Homosexualidad <br>¿Característica o e

-

César está enamorado, pero no puede gritarlo por todo lo alto. Está enamorado de otro hombre que, como él, prefiere –aunque no quiere– amar en silencio. No son los únicos.

-

La homosexualidad es un tabú que existe desde siempre en todo el mundo. Sin embargo, la Iglesia católica la condena y muchos son los gobiernos, principalmente de confesión musulmana integrista, que la consideran delito.

-

Aunque la Constitución garantiza los derechos individuales de cada ciudadano (entre ellos, la preferencia sexual), la tradición judeocristiana ha dado lugar a una serie de prejuicios y especulaciones hasta ahora infundadas, por lo que ser homosexual en México no es del todo fácil.

-

Juan Luis Álvarez-Gayou, psiquiatra fundador del Instituto Mexicano de Sexología, después de haber estudiado a fondo el tema de la homosexualidad en México, declara que a pesar de la supuesta libertad sexual de la que se goza en México, el colectivo homosexual es víctima constante de represiones, entre ellas la policial. “Me atrevería a decir que más de 90% de los homosexuales en la Ciudad de México han tenido la experiencia de ser extorsionados por un policía. Además, las autoridades de varias ciudades hacen razias que, disfrazadas de operativos que buscan armas o drogas, incluyen siempre la detención de homosexuales.”

-

Para Álvarez-Gayou la homosexualidad se define como “la mayor atracción preferencial para relacionarse eróticamente con personas de género propio”. Definición que dista mucho de la idea, harto difundida, de que la homosexualidad es una forma de desviación, vicio, perversión o enfermedad.

-

Pero no es la tendencia general. Muchos son los psiquiatras, médicos e investigadores que ven en la homosexualidad una disfunción de origen hormonal, anatómico o psicosocial a la que hay que dar solución. No obstante, sus averiguaciones no han podido demostrarlo. Especial mención merece la teoría del origen genético, según la cual la homosexualidad podría radicar en la región Xq 28 del cromosoma X (factor hereditario ligado al sexo). Una teoría que goza de gran prestigio pero que sólo ha probado –según el fundador del Instituto Mexicano de Sexología– que “el ser humano hereda los órganos, substratos bioquímicos y mecánicos neuro-hormono-fisiológicos, pero no la forma de responder en forma preferente a unos u otros estímulos”. Es decir, heredamos la “capacidad” sexual, pero no necesariamente la “tendencia” sexual.

-

Aunque existe una gran controversia en cuanto a cifras, algunos se atreven a afirmar que aproximadamente 10% de la población mexicana es homosexual. Sea como sea, en México existe un círculo homosexual-lésbico de gran importancia numérica y política que hasta ahora ha sido menospreciado por los medios de difusión. En radio y televisión, salvo excepciones, el tema brilla por su ausencia y, cuando aparece, se presenta generalmente asociado al Sida.

-

Ante esta situación el colectivo homosexual mexicano, como cualquier grupo marginal, ha buscado formas originales de supervivencia. En la ciudad se pueden encontrar, por ejemplo, dos publicaciones dirigidas a este colectivo. La primera, Efebos, los hombres más bellos, es una revista de bajo precio y calidad discutible, en la que aparecen fotos de varones de sexo explícito. La segunda, Boys and Toys –editada por el actor Tito Vasconcelos, conocido activista de la liberación homosexual–, goza de mejor reputación. En sus páginas se combinan artículos políticos serios e información dirigida. También circulan por la ciudad panfletos como Ser Gay o el Arca de Noé, por citar algunos.

-

En la capital hay alrededor de 30 bares y discotecas exclusivamente para homosexuales, y con el apoyo del Museo Universitario del Chopo cada año se realiza la semana cultural lésbico-gay en la que se tratan temas como la intolerancia y los derechos del colectivo. Además, desde hace varios lustros, se realiza en el mes de julio la Marcha del Orgullo Lésbico-Homosexual.

-

Entre las reivindicaciones que buscan los grupos de activistas están el derecho a la adopción, el reconocimiento a las parejas homosexuales y el matrimonio.

-

Como sea, hay que entender la homosexualidad como una realidad social.

Newsletter
Ahora ve
“Se ve progreso en las variaciones mensuales de inflación”: Carstens
No te pierdas