Hylsamex <br>Una revolución sin nombre

El grupo siderúrgico de Alfa le dio la espalda a la jerga de moda y promovió una revolución a la

Quien quiere demostrar que su empresa está en la ruta que conduce a índices más altos de eficiencia y productividad, difícilmente puede sustraerse a la tentación de utilizar el término reingeniería para bautizar la introducción de cambios. Éste no es el caso de Hylsamex, que ha preferido mantenerse al margen del vocabulario de moda y dejar sin nombre la revolución tecnológica que emprendió para controlar, integralmente y en tiempo real, los procesos de las nueve divisiones que forman el grupo siderúrgico de Alfa.

-

Ricardo Rendón, subgerente de Informática, explica a EXPANSIÓN que durante más de 20 años la empresa desarrolló sistemas de cómputo para simplificar los procesos administrativos y de producción, pero en 1993 se dieron cuenta de que, además de estar rezagados en el software financiero, muy pronto tendrían que enfrentar la transformación radical de la plataforma técnica de cómputo: “se veía que iba a haber un quiebre”. Hoy, la estrategia es comprar el paquete que mejor responda a las necesidades de la organización y hacer sólo ajustes mínimos. El planteamiento es lógico: si ya existen compañías especializadas en el desarrollo de paquetes, es preferible que Hylsamex les deje el campo libre y concentre sus esfuerzos en la producción de acero y sus derivados.

-

La compañía abandonó los mainframes y después de analizar las cinco opciones más avanzadas del mercado, optó por el ambiente cliente-servidor que ofrece el sistema integral R/3 de la firma alemana SAP. El propósito es implantar poco a poco los módulos principales, que son finanzas, costos, ventas y distribución, recursos humanos, producción, manejo de materiales. La parte de finanzas es la más adelantada porque para la empresa es vital conocer en tiempo real todo lo referente a información financiera, costos, cuentas por pagar, cuentas por cobrar, entre otros.

-

En lugar de hacer cambios al código fuente —que es una medida peligrosa en un software de este tipo—, Hylsamex ha optado por ajustar sus procesos al sistema. “Hay cosas que definitivamente el paquete no tiene o que no tenemos la nece­sidad de desarrollar; entonces, hacemos módulos periféricos para que puedan comunicarse con el sistema”, expresa Rendón. Por su parte, la firma alemana ha mantenido una actitud abierta para que otras empresas de desarrollo se conecten automáticamente al paquete para cubrir al 100% las necesidades del cliente.

-

Punta de lanza regiomontana
Hylsamex fue el primer cliente de SAP en América Latina, privilegio que implicó un enorme esfuerzo, pues no fue fácil convencer a los conservadores empresarios alemanes del potencial de esta empresa de origen regiomontano. El directivo señala que sus proveedores potenciales temían que el proyecto no fuera ejemplo de lo que debe ser un buen sistema. “El otro problema para nosotros era estar conscientes de que el soporte no iba a ser local... estábamos corriendo este riesgo”. Finalmente, ambos obstáculos fueron salvados: el consorcio siderúrgico demostró su solidez y SAP entró a México por la puerta grande. Ahora existen empresas consultoras mexicanas que han surgido o crecido alrededor del SAP, y aquí se incluyen compañías como IBM de México y Hewlett Packard de México, que también tienen grupos de consultoría.

-

Lo que se pretende con este tipo de sistemas “es que las operaciones de la compañía se vayan registrando en tiempo real”. Eso significa que cada dato se alimenta una sola vez para hacer una transacción única que involucra a todas las áreas del negocio. Por lógica, la organización se debe simplificar, lo que es uno de los factores indispensables para competir en el mercado internacional. Y hablando precisamente del contexto global, el directivo señala que el R/3 es ideal para las transacciones internacionales porque incluye el manejo de multimoneda.

-

Una nueva visión
“Cambiamos completamente la forma de trabajar de la gente de sistemas —apunta Rendón—. En vez de desarrolladores se volvieron implementadores de algo que ya está escrito y definitivamente por ahí hubo un proceso de cambio de la mentalidad de la gente”. Reconoce que en un principio había algo de temor entre las personas de la gerencia de Informática, pero a medida que ha pasado el tiempo han visto que ser conocedores de esta nueva tecnología lejos de quitarles el empleo les da un importante valor agregado, “lo cual me parece muy sano”. La idea es concluir el programa global el próximo año con el funcionamiento de los principales módulos en todas las divisiones. Posteriormente, por la lógica del proceso, se deberá optimizar la función de informática y aunque esto implicará un adelgazamiento del área, que ahora ocupa a 70 personas, el directivo aclara que la reducción de la nómina no es un objetivo, sino una consecuencia directa de la simplificación de operaciones.

-

Y hablando del recurso humano, explica que lo más difícil ha sido el cambio de cultura del usuario, que ahora tiene que participar activamente en la definición de parámetros durante la fase de implantación. A esto hay que agregar la urgencia de elevar el “nivel cultural informático de toda la empresa”, pues hay quienes tienen que aprender el do­minio de ciertas aplicaciones básicas.

-

En este aspecto, se puede decir que el centro de servicio Acerex lleva la delantera a sus empresas hermanas, pues desde que empezó a operar, en septiembre de 1995, administra la mayor parte de sus procesos con el SAP. Eliezer Galván, gerente de esta compañía que nació de una coinversión entre Hylsamex y Worthington Industries, señala que aplican los módulos de finanzas, abastecimientos, operación, ventas y distribución, lo que les permite manejar la mayor parte de la información en tiempo real. Lo que está pendiente es el módulo de producción debido a los ajustes periféricos requeridos para cubrir todas las configuraciones de producto y precio.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Rendón se reserva el monto de la inversión, a la que sólo califica como “relativamente alta”, y cuando habla de perspectivas y resultados, asegura: “Esto no tiene fin. El siguiente paso es conectar el SAP con Internet”. También buscarán ampliar la conexión clientes-proveedor para “hacer la cadena de valor más extendida, tratar de que el sistema realmente tenga un valor agregado para el negocio”. Enfatiza que se ha mejorado sensiblemente la calidad de la información y que ahora todos los usuarios hablan el mismo idioma; antes era la Torre de Babel, cada quien tenía su propia plataforma y “hablaba” su propio sistema, por eso la conciliación de datos era una tarea compleja.

Ahora ve
Estatuas de la Confederación, los símbolos de la discordia
No te pierdas
×