Hotel Teatro

Un lugar íntimo donde realmente se preocupan por consentirte.

Desde que te bajas del coche en la calle 14 y Arapahoe, sientes inmediatamente que te van a tratar bien. Situado a un costado del impresionante complejo para las artes de Denver, este elegante hotel boutique está lleno de detalles. El valet parking estaciona discretamente tu auto y el establecimiento pone a tu disposición un servicio de limusina con chofer –un Range Rover verde que te lleva a los restaurantes, tiendas o museos de la ciudad sin necesidad de dar vueltas inútiles–.

-

El establecimiento entiende que los viajeros de negocios funcionan mejor cuando están en un ambiente relajado. Por eso la decoración está hecha en tonos beige, blanco y caoba. El lujo se asoma en todos los materiales, como los edredones de pluma de ganso con cubiertas de seda cruda. Cuando llegas a tu cuarto te espera un equipo personal de yoga, con todo y yoga mat, para poder continuar con tus rutinas diarias. Si prefieres puedes bajar al gimnasio o pedir un masaje antes de la cena. El consentirte es un arte que en este sitio se toma muy en serio. Su programa Dreamaker incluye un menú de almohadas en caso de que la que tienes en el cuarto no sea tu preferida y también una serie de baños de aromaterapia sobre pedido que te relajan y reviven.

-

Si antes que nada tienes que hablar a la compañía, tu cuarto se convierte en una pequeña oficina que te permite estar comunicado en todo momento. Desde la privacidad de tu recámara tienes acceso a una conexión a internet de alta velocidad y un fax-copiadora-escáner. El mimo llega a su tope con el minibar. Antes de llegar, al hacer tu reservación, te preguntan cuáles son las cosas, productos y bebidas que te gustaría encontrar en él. La sorpresa más agradable llega cuando te das cuenta que no fue en vano dar las sugerencias. Realmente tienes a mano el agua Vittel o el chocolate belga sin los cuales no puedes vivir.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Sólo queda refrescarse y salir a cenar al Adega, quizás el mejor restaurante del oeste estadounidense. O tal vez decides ir al Tamayo, la casa de la cocina mexicana en Denver, porque te empiezas a sentir nostálgico. Si no quieres salir muy lejos, hay dos restaurantes del top chef de Denver, Kevin Taylor, en el propio hotel.

Ahora ve
Fuerzas lideradas por EU arrebatan a ISIS el poder de la ciudad siria de Raqqa
No te pierdas
×