Gas para el campo... y el Congreso

En manos de los diputados está el despegue del país o su creciente rezago.

El campo mexicano agoniza, pero Carlos Peralta se lanzó hace un año a sembrar jitomates. Un movimiento inesperado en un hombre de industria que hace una década dirigía la compañía celular pionera en México, Iusacell. Es una prueba de que la innovación y la aplicación de tecnologías a la agricultura pueden abrir un camino de salvación para el campo.

-

El presidente del Grupo IUSA se lanza sin complejos a pelear en el competido mercado agrícola estadounidense. La hidroponia, combinada con un alto grado de tecnificación, permite una productividad cinco veces superior al cultivo al aire libre. El resultado es el Rolls Royce de los tomates, un producto con un premio de 30% en el mercado de exportación. En tres años Bionatur, la sociedad creada por el empresario con socios españoles y holandeses, pretende ser el mayor invernadero de su clase en el mundo y facturar $250 millones de dólares anuales.

-

Esta bonita historia de innovación no está libre de riesgos. Y para variar, no dependen de la naturaleza de la empresa. Desde luego, no del clima, la competencia o las plagas. La queja del nuevo agricultor es la misma que la de todo el sector empresarial: el gas que necesita para calentar el agua que regula el clima del invernadero le sale muy caro. La solución, ya se sabe, está fuera de su alcance y a muchos metros bajo tierra. Pero ni Pemex tiene los recursos económicos para explotarlo, ni los bajos ingresos fiscales permitirán que lo haga en el futuro.  El mismo Peralta se retiró del concurso para los contratos de servicios múltiples de la paraestatal por considerar que había pocos incentivos para el inversionista.

-

Al final, todos los caminos conducen a San Lázaro. El Congreso inicia su periodo de sesiones el 15 de marzo y nadie espera nada productivo de sus deliberaciones, algo preocupante en este clima de estancamiento y desempleo. La recuperación de la economía estadounidense empieza a notarse y puede generar el espejismo de que todo va bien, cuando la realidad es que las inversiones se están yendo a Asia y Centroamérica.

-

En este contexto, el mundo corporativo calienta motores para las elecciones a la cúpula del Consejo Coordinador Empresarial, en mayo. El vencedor concluirá su mandato en vísperas de las elecciones presidenciales de 2006.

-

Por eso es importante que los distintos jugadores lleguen a un acuerdo al margen de intereses particulares y busquen un portavoz de consenso. El vencedor tendrá el reto de defender al sector productivo del país e impulsar que la agenda de todos los partidos incorpore esa cantinela que corre el peligro de volverse hueca de tanto repetirla: fortalecer las finanzas públicas, adecuar el marco jurídico laboral a la realidad del país y garantizar un abastecimiento energético de calidad.

-

El proyecto de Peralta es un caso claro de que donde hay una iniciativa sólida no va a faltar quien ponga el capital. Pero también demuestra que la crisis de competitividad del país no perdona a ningún sector. ¿Seguiremos así tres años más?

-

Los editores

Newsletter
Ahora ve
Imágenes muestran la embestida del vehículo en el puente Westminster en Londres
No te pierdas