Ganadores y perdedores del último lustr

-

Con claras las diferencias entre las compañías ganadoras y perdedoras –que han cotizado en el mercado mexicano de valores– en términos de valor creado a los accionistas en los últimos cinco años (1993 a 1997). Las compañías más exitosas obtuvieron retornos totales anuales en promedio mayores a 59%. La más asombrosa alcanzó 92%. Las menos afortunadas presentan un decrecimiento de valor que alcanza promedios anuales negativos de 54%.

-

Dichos retornos son el resultado de la apreciación de capital de la acción más los dividendos recibidos durante el periodo. Las firmas que crean valor son aquellas que logran generar flujo de efectivo para pagar el costo del capital que emplean y que, al mismo tiempo, son capaces de invertir el flujo sobrante en proyectos de inversión con retornos proyectados superiores a los que podría ofrecer en promedio. En otras palabras, lo que valúa el mercado es el flujo de efectivo que paga la compañía comparado con el flujo de efectivo que se invierte en la propia empresa. El costo de capital es el costo de oportunidad, ajustado por riesgo, que todas las firmas deben pagar a sus inversionistas y acreedores por el dinero que estos destinan a la empresa.

-

Las empresas que destruyen valor son aquellas que el mercado supone que, aun siendo capaces de generar flujos de efectivo, no logran que estos sean suficientes para pagar el costo del capital que emplean para invertir y operar. El reto aquí es tomar iniciativas que incluyan el replanteamiento de metas estratégicas, la reorganización de sus negocios, la redefinición de sus mercados, la reducción de costos y en algunos casos, hasta el cierre de la misma empresa y el remate de sus activos.

Ahora ve
Jugadores de la NFL protestan contra un mensaje de Donald Trump
No te pierdas
×