Huella salvaje

Por casi 80 años El Oso ha lustrado los zapatos de México.
Óscar González

Un ejemplo de empresa que pasa del ámbito familiar al de gran industria es El Oso, que lleva cerca de ocho décadas en el mercado y compite con firmas de la talla de Johnson & Johnson.

- -

La historia de esta organización comenzó en la década de los 20, cuando Prisciliano Pérez, dependiente de una ferretería, descubrió que la crema de calzado que le mandaban tirar se reblandecía con el calor. Comenzó a revenderla y se convirtió en un éxito. "Al ver el resultado, decidió buscar ayuda para desarrollar la fórmula de una crema de calzado que no se resecara. Actualmente la tenemos en secreto", comenta Adolfo López, director general de la empresa.

- -

Parte de la estrategia de la compañía para continuar en el gusto de los consumidores ha consistido en seguir las tendencias de la moda. Lo mismo fabrica pastas de colores que ceras líquidas. "El mercado va cambiando, lo que se vende hoy no es lo de hace 20 años. Se tiene que ir modificando el producto para estar a la vanguardia", afirma Rubén Escobar, encargado de la mercadotecnia.

- -

En su nave de 5,500 metros cuadrados se producen dos millones de piezas al mes, que satisfacen 57% del consumo nacional. En 2001 empezarán a construir su nueva planta (de 13,000 metros cuadrados) en Toluca.

-

Ahora ve
Científicos crean la primera prótesis para tortuga impresa en 3D
No te pierdas
×