Gigante de yogur

El más alto jerarca de la multinacional habla de su experiencia al frente del consorcio.
Valentín Fuentes

Hijo del fundador de una de las firmas más exitosas de la industria de bienes de consumo masivo, Franck Riboud es el estratega que ha sabido consolidar el desarrollo del consorcio que alguna vez fue familiar y que hoy cotiza en las bolsas de París y Nueva York.

-

¿Cómo empezó la firma?
El Grupo Danone antes se llamaba BSN, se dedicaba mucho más al vidrio, a botellas y a parabrisas de automóviles. En los años 70, el volumen de negocios  era de $582.9 millones de dólares y, actualmente, de $14,000 millones de dólares.

-

¿Es empresa familiar?
Es una sociedad totalmente pública la cual cotiza, y aunque mi predecesor, quien es la persona que formó esta agrupación, fue mi padre (Anthoine Riboud), no es para nada una compañía familiar.

-

¿Qué otro personaje es clave para la organización?
El español Daniel Carasso, inventor del yogur Danone. Fundó la compañía en su país, Francia y Estados Unidos. Ya cumplió 93 años y todas las mañanas está en su oficina. Danone tiene su origen en una marca española. Posteriormente se construyó el grupo con varios segmentos. Había pastas, platillos preparados congelados y frescos, salsas, agua, yogur, galletas, mostaza.

Hace cinco años, fui nombrado por el Consejo de Administración presidente y director general del corporativo.

-

¿Cuál es su estrategia al frente de la firma?
El Grupo Danone es uno de los que desarrolla el más fuerte crecimiento de volumen de negocios y una de las mejores rentabilidades. Toda nuestra táctica consiste en encontrar el equilibrio en Europa, que es nuestra cuna. Ahí donde somos los más fuertes, tenemos aproximadamente 60% de nuestro volumen de negocios; logramos 40% fuera de Europa del Oeste, y de esta proporción 31% corresponde a los países emergentes.

-

¿Cuál es la experiencia en México?
Históricamente, entramos al país con el yogur, pero también hemos agregado el agua Bonafont, y tenemos mucho futuro por delante. México es importante porque es latino y nosotros somos latinos; así que los sabores, las texturas y los aromas corresponden a lo que sabemos hacer. Las familias, los caracteres, los niños no son muy diferentes de los que conocemos. Además hay 100 millones de habitantes y, por lo tanto, muchas bocas para alimentar; la salud es muy importante.

-

¿En qué son líderes?
Danone es número uno en yogur, en volumen de agua y, a escala mundial fuera de Estados Unidos, en galletas. Nuestra estrategia consiste en centrarnos en los tres rubros en los que somos los más fuertes. Vendemos entre tres y cinco veces más productos que el segundo competidor.

-

¿Cuál es el compromiso con México?
Una empresa mundial debe respetar lo local. Nuestra voluntad es que México adopte la marca Danone porque ha crecido con ella. Todo lo que deba hacerse en el país: se hará por el país, empleos, gustos, investigación, todo en beneficio de México.

-

Nuestra política es dejar trabajar independientemente a las unidades en distintos países. Si el presidente de Danone México quiere hacer algo por la nutrición en el país, no necesita llamar por teléfono a París para tener la aprobación. Esto le crea un vínculo muy fuerte con la población local.

-

¿Cómo trabajan las oficinas locales de Danone?
Todo lo que desarrollan nuestras empresas mexicanas lo llevamos a otros países y eso es muy importante de entender porque la cultura de este Grupo está muy descentralizada. En México no hay una oficina cabeza de Danone, hay una unidad de negocios. De esta manera los  gerentes generales están en el país, concentrados en él. Nuestra ayuda, es que los mexicanos piensen que Danone es una marca mexicana; que los franceses piensen que es una marca francesa, que todos los polacos piensen que es una marca polaca.

-

¿Cuáles son los valores de Danone?
El principio fundamental de Danone es que no puede haber resultados económicos si no hay resultados sociales y viceversa, esto data de 1970. Para que haya consecuencias económicas es necesario que haya un desarrollo del hombre en la empresa.

-

¿Qué pasa cuando tienen que cerrar fábricas?
Esa es la última solución. Si debemos cerrar una fábrica o si despedir a alguien, nunca hay que dejarlo solo ante su problema de empleo. Se reclasifica a la gente siempre y eso se traduce en cuatro valores que son: humanismo, entusiasmo, apertura y cercanía. Y para estar seguro de que nuestros valores se difunden en todo el mundo, se ha instrumentado una herramienta que se llama Danone Web.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

¿Esto por su crecimiento global?
Antes podíamos transmitir la cultura y los valores simplemente hablando; ahora Danone es demasiado grande, eso fue lo que hizo necesario construir este recurso para en verdad estar seguros de que en Turquía, en China, en Argentina, en América del Norte y en México, la gente hable en los mismos términos. Fue preciso escribir nuestros principios y hacerlos validar y controlar por el Estado.

Ahora ve
Esto es lo que debes saber de las sanciones de Estados Unidos a Rusia
No te pierdas
×