Guadalajara <br>Con el alma en un hilo

-

Si se le pregunta a cualquier tapatío cuál es el principal problema en ese estado, seguro que la mayoría responderá que la inseguridad pública. Y no les falta razón. Aun cuando el gobierno panista prometió abatir los índices de delincuencia, éstos han crecido al grado que los habitantes de Guadalajara, por ejemplo, viven con el “¡Jesús!” en la boca, -temerosos de ser víctimas de sujetos o grupos que han tomado las calles, los centros de trabajo y hasta los hogares para delinquir.

-

Con respecto sólo a los delitos de tipo patrimonial, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) señala que de enero a noviembre de 1995 se habían denunciado 27,606 robos, un aumento de 25.77% respecto a 1994 y el mayor índice registrado en los últimos 13 años.

-

Asimismo, reporta que el robo de vehículos se llevó el primer lugar (12,905), seguido por los que se cometen contra las personas (6,384), negocios (4,669) y casas-habitación (3,420). Lo más -preocupante es que casi una cuarta parte del total de los hurtos se dio en condiciones de violencia.

-

Sin embargo, muchas de estas cifras lucen conservadoras ante las que proporciona a EXPANSIÓN Rodolfo Chávez, reportero de la sección “Seguridad Pública” del periódico -Siglo 21. Según él, de 1994 a 1995, el promedio diario de robos a casas habitación brincó de siete a 12, a negocios de 11 a 20, y de vehículos de 25 a 50. Pero este disparo de 100% en el robo de autos es menos alarmante que los asaltos a bancos. De acuerdo con el Centro Bancario de -Guadalajara, las sucursales atracadas durante 1995 sumaron 46, contra 17 en 1994; esto es, un incremento de más de 150%.

-

Aunque para Verónica Martínez Espinoza, ex subsecretaria de Seguridad Pública del gobierno estatal, “muchas de las cifras son infladas”, no niega el aumento de los actos delictivos. Apoyada en un informe de la Dirección de Seguridad Pública del Estado, indica que el número de detenidos por robo creció de 146 en 1994 a 1,048 en 1995.

-

De los cuatro municipios que integran la zona metropolitana —Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque y Tonalá—, el primero registra los mayores índices de delincuencia, según todos los entrevistados.

-

Chávez hace una radiografía del problema y expone que los sectores más vulnerables son los asentamientos irregulares, por no contar con vigilancia, aunque el robo de autos se da con más frecuencia en centros comerciales. Por lo general, la mayoría de los delitos se cometen durante la noche, pero en el centro y en las zonas comerciales de la ciudad las horas preferidas son del mediodía hacia la tarde.

-

¿La crisis es la culpable?
-
Mientras el titular de la PGJE, Jorge López Vergara, ha atribuido en diversas ocasiones el aumento de la delincuencia a la crisis económica, Martínez considera que no son tantas las personas que roban por necesidad. “Sí, vemos —admite— que, dada la destrucción de muchos plantíos de -marihuana, las bandas dedicadas a ello se han organizado para realizar secuestros o robos a bancos y así lograr subsistir.”

-

Chávez rechaza por completo la hipótesis económica: “Otras veces habíamos tenido crisis y no se había dado un aumento tan evidente de la delincuencia”.

-

Aun cuando reconoce “muy buena voluntad” por parte de las autoridades, juzga que están actuando con estrategias equivocadas, corrupción, -descoordinación y “tibieza”, lo cual, dice, facilita las acciones -delictivas.

-

Su mayor crítica la enfoca hacia el procurador de Justicia quien, para que “no se violen los derechos humanos, impide que se actúe contra el hampa”. Así, si alguien es detenido y la PGJE considera que la detención fue ilegal —por no haber una orden de aprehensión o una averiguación de por medio—, de inmediato es liberado. Esta apreciación del organismo, que en todo caso es correcta, en los hechos, según Chávez, implica que la “PGJE está soltando a 97% de las personas que la policía pone a su disposición y sólo consigna a 3%, que los jueces también liberan porque van mal consignados”.

-

Añade que lo peor es que esta situación “ha trascendido y tenemos delincuentes de Michoacán, de Nayarit, del estado de México, que se vienen a delinquir porque aquí no hay ningún problema”.

-

A todo esto, Martínez responde que los directores de seguridad pública de la zona metropolitana están “haciendo su mejor esfuerzo” para abatir la corrupción entre los cuerpos policíacos, coordinándose entre ellos para la persecución de delincuentes y recibiendo, cuando es necesario, el apoyo de la policía estatal. Pero agrega que se necesita capacitar más al personal, más instrumentos de trabajo para que puedan desempeñar mejor su labor y que la policía cambie su manera de pensar “para que no haya -abusos y sepa hasta dónde puede llegar sin violentar las garantías -individuales”.

-

A grandes males...
-
Pensando sobre todo en las víctimas, Chávez insiste en que se debe encontrar una forma de conciliar el respeto a los derechos humanos y el combate al hampa.

-

Mario Lamas Guzmán, director operativo de la Comisión Estatal de Derechos Humanos coincide y propone una mayor capacitación de los cuerpos policíacos y una coordinación entre las procuradurías de justicia y el poder judicial. “Si se siguen cometiendo detenciones ilegales o si las averiguaciones no van bien integradas, los delincuentes continuarán saliendo libres y ello redundará a elevar la comisión de delitos”.

-

Y también han surgido otras propuestas. Las más sonadas son la intermunicipalización de los cuerpos policíacos y que el ejecutivo estatal asuma el mando de la policía de Guadalajara, por ser el municipio más conflictivo. En una reunión con el gobernador Alberto Cárdenas Jiménez, a -comienzos de año, los cuatro alcaldes de la zona metropolitana rechazaron la creación de una policía intermunicipal, alegando el respeto a la autonomía de los municipios. Sin embargo, para Martínez la medida no está aún descartada. “El gobernador dio un plazo a los alcaldes para bajar las estadísticas de delincuencia y, si no se abaten, probablemente se llegue a la necesidad de lograr acuerdos.”

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Desde su actual trinchera de ex funcionaria, sólo le queda esperar, como al resto de los tapatíos, que la delincuencia se convierta sólo en un mal recuerdo para el estado de Jalisco.

Ahora ve
“No existe un solo elemento de prueba de que yo haya recibido dinero”: Lozoya
No te pierdas
×