Hacia dónde van las redes

La red pública, con un ancho de banda ilimitado, ofrecerá nuevos servicios de información.
Marisela López Mandujano

Internet se está convirtiendo en una red de servicios múltiples, modificando poco a poco los hábitos de compra, de venta y de prestación de servicios, y es aquí donde la tecnología cumple un papel estratégico: llevar cada vez más información a un mayor número de personas.

- “El punto de encuentro entre las industrias de la computación y de telecomunicaciones tiene como resultado otra convergencia entre las empresas de telecomunicaciones, medios, publicidad y cómputo”, explica Mauricio Desdier Arcega, director de Soluciones Infocom, división de Ericsson México. Esta confluencia sucederá en dos niveles: en el tecnológico y en el de los negocios. La red pública deberá cubrir las nuevas demandas que hoy se gestan.

- Según Desdier, “internet es el primer ejemplo de esta convergencia entre telecomunicaciones y computación. Después vamos a tener una convergencia también en el nivel de conectividad, es decir, diferentes medios y diversos contenidos van a montarse en la red para distribuirse y, al final, empezará la sinergia entre empresas dueñas de contenidos, debido a la necesidad de contar con redes de distribución electrónicas para llegar al usuario final”.

- Un elemento fundamental en este proceso de transformación es el ancho de banda, mismo que ya es casi ilimitado. “La red pública que tradicionalmente transportaba voz, ahora se enfrenta a un crecimiento exponencial del tráfico de datos, que en un futuro será el de mayor volumen, además del de multimedia, entre otros”, comenta Raúl A. Lucido de la Parra, vicepresidente de Planeación Estratégica y Mercadotecnia de Ericsson.

- Para Ben Verwaayen, vicepresidente del consejo de Lucent Technologies, la amplitud del ancho de banda implica la disponibilidad que existe para ofrecer nuevos servicios en volúmenes masivos. “Las mediciones tradicionales de tiempo y distancia no van a operar, porque el ancho de banda será casi ilimitado y el acceso será a muy bajo costo”, refuerza.

Tendencias en redes públicas
Una tendencia es la rápida transición hacia tecnologías de conmutación de paquetes y protocolo IP (protocolo internet, por sus siglas en inglés). “La convergencia de voz y datos exige mantener un protocolo de datos eficiente, e IP se está perfilando como la tecnología más adecuada para cumplir con esos requerimientos”, plantea el ejecutivo de Ericcson. - “Las empresas –pronostica– ya no invertirán en tecnología, sino que pedirán a los operadores de telecomunicaciones un servicio completo”. La explicación de Desdier obedece a una realidad cada día más evidente: la tecnología avanza tan rápido, que las inversiones de hoy, mañana son casi obsoletas y su nivel de depreciación es acelerado; por tanto, las empresas buscan aplicar el modelo de outsourcing y pedir al operador de la red pública que les brinde el servicio completo, incluyendo la actualización tecnológica.

- “El equipo del corporativo más los servicios que pueda ofrecer un operador de red pública configurarán una red privada virtual (RPV), que físicamente no pertenecerá al cliente, sino que será del operador público, pero complementada con la infraestructura de cómputo o de PVX de conmutador (para transmisión de voz) que tenga el cliente”, describe Desdier.

- El segundo paso es instalar sobre esa red privada virtual aplicaciones o servicios, de tal modo que el corporativo, que es cliente del proveedor de servicios, ya no tendrá que invertir en tecnología, sino que pagará una renta mensual por el servicio y podrá despreocuparse de esa parte.

- Los operadores, no obstante, tienen que estudiar muy bien el fenómeno de las empresas grandes y medianas en cuanto a comunicaciones para empaquetar soluciones genéricas, porque el costo será significativo. “Si voy a un corporativo y ofrezco un servicio más caro que la inversión que pueda hacer, esto no funcionará”, añade el ejecutivo.

- Estas tendencias –que hacen converger los datos con la voz–, elevarán los volúmenes de tráfico y podrían saturar y aun rebasar la capacidad de la red pública. “El servicio de voz tradicional no ha logrado llenar el espacio de transporte pensado; ahora, con el advenimiento de internet, las aplicaciones de datos, el e-commerce y el e-business, el tráfico que hacía falta se completará con esta parte del servicio”, refiere.

- Verwaayen, de Lucent, comenta que hace cinco años el correo electrónico era aprovechado sólo por unas cuantas personas, mientras que hoy se envían y reciben más correos electrónicos que llamadas telefónicas en todo el mundo. Y aclara: “No es que el correo electrónico esté reemplazando a las llamadas telefónicas, sino que son un complemento.”

Ancho ilimitado
En México, cada proveedor de servicios ha tendido su propia infraestructura de transporte para no depender de otras empresas, y con ello ha surgido un problema: cómo introducir contenidos que sean transportados por esos tubos. Avantel, Alestra, MCM, Bestel y Telmex, por citar algunos, tienen redes de fibra óptica, y su reto es ofrecer servicios, pero antes deben capturar mercado. - “Esto ha repuntado ya con internet y crecerá todavía más cuando haya contenidos sobre las redes de transporte públicas. Entonces será más fácil justificar las inversiones para montar sobre esa infraestructura aplicaciones y servicios”, explica Verwaayen.

- En cuanto a las tecnologías que permiten un ancho de banda casi infinito están la conocida como SDH (synchronous digital network, por sus siglas en inglés), de alta capacidad, y la llamada WDM (wavelength division multiplexing, por sus siglas en inglés), un complemento de SDH.

- WDM es un transporte óptico que optimiza la capacidad del ancho de banda. Arely Castellón, vicepresidenta y gerente general para Latinoamérica de Ciena, empresa que ofrece soluciones ópticas, menciona que en los últimos meses ha habido un gran interés en el mercado de telecomunicaciones por las redes ópticas, “porque no hay necesidad de seguir invirtiendo en equipos y crear nivel tras nivel, cuando hoy en día todo eso se puede simplificar”.

- Estos avances tecnológicos no sólo impactarán a las empresas sino también el entorno individual. Para Castellón, obtener información es uno de los mayores beneficios de este desarrollo.

- Óscar Toulet Lazos, director general de Ciena México, refiere que la tecnología permitirá manipular el ancho de banda, expandiéndolo o encogiéndolo de tal forma que traerá también un cambio en los costos y una optimización de los recursos, pues se venderán solamente los servicios que la gente requiera.

- La reducción de costos simplemente se dará porque “el usuario final ya no tendrá sólo una carretera que le lleve la información a su casa, sino habrá 100 alternativas para eso, y éstas incluirán distintos tipos de servicios que se acoplarán a lo que él necesita: videoconferencia con internet o alguna combinación de voz con datos especiales, por ejemplo. Todo eso lo adaptarán los proveedores del servicio (ISP, por sus siglas en inglés) porque les estamos dando las herramientas”, explica Toulet.

- En algunos países, ilustra Castellón, hay guarderías con cámaras para que los padres de los niños vigilen tanto el lugar como a los infantes, a través de internet. “Cada vez hay más aplicaciones para las personas que no están involucradas en la industria de la alta tecnología”, señala la ejecutiva de Ciena.

- En Lucent se asegura que “el fin de las distancias” está próximo. Y como muestra de esto comenta Verwaayen: “En un futuro no muy lejano, varias universidades compartirán al mismo profesor emérito y, a través de un software, en tiempo real una clase se traducirá a diferentes idiomas”.

- “En unos años, en una sola factura de un mismo proveedor encontraremos ese desglose de servicios, pues él dará, a través de un mismo acceso, todos los servicios”, augura Desdier. “Hablamos de una reducción de costos y además de una forma muy moderna y automatizada de manejar los diferentes servicios que se ofrecen a nivel público –abunda–; se ahorrará en distribución, en papel, y en otras cosas.”

Derrumbe de las barreras entre sectores
Verwaayen tiene una visión global de esta convergencia y habla de una eliminación de barreras entre sectores: aquellos que solían ser independientes ahora están integrándose de diferentes maneras. “La combinación, la integración de la tecnología de la información con el sector de las telecomunicaciones es el motor que está impulsando nuevos empleos, nuevas oportunidades y nueva creatividad”, dice. - El ejecutivo de Lucent está convencido de que la mercadotecnia masiva desaparecerá eventualmente, “porque voy a tener en mi propia página web una serie de especificaciones sobre cuáles son mis preferencias; filtraré solamente lo que requiero en términos de consumo, de diversión, de entretenimiento. Todo lo que necesite exclusivamente como individuo no será masivo, va a ser individualizado”, pronostica.

- Desdier refuerza: “Todo se manejará por menús, por interfases gráficas y no se tendrá que conocer algún comando o lenguaje de máquina. Se está trabajando en protocolos que permiten que la información que está fija en la red pueda trasladarse a ambientes móviles. Ericsson está planteando una serie de alternativas y productos que llamamos wireless date o datos inalámbricos”.

- La evolución de las tecnologías de la información y de las telecomunicaciones están modificando hábitos. La sociedad móvil conectada a una red pública ya está aquí. Lograr un mayor aprovechamiento del ancho de banda es un reto y las nuevas aplicaciones están ayudando a este fin. Si hoy ya existe internet en el hogar, en un futuro también habrá servicios de videoconferencia, educación a distancia e internet por TV.

Ahora ve
Incidente tras concierto de Ariana Grande deja muertos y heridos en Manchester
No te pierdas
×