Humberto Zesati

-
IF

Managing Partner Latin Idea Ventures
36 años

-

Las financieras no suelen arriesgar su dinero en el proyecto de algunos empresarios. Su negocio es prestarlo y cobrar intereses, pero Humberto Zesati no cree que esta sea la única forma de hacer un buen negocio.

-

Piensa que México tiene grandes empresarios con poco dinero y mucho dinero en espera de ser bien invertido. ¿Soñador? La combinación de estas necesidades es un fondo de riesgo que empezó como una incubadora de empresas de internet en el tiempo del boom y que ahora se dedica a “llenar ese hueco que dejan los bancos y otras instituciones que sólo le prestan a los grandotes”.

-

La idea es apostar recursos que Latin Idea Ventures consigue con algunos inversionistas privados familiarizados con este esquema para diversificar su portafolio, ya popular en los Estados Unidos. Hace poco también lograron comprometer fondos de Nafin, del Conacyt y del Banco Interamericano de Desarrollo, a través del Fondo Multilateral de Inversiones. “Se destinan de $3 a $6 millones de dólares por empresa durante la vida de la inversión y nosotros ganamos sólo si nuestros inversionistas ganan”.

-

Pero ahí no se acaba su trabajo. Como el fondo está pensado para empresas medianas siempre es necesario involucrarse en la parte estratégica. Atraen clientes, allanan el camino con los proveedores y en general crean una cultura institucional de modo que una vez que la compañía camine por sí sola sea fácil el retorno de la inversión.

-

Hay cuatro giros en los que Zesati y su socio están altamente interesados: comunicaciones, medios, tecnología y servicios. “El último rubro lo dejamos para que cualquier esquema de negocio viable entre. Queremos ser flexibles para encontrar talento en el medio financiero, de salud, de educación y muchos otros”.

-

Esta empresa dedicada a apoyar empresarios le cae como anillo al dedo a Zesati: “Soy muy inquieto, me atraen mucho los nuevos negocios pero no soy muy innovador, más bien tengo ojo para detectar talentos.”

-

Con intereses personales que van desde el arte hasta el cine, la economía y los niños, este hombre está seguro que de emprendedor se aburriría porque seguiría en busca de más.

Newsletter
Ahora ve
La tecnología 4G llega a los celulares no inteligentes
No te pierdas