Gordon Jones

-
Mauro Barona

En la capitalina Galería Pecanins es posible quedarse de dos piezas al admirar el virtuosismo de este dibujante que vuelve pasmoso lo ordinario. Torsos de mujeres sin cabeza ni brazos, piernas de hombre sexuadas, pero sin torso ni cabeza... acaban de cortar con el grillete de la imaginación la reata que nos hace salir del sueño a la vigilia y viceversa. De este -diseñador, nacido en Chicago, y que también cuela la fantasía en sus relatos y anécdotas, se ha dicho: “El dominio del dibujo académico es su principal recurso visual, pero con intención similar a la que activara el -surrealismo para instalarse en el mundo onírico, para revelar la insolitez de la cotidianeidad, para delatar la irracionalidad subyacente en los seres y en los objetos, y así significar su -extrañamiento ante la lógica, entre otras urgencias de libertad que a principios de este siglo precipitaron la imaginación en la sobrenaturaleza de las cosas...” Si quedó convencido con esta descripción, la dirección de la Galería es Durango 186, en la Colonia Roma.

Ahora ve
Cárteles de la droga y otros grupos criminales reclutan a niños indígenas
No te pierdas
×