Grietas en Nuevo León

-
Juan Cedillo / Monterrey

La carencia de obra pública derrumbó la industria de la construcción de Nuevo León en 1998 y el panorama se pinta de negro para este año ante el recorte de 4.3% del presupuesto federal para la inversión física directa. De enero a septiembre del año pasado, la obra construida en el estado se redujo en 29.6%, lo que provocó el cierre de 60 empresas. Según Ricardo Plat, vicepresidente nacional de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), hasta el tercer trimestre de 1998 el sector formal de la construcción creció apenas 0.8% a escala nacional. Actualmente la industria trabaja a 60% de su capacidad. Desde 1994 no se ha podido recuperar el nivel de empleo, ya que ese año contrataban cerca de 490,000 trabajadores, y en 1998 apenas rebasaron las 300,000 plazas. En 1999 el gobierno invertirá en obra pública $175,000 millones de pesos. Sin embargo, apenas 20% de la inversión será obra financiada, por lo que sólo podrán participar las grandes compañías internacionales debido a las condiciones que se exigen para participar en los concursos. José Francisco Guajardo, presidente estatal de la CMIC, señala que en Nuevo León sólo están en proceso cuatro obras importantes, y para 1999 no existen nuevos proyectos. La reducción del “pastel” de la obra pública en el estado ha provocado un hecho inusitado: la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción denunció al alcalde panista de Monterrey por tener empresas “favoritas” a las que encargaba las obras con costos más altos sin realizar concurso previo.

-

A pesar de que la autoridad volvió al redil, la falta de proyectos de obra pública para este año obligará al sector a enfocarse en las pequeñas obras privadas para sobrevivir.

Newsletter
Ahora ve
Roban una moneda de oro de 100 kilogramos en Berlín
No te pierdas