Guarda para estresados

-

La palabra bruxismo duele sólo de escucharla, y aunque la mayoría de las personas que habitan las grandes ciudades padecen este mal, muy pocos descubren que ese dolor de mandíbula por las mañanas no es otra cosa que estrés acumulado, reflejado en una presión constante de los maxilares y un rechinido de dientes que eriza la piel.

-

Este problema se produce también por mal funcionamiento de los maxilares, comunmente llamado “mala mordida”, y por afecciones odontológicas severas, como la parodoncia o pérdida de hueso, que a su vez genera colitis en el individuo que la padece. Ya sea que el bruxismo sea resultado de una rutina estresante  que no disminuye siquiera durante las horas de sueño, o sea producto de otras causas,  más vale preocuparse al primer síntoma y ponerse en manos de un buen dentista.

-

¿Cómo afecta el bruxismo?

-

* Debilita los dientes, haciendo que se aflojen, hasta causar la pérdida de piezas en casos severos.

-

* Provoca desgaste oclusal (disminución del esmalte, la primera capa que protege al diente, hasta llegar a la dentina).

-

* Produce caries.

-

* Genera movimientos y, en consecuencia, dientes girados.

-

* Propicia mala oclusión y, por consiguiente, mala digestión.

-

* Produce mal aliento.

-

* Llega a provocar la inflamación de músculos conectados con oídos, nariz y garganta. En casos severos el dolor llega hasta el cuello y los hombros.

-

¿Cómo se controla?

-

* Acudiendo al dentista al primer síntoma de molestia mandibular o al detectar rechinido de los dientes durante la noche.

-

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

* Utilizando una guarda oclusal: una herradura de plástico o silicón que mantiene los dientes en su lugar, conservando separados los maxilares para evitar presión, chasquidos y movimiento de la dentadura. Cabe mencionar que el precio de esta guarda oscila entre $500 y $2,500 pesos, dependiendo de qué tan severo sea el desgaste.

-

Ahora ve
Los humanos no son los únicos que luchan contra el cáncer de mama
No te pierdas
×