“Hay que cambiar la visión”

Marcelo Ebrard cree que México debe cambiar su paradigma para replicar la historia de Brasil. Explica por qué él sería mejor presidente que AMLO y cómo trataría a Carlos Slim si resultara electo
070 picf025a  (Foto: Duilio Rodríguez)
Adolfo Ortega Juárez

El mes pasado, el jefe de gobierno Marcelo Ebrard mostró su estrategia para superar a Andrés Manuel López Obrador, su principal rival en la contienda por la candidatura del PRD a la Presidencia en 2012: convertirse en el ‘Lula mexicano'. Y no pudo haber mejor ocasión que la visita del ex presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, a la capital.

"Lula es de los gobernantes de izquierda más exitosos de los últimos años", dijo Ebrard a Expansión unas horas después del encuentro con el ex mandatario, celebrado en la capital del país.

¿Qué podrían aprender los políticos mexicanos de Lula?
Siempre se puede aprender. Lo más interesante es el resultado de su gestión: 28 millones de brasileños dejaron de ser pobres en ocho años. Es un dato contundente.

¿Qué hizo Lula que no se haya hecho en México?
Básicamente, es un problema de visión, no es un tema de acciones. México sigue muy anclado en la visión de cuando se firmó el Tratado de Libre Comercio, en el consenso de los 90.

¿Cuál era ese consenso?
Reforma fiscal, laboral... ya hasta es fastidioso lo mismo. Pero hoy estamos en 2011 y en México sigues oyendo una agenda muy atrasada. ¿Cuál es la visión que se aplicó en Brasil? En primer lugar ampliaron el acceso al crédito de manera muy importante. En México estamos en 20% (del PIB), si bien nos va. Hicieron un programa de vivienda dirigido a las personas que ganan menos de cinco salarios mínimos, que no necesariamente están en el sector formal de la economía y que incluye al sector rural. Aceleraron el ritmo de expansión de la infraestructura. Una política económica de equilibrio en las finanzas públicas, dirigida a motivar el crecimiento del mercado interno. Brasil creció 7%, un poquito más.

Cada año tienes un incremento en el salario mínimo superior a la inflación, por lo tanto, a los ocho años ya estás hablando de porcentajes muy importantes de poder adquisitivo, y no tienes una inflación importante.

México tiene mejores condiciones en muchos sentidos para obtener resultados de ese tamaño. Tenemos el Tratado de Libre Comercio, tenemos petróleo a 100 dólares (el barril). ¿Por qué México no crece? Es muy difícil de entender. La élite que dirige al país está pensando en el siglo pasado, están en otra agenda.

Para algunos, Lula fue un buen Chief Marketing Officer que comunicaba al mundo la oportunidad de invertir en Brasil. En México no hacemos eso.
Necesitas resultados. No puedes salir a invitar si no tienes las condiciones para hacer las cosas. Necesitas tener objetivos claros de qué quieres. (Lula) sí fue un buen promotor y un buen comunicador, apoyado por realidades y capacidades.

Usted dijo que Pemex debería asociarse con Petrobras. ¿Qué se imagina?
Ellos tienen un desarrollo tecnológico bastante aceptable en exploración de aguas profundas. ¿Por qué Brasil sí lo puede hacer y nosotros, no, teniendo toda la experiencia que tenemos? Tiene sentido que se haga una sociedad, pero no una sociedad de un año, para cosas chiquitas; tiene que ser un plan estratégico más ambicioso.

¿Se imagina una empresa conjunta?
¿Por qué no? Podría ser. Habría que explorar las diferentes fórmulas...

Más competencia

Una de las disposiciones más polémicas del gobierno capitalino fue la moratoria de tres años que fijó para evitar que se instalen más tiendas de autoservicio y de conveniencia en áreas donde puedan afectar los mercados de colonia. El tema da pie a cuestionar la visión de Ebrard en materia de competencia.

Esta moratoria muestra una imagen poco amigable del gobierno capitalino hacia la libre competencia.
No puedes competir con ellos. Tienes una configuración oligopólica. Uno de esos consorcios domina más del 70% del suministro de muchos bienes.

¿Se refiere a Walmart?
Walmart en particular, aunque no es el único. Ahora también quieren ese mercado, el de los centros de barrio. En casi todos los países tienes que poner en la balanza qué es lo que quieres proteger. No veo la manera de que un mercado, por más eficiente que sea, compita con Walmart. Pero tampoco me imagino los centros de barrio, que son nuestra identidad, con esas tiendas en lugar de los mercados.

¿Lograrán los mercados ser competitivos en tres años?
Es un incentivo poderoso. Tampoco sería válido decir "siempre habrá un mercado por decreto". Les estás dando un tiempo. Hay muchos que se han resistido a utilizar la tarjeta de crédito. Es una desventaja muy grande. Sé que no es fácil, pero lo peor es no hacer nada.

En términos generales, ¿cuál es la visión que usted tiene de la competencia que hay en México?
A mayor espacio de competencia, mejor. Entre menos sectores de la economía tengas con oligopolio o monopolio, mejor. Eso no sólo depende de la política que hagas, pero es una inspiración importante. Deberíamos tener más televisoras, más empresas compitiendo en telefonía y servicios, más jugadores. Y utilizar la regulación para proteger el interés público. Que el usuario tenga la mayor cantidad posible de opciones y evitar conductas que vayan en contra de los consumidores, o del desarrollo tecnológico del país. Ahora, hay sectores donde casi inevitablemente, por la densidad de capital, vas a tener pocas empresas, entonces ahí tienes que tener más cuidado, porque la tendencia es a configurarse como una sola.

¿Qué habría hecho en el caso del pleito entre Telmex contra Televisa y TVAzteca?
Creo que hay que abrir la tele y reducir los costos de interconexión. Es lo que habría hecho.

¿Hay que desmantelar el emporio de Carlos Slim?
Desmantelarlo, no. Pero sí que tenga condiciones más competitivas; por ejemplo, a ellos no les han permitido participar en televisión abierta. Siempre y cuando ciertas ventajas que ellos tienen se pudieran reducir, como los costos de interconexión, permitiría que hubiese más competencia.

¿Cree que la inseguridad ahuyenta la inversión?
Creo que la percepción de inseguridad sí frena en algún grado, puede ser importante, la tasa de inversión. Quizás el impacto mayor es que te saca de la lista de países donde es más atractivo invertir. En el ámbito mundial es Brasil, Rusia, China e India. Algunos ponen a Turquía. Pero México no está. ¿Por qué? Hay razones de fondo. Te dicen: "Tu país no crece". ¿Por qué no crece? Porque tu mercado interno es estático. ¿Cuál podría ser la razón por la que crecería el mercado interno de México? No va a ser el petróleo, no va a ser el aumento del gasto. Entonces no tenemos las tasas de crecimiento convincentes para hacer inversiones de mayor escala a largo plazo en México.

¿Qué haría para que creciera el mercado interno?
El salario debiera crecer más que la inflación. Y se puede. El chiste es que cada año tengas una recuperación del poder adquisitivo. También necesitamos aumentar el acceso al crédito. Creo que es muy poco (crédito) y carísimo. Si pones tu sistema bancario, en términos de costo de intermediación, en comparación con sus países de origen, ninguno pasa el examen.

¿Sugiere una regulación para la banca extranjera?
Simplemente que hagan lo que hacen en sus países. Tú tienes que asumir un mayor riesgo en tu negocio. No tener una mentalidad de renta.

Si Ebrard fuera presidente

Marcelo Ebrard tiene enfrente una tarea quizá más difícil que gobernar una de las ciudades más grandes del mundo: ganarle a Andrés Manuel López Obrador la candidatura del PRD en la elección presidencial de 2012. Hasta ahora, ambos políticos tienen el compromiso de que el mejor posicionado en las encuestas será quien asuma la candidatura de izquierda, pero muchs creen que López Obrador impondrá su candidatura.

¿Por qué sería mejor presidente que López Obrador?
Para lo que necesita el país del 2012 al 2018, vas a tener que sumar a la mayor parte de actores, tanto en la economía como en la sociedad, y me parece que tengo una posibilidad mucho mayor a la que tiene él mismo. Dos: yo me he formado en el servicio público, es lo que sé hacer; hacer cosas, tener resultados. Vamos logrando lo que nos proponemos con el menor grado de conflicto posible. Eso es algo que creo que sí podemos lograr y con él no sabemos cómo sería.

Si usted fuera presidente, ¿qué haría en los primeros 100 días de su gobierno?
Lo que haría sería cambiar la visión, cuidar los símbolos que puedan ayudar a tener un buen ánimo en el país, y sí va a ser un viraje del barco. Es otra visión de las cosas. Tenemos que hacer crecer el mercado interno, la gente tiene que poder prosperar, y eso lo tienes que hacer en los primeros 100 días de gobierno, con la menor densidad legislativa que puedas, porque si no, vuelves al síndrome de "no me dejó el Congreso".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

¿Metería al Ejército a sus cuarteles?
Creo que hay que reducir la presencia del Ejército en muchos puntos y aumentar el control, la responsabilidad y la capacidad civil. Hay zonas del país que sólo en una emergencia probablemente hay que mandarlos, pero todo lo que implica ganarle la batalla a la inseguridad no está en manos del Ejército. Cosas tan elementales como los antros y casinos no los controla el Ejército. Los flujos de dinero, menos. Tu política respecto a jóvenes, ¿cuántos jóvenes quieres tener fuera de la escuela? México hoy tiene fuera de la escuela, entre 15 y 19 años, a la mitad de la población. Es un escándalo. Es el 52%. Eso el Ejército no lo va a resolver.

¿Qué haría diferente a lo que hizo el presidente Calderón?
Proponer para el país una visión distinta. En materia de seguridad, creo que debieron haber empezado a hacer las policías estatales mucho antes. Por cierto, no hay presupuesto destinado para eso. Se llegó a esa conclusión muy tarde.

Ahora ve
Una familia se reencuentra con su perrita después de los incendios en California
No te pierdas
×