Globalstar <br>La revolución inalámbri

Aprovechando las ventajas que ofrece la red de distribución de Casa Autrey, la división telefóni

Entre 1998 y el año 2000, siete megaproyectos de telefonía satelital móvil serán activados. Su introducción al mercado representa no sólo la llegada a la batalla de un nuevo servicio, sino que significará el desarrollo de la telefonía en zonas rurales de todo el mundo donde no existen formas de comunicación.

-

Estos proyectos, que básicamente cubrirán con un teléfono celular los requisitos de ejecutivos internacionales con alta movilidad en diferentes países, son impulsados por Motorola, Lockheed Martin, TRW/Teleglobe, GM Hughes, AT&T y Gates/McCaw, todos ellos gigantes de las telecomunicaciones que no cederán ante ninguna barrera económica y tecnológica para su aplicación.

-

A través de este sistema, un usuario podrá usar un teléfono celular similar a los actuales pero tendrá la capacidad de conectarse tanto a las redes celulares que ya operan como a la red de satélites.

-

Aunque el minuto tendrá un valor cercano a $3 dólares, más los costos del uso de la red, se espera contar con un mercado de 200,000 abonados inmediatos en todo el mundo.

-

Estas multinacionales, que invertirán más de $24,000 millones de dólares, sientan su apuesta en una sola razón: los potenciales consumidores de la tecnología de -telecomunicaciones cada vez exigen productos más sofisticados.

-

Integrado al conglomerado Iridium, Motorola fue uno de los primeros competidores del nuevo mercado, en 1990. A finales de este año, el fabricante de equipos podría, junto con sus socios, poner en órbita una constelación de 66 satélites.

-

Iridium dividirá su expansión en regiones como África, India, Medio Oriente y Sudamérica. En esta última región participarán inversionistas venezolanos y la telefónica italiana Stet.

-

La estrella global
-
En México, la “maravilla” tecnológica tendrá el nombre de Globalstar, consorcio que pretende convertir el territorio nacional en el trampolín idóneo para conquistar Centroamérica y el Caribe, además de cerrar el círculo virtuoso con los mercados norteamericanos del Tratado de Libre Comercio.

-

En esta operación se invertirán $60 millones de dólares, de los cuales Telefónica Autrey aportará 51%, mientras AirTouch y Loral Space & -Communications aportarán el 24.5% cada una.

-

Del mercado mexicano, para el que se proyecta un mercado superior a $2,000 millones de dólares al término del año 2000, sólo se captará 10% de los dos millones de suscriptores que se esperan tener en el primer año de operaciones.

-

La apuesta de este grupo de inversionistas para el rubro de telefonía rural es que en México sólo existen ocho teléfonos por cada 100 habitantes. “En México existen regiones donde la población sólo encuentra un teléfono, a dos horas de distancia”, dice Sergio Autrey Maza, director general de Casa Autrey, la -holding que controla los negocios de telefonía desarrollados a través de Telefónica Autrey.

-

El empresario mexicano reconoce que con el potencial de desarrollo era fundamental establecer una alianza para un nuevo servicio con posibilidades de expansión.

-

En estos meses, la empresa buscará una solicitud de concesión para interconectar el servicio con redes públicas de telecomunicaciones locales, ya que este nuevo servicio cuenta con la anuencia de un convenio -multilateral al que México se adhirió.

-

Debido al nivel de innovación tecnológica, el proyecto en México creará menos de 100 empleos, pero se prevé que el impacto económico indirecto sea superior al de los ingresos esperados en una primera fase de operación.

-

Douglas G. Dwyre, presidente de Globalstar, indicó que el impacto del costo por el servicio, estará relacionado con la necesidad de comunicación del usuario y de la cobertura que exista mediante los servicios celulares o telefonía local tradicional.

-

¿El precio? “Dependerá de la ubicación del cliente y de sus necesidades de comunicación”, advirtió Dwyre.

-

En la extensión del proyecto se buscará combinar la ventaja de la red de distribución de Autrey con la tecnología satelital de Loral, la infraestructura de aparatos de Alcatel y el liderazgo de otros asociados, entre los cuales destacan Daimler-Benz Aerospace, France Telecom, Qualcom, Alenia, DaCom y VodaFone Group.

-

Aunque el costo inicial se prevé elevado en una primera etapa, la apertura comercial permitiría, según los socios del proyecto, destacar sus ventajas tecnológicas de cobertura y eficiencia operativa frente a los sistemas de enlace vía microondas e interconexión con redes de fibra óptica.

-

El desarrollo del proyecto en México combinará las dos posibilidades de comunicación: el teléfono celular y casetas telefónicas, estas últimas en regiones económicas de baja densidad poblacional.

-

La posición del mercado azteca es tan fundamental como la de países como Rusia y China, donde las necesidades de comunicación sólo podrán ser cubiertas con tecnologías de precios aceptables y rápida instrumentación.

-

Los inversionistas de esta empresa dicen que una vez consolidado el mercado mexicano de las telecomunicaciones, los consumidores elegirán el tipo de servicio que más se adecue a sus necesidades.

-

Poco falta para que las rebanadas del pastel de los servicios personales de comunicación sean más delgadas. Bastará esperar a ver si las proyecciones de crecimiento y retorno de capital se cumplen.

Ahora ve
Así se escucha Mafalda hablando en guaraní
No te pierdas
×