Haciendo equipo

Once empresas mexicanas de software SE unieron para sacarle jugo a los mercados interno y externos.
Sandra Plata

Pelear en las grandes ligas no es juego de niños. Incluso Softek, la joya mexicana que cubre 80% del total de las exportaciones de software nacional y vende cerca de $20 millones de dólares anuales fuera del país, ni siquiera brilla entre las 40 principales organizaciones del sector (dominado por la India, la nación líder en el ramo).

-

Ésta y otra decena de firmas nacionales ahora tienen una esperanza: Empeiria Software Solutions, una sociedad anónima de capital variable que las ayudará a vender y exportar más. Aspel Desarrollos, Asci, Hildebrando, IDS, Nasoft, Northware, Grupo Pissa, Praxis, Sinapsis, Sinersys y Softek son las integrantes del consorcio. Juntas suman ventas por $111 millones de dólares.

-

Aunque deben enfrentar a gigantes de desarrollo de software, nadie tiene garantizado un lugar  dentro de una industria cada vez más pulverizada. Las naciones con mayor participación mundial  (India, Irlanda, Israel y Rusia) apenas se llevan 5% del mercado global, valuado en $500,000 millones de dólares. "La batalla mundial para ganar contratos y trabajos de programación acaba de comenzar", dice Bruce Sinclair, de la consultora InfoAmericas, en su estudio Can Mexico Develop a Software Maquiladora Industry?

-

Primero en casa
El grupo practicará sus primeros pasos dentro del país, donde su cliente inicial será el sector público. De hecho, la industria de software fue elegida por el gobierno federal como uno de los 12 sectores estratégicos para el desarrollo económico nacional.

-

Tanto las empresas como el gobierno consideran que el ámbito nacional tiene varias oportunidades para competir en el exterior, debido a su ubicación geográfica, coincidencia de horarios y relación comercial con Estados Unidos–el mercado más demandante  en servicios de programación– y a su cercanía con América Latina, una región potencialmente importante en el consumo de tecnología.

-

En ese marco, la Secretaría de Economía (SE) presentó en octubre pasado Prosoft, un programa para impulsar el desarrollo de esta industria en México. Con tal impulso se prevé que en 2013 el sector genere más de $5,000 millones de dólares en ventas anuales, dé lugar a 300,000 nuevas fuentes de trabajo (42% directas) y una derrama económica acumulada de $19,000 millones de dólares.

-

Jesús Orta Martínez, director de Economía Digital en la SE, reconoce que hay mucho por hacer: "La industria es incipiente, está desarticulada y pulverizada." La dependencia ha detectado más de 500 compañías de desarrollo de software en el país; la mayoría tiene entre 10 y 15 empleados, y una escasa cultura de administración y calidad. Por eso el funcionario considera "relevante" una iniciativa como Empeiria, en la que organizaciones con experiencia se unen para trabajar.

-

Ahora  los empresarios esperan que el gobierno cumpla las acciones que se comprometió a realizar con Prosoft: estímulos fiscales, fuentes alternativas de financiamiento y un marco legal justo. Sobre todo, aguardan que el Estado delegue al sector privado el desarrollo de software para la administración pública.

-

Empeiria apostará a este segmento en los dos primeros años, fortaleciendo oferta y posicionamiento en el mercado interno. "En 2005 ya estaremos listos para ganar clientes en el extranjero" , dice Daniel González Nacif, presidente del Consejo de Administración del conglomerado y director general de Sinapsis.

-

El sector público tiene mucho que ofrecerles. Hay unos 27,000 empleados en las áreas de informática y, actualmente, se  pretende reducir esos departamentos contratando servicios privados. Pero se trata de un proceso "complejo, aún no saben cómo hacerlo, y se necesitará un periodo de transición", señala Orta Martínez.

-

La nueva asociación aún no tiene clientes, pero sí proyectos. En 2004, el Instituto Mexicano del Seguro Social licitará contratos de servicios de TI por $80 millones de dólares. González Nacif confía en que podrán ganar algunos de ellos. Ya están en contacto con 35 dependencias y quieren colaborar en el sistema e-México.

-

También hay mucho potencial en el sector privado. Aún existen numerosas empresas que hacen trabajos de sistemas internamente. Si contrataran a un tercero otra suerte correría para las compañías de software. Podrían pellizcar una gran porción de los $750 millones de dólares -según Select- que hoy destinan las firmas nacionales en de sistemas desarrollos propios a través de sus áreas de sistemas.

-

Para cuando aclare…
El sector de desarrollo de software en el país enfrenta los mismos desafíos que las maquiladoras: "Mano de obra cara, falta de incentivos fiscales y de financiamiento del gobierno para crecer", afirma Karen Bitran, analista senior de Software y Servicios en IDC México.

-

Según la casa de análisis de mercado, el país apenas crecerá en software 6.3% este año, muy por debajo de los dos dígitos que se alcanzaban en los 90. Pero fue un año de perspectivas más alentadoras que el pasado cuando, en medio de la deceleración económica y conflictos bélicos, todo el sector TI creció 0.6% en relación a 2001.

-

Debido a la incertidumbre del entorno, muchas organizaciones cancelaron o postergaron proyectos de inversión, lo cual afectó en mayor medida a la manufactura y las telecomunicaciones. El mercado está estancado, pero algo se mueve en el fondo. Una encuesta de Cysco Sistems (julio 2003) afirma que más de la mitad de 500 ejecutivos de empresas latinoamericanas planea hacer grandes inversiones en IT en los dos próximos años.

-

Mientras tanto, las compañías mexicanas deben recuperar el tiempo perdido. "Hay dos retos claros para la industria: la dura competencia internacional y la necesidad de mejorar la calidad de sus productos y servicios", dice Alejandra Mendoza Badillo, analista senior de Servicios en Select. Según ella, justamente Empeiria formará los "cimientos" para fortalecer a la industria nacional, uniendo estrategias, mano de obra altamente calificada y certificada en diferentes tecnologías.

-

Se buscan accionistas
A principios de este año, los representantes legales de cada una de las firmas participantes en Empeiria firmaron una carta. En ella se comprometieron a aportar capital a lo largo de 10 meses para la nueva agrupación.

-

El modelo de negocios que adoptó el consorcio es el de "empresas integradoras". Aportarán al conjunto lo que cada una sabe hacer mejor, sin perder identidad individual ni su propia cartera de clientes.

-

Para el lanzamiento, los socios invirtieron $100,000 dólares en total y aún definen si deberán aportar más dinero o buscar patrocinadores, además de encontrar más accionistas. "Ya hay cuatro empresas de buen tamaño interesadas en sumarse", dice González. Con o sin estos cambios, en su primer año de operación prevén ganar $9 millones de dólares, fundamentalmente por contratos que surjan con el sector público.

-

La asociación tomará únicamente proyectos con un valor mínimo de $500,000 dólares. Las ganancias obtenidas  por la venta de servicios se repartirán entre las firmas participantes en cada proyecto, previamente designadas por un comité técnico, y un porcentaje se destinará a mantener la operación.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Con el tiempo comenzarán a funcionar como una verdadera compañía. Designarán un director general, posteriormente desarrollarán una estructura de ventas y abrirán oficinas en otros países, iniciando por Estados Unidos. Ese esquema les permitirá obtener capacitación y certificaciones en forma colectiva, aspectos de alto impacto en  la industria de software, que resultan inaccesibles por sus  elevados costos.

Ahora ve
Expertos analizan pruebas para determinar si Pablo Neruda fue asesinado
No te pierdas
×