan grandes daños a las empresas si no los saben -manejar. De ahí que el primer paso para utilizarlos sea conocerlos.”

- De hecho, el ámbito de influencia de los productos derivados encuentra -diferentes usos en sectores como el petrolero, de divisas, agrícola o -financiero. Gracias a la diversidad de los instrumentos, cada empresa o persona -cuenta con la posibilidad de firmar el contrato que cubra sus necesidades de -negocio.

- Díaz asegura que tanto los futuros como las opciones son mecanismos -valiosos, toda vez que cualquier compañía, asumiendo diferentes tipos de -riesgo, puede adquirirlos. Incluso, los derivados no conocen de discriminación -o regionalismos.

- “Hace años –recuerda– tuve la oportunidad de visitar a gente -cafetalera de Chiapas, que escasamente hablaba castellano. Sin embargo, el grupo -de especialistas que participamos en la operación pudimos cubrir sus riesgos -con productos derivados y sin necesidad de entrar en complicaciones. El -instrumento es muy noble y se puede utilizar en cualquier empresa.”

- Los usos más frecuentes buscan minimizar los riesgos en el tipo de cambio o -las tasas de interés. De igual forma, las personas o instituciones que compren -o vendan algún tipo de mercadería recurren a los derivados para lograr -certidumbre sobre su precio y cubrir cualquier movimiento adverso.

- Para invertir en futuros u opciones, menciona Díaz, se requiere de una -situación financiera sólida, es decir, capital suficiente para participar en -los contratos. No obstante, según el criterio de la casa de bolsa, el monto -involucrado varía, situación que facilita el acceso a los instrumentos.

- “Las empresas buscan certidumbre y una planeación financiera confiable. -Con estos instrumentos –afirma– las obtienen, pues sabrán perfectamente -cuándo hacer sus erogaciones o en qué momento recibirán sus ingresos en el -futuro.”

- - MEXDER… ¿AHORA SÍ?
-
-
En Estados Unidos, según indicadores del Mercado Internacional de -Derivados, 61.7% de las empresas –grandes y medianas– no financieras -utilizan futuros y opciones para fortalecer su operación. De hecho, una -encuesta que realizó la revista Institutional Investor a varios -directores de empresas arrojó que 74.4% utiliza los instrumentos para cubrir -riesgos; 9% para apalancar utilidades y 16.7% encuentra cómodos ambos usos.

- Cálculos de la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en -inglés) muestran que el valor de los volúmenes operados con productos -derivados en el mundo alcanza $27.1 billones de dólares, cifra que representa -entre tres y cinco veces el importe de todos los mercados de capitales que -existen. Cabe destacar que la capitalización del total de las bolsas de valores -asciende a $17 billones de dólares.

- Con cantidades de ese tamaño, el Mercado Mexicano de Derivados (MexDer) -surge como respuesta a la demanda que presentaron en los 70 los Petrobonos; en -los 80, las coberturas cambiarias y a principios de los 90 las operaciones con -Warrants.

- Entre los elementos que originaron el proyecto del MexDer sobresalen: la -promoción de la solvencia, liquidez y autorregulación de los participantes, la -creación de un negocio nuevo para los intermediarios financieros, el -aprovechamiento de los esquemas interinstitucionales y la eliminación de los -conflictos de interés.

- De ahí que la estrategia del MexDer promueva una amplia participación, -integridad de procesos operativos y normas, servicios y productos frescos, -competencia integral y respuestas “creativas” para un país que emerge de -una crisis financiera.

- Sin embargo, el inicio de las operaciones del mercado de derivados y su -cámara de compensación y liquidación Asigna atraviesa por una especie de -retraso que encuentra cierto parecido en la fábula de “Pedro y el lobo”. Es -decir, cuando en verdad apareció, nadie lo creyó.

- En varias ocasiones, los funcionarios de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) -hablaron de la importancia de crear el MexDer y, en igual número de -oportunidades, estimaron fechas de estreno que, cuando llegaron, siempre fueron -postergadas.

- Incluso, un “calendario de actividades críticas” de la BMV señala al 20 -de octubre de 1997 como el día de inicio de las operaciones. No obstante, al -cierre de la presente edición, el suspenso continuaba. De ahí que Manuel -Robleda González de Castilla, presidente de esa institución, explique: “Actualmente, -los socios liquidadores y socios operadores se encuentran en la etapa -preoperativa de pruebas, la cual finaliza a mediados del mes de julio. -Adicionalmente y, de forma paralela, se están desarrollando durante junio -algunas actividades que deberán concluir para el inicio de operaciones.”

- No obstante, menciona el directivo, la mayoría de las tareas tendrán -sustento en una infraestructura terminada y, “aunque no resulte conveniente -dar una fecha oficial, podemos estimar que para septiembre estaríamos iniciando -operaciones en este nuevo mercado”.

- La propuesta de los contratos a negociar dentro del MexDer prevé su -desarrollo en tres etapas. La primera cubrirá futuros sobre tasas de interés, -dólar, Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) y paquete de acciones. La -segunda tendrá opciones sobre IPC y acciones. Finalmente, la tercera negociará -opciones sobre bonos, dólares y futuros.

Ahora ve
No te pierdas