Hong Kong, después del terremoto

-

No cabe duda de que 1997 fue un año histórico para Hong Kong. Después de 150 años de dominio británico, el 1º de julio el territorio –de tan sólo 1,100 kilómetros cuadrados– regresó a manos de la República Popular China, convirtiéndose así en el foco de la atención internacional que veía con escepticismo el futuro de la isla.

-

Pocos meses después la región se vio sacudida por un terremoto financiero cuyo epicentro estuvo, precisamente, en Hong Kong. Y es probable que por la mente de muchos de aquellos escépticos haya pasado la idea de que el “dragón” resintió el cambio de tutelaje. Pero más allá de especulaciones –y no sólo financieras–, lo cierto es que Hong Kong sigue siendo el gran centro de enlace de los capitales que se mueven en esa zona del mundo.

-

De acuerdo con estadísticas de organizaciones financieras, la economía de la isla –orientada fundamentalmente a los servicios– es la segunda más competitiva del orbe. Y si de posiciones relevantes se trata, Hong Kong ostenta varias más: cuenta con el tercer ingreso per cápita más alto ($26,000 dólares anuales, sólo detrás de Suiza y Singapur) y las segundas reservas más gruesas, además de ser el tercer mercado cambiario más importante y el cuarto inversionista del mundo.

-

En el terreno de la productividad, los lugares de honor tampoco escasean: como ejemplo están el tercer lugar en producción de películas y el cuarto en el mercado de impresos. Y qué decir del sinfín de productos made in Hong Kong que invaden el mundo. Relojes, juguetes, calculadoras, radios, secadoras de pelo, joyería de imitación, textiles, electrodomésticos, flores artificiales y ropa forman parte de la gran ola exportadora generada en la isla. Toda esa actividad explica los bajísimos índices de desempleo (2%) que la ex colonia británica enarbola con orgullo.

-

Acorde con el gran desarrollo de la región, existe un centro de tecnología patrocinado por el gobierno, con participación de la iniciativa privada, cuyo objetivo es facilitar la transformación industrial y tecnológica de Hong Kong.

-

En cuanto a educación, este país cuenta con 12 universidades, a las que ingresan 18% de los jóvenes. Por razones obvias, la juventud es estimulada a estudiar carreras de las áreas financiera, comercial e industrial. Actualmente, la Universidad de Ciencia y Tecnología –que aspira a ser una de las más importantes de China– perfecciona sus sistemas de comunicación para poder, en un futuro cercano, impartir sus clases a larga distancia, vía Internet, audio y video.

-

El mayor problema que enfrenta la isla es el crimen organizado: usura, falsificación de documentos, piratería y, por supuesto, narcotráfico (las drogas de mayor demanda son la heroína y la marihuana). El abuso sexual –especialmente a niños– es otra de las situaciones preocupantes, por lo que se pone especial énfasis en la educación sexual. Actualmente se imparte en la secundaria, pero, ante lo agudo del problema, pronto se hará desde los primeros años escolares.

-

No obstante, la preparación de la policía es muy rigurosa. Honestidad, respeto, justicia e imparcialidad son algunos de los sólidos valores que se inculcan a quienes aspiran a formar parte de los cuerpos -policíacos. Para ellos es básico hablar inglés y chino. Y los salarios estimulan la superación: un aspirante que aprueba tres de los cinco exámenes requeridos y sólo habla chino gana el equivalente a $4,500 pesos mensuales. En cambio, aquel que aprueba todos los exámenes y habla los dos idiomas puede ganar $15,000 pesos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

En esta nueva era, bajo la tutela china, el próximo mayo se realizarán elecciones para crear un cuerpo legislativo. En este congreso –integrado por 60 miembros– se espera que haya una gran representatividad de los muy variados sectores que conforman esta pujante comunidad. Así, a pesar de los temblores financieros que aún no cesan de azotar a la región, Hong Kong sigue decidido a mantener su liderazgo y a incrementar aún más su desarrollo. Y vaya que tiene con qué.

Ahora ve
Trump busca reforzar el cerco económico a Corea del Norte con nuevas sanciones
No te pierdas
×