Hylsamex, un símbolo regio se derrite

Todo apunta a que esta subsidiaria de Alfa pasará parcial o totalmente a manos extranjeras. ¿Qué
Tomás de la Rosa / Monterrey N.L.

Los expertos calculan que el difícil panorama de la industria nacional del acero podría cambiar a más tardar a finales de año. Mejor aún: dicen que eso revertiría la tendencia negativa que inició a mediados de 1997 con la crisis de los países asiáticos.

- -

Pero la noticia llega demasiado tarde para Hylsamex, una de las principales siderúrgicas mexicanas, subsidiaria del conglomerado Alfa y que carga con una deuda de $1,373 millones de dólares. El diagnóstico es inequívoco: la acerera tendrá que ser vendida, total o parcialmente. Hay posibilidades de refinanciar el adeudo, afirma Francisco Suárez, especialista del sector en la correduría Afin Securities, pero cuestiona por qué Alfa debe seguir cargando con ese negocio. "Aunque no va quebrar, Hylsamex es una carga para el portafolio", sostiene. Desde su punto de vista, lo más adecuado es que se acuerde una venta parcial.

- -

A finales de marzo, Alejandro Elizondo Barragán, director general de Hylsamex, dijo que se estudiaba la posibilidad de llegar a una alianza estratégica con un grupo acerero de talla mundial, con el fin de que éste inyecte capital a cambio de una participación accionaria en la compañía; Alfa, el corporativo con ingresos por $4,580 millones de dólares, había informado a analistas un mes antes que la empresa analizaría la posibilidad de desinvertir en la subsidiaria.

- -

La entrada de un nuevo jugador en Hylsamex es inminente, expresó Barragán a Expansión en la última semana de junio, pero no reveló quién es ese nuevo jugador ni qué porcentaje de la empresa le interesa adquirir.

- -

Secuelas del dumping

- -

En tanto, autoridades comerciales de México y Estados Unidos estudian, por separado, medidas alternativas para frenar el supuesto comercio a precios dumping que ejercen productores de Europa, Asia y algunos países de América Latina. En opinión de los expertos, las posibles cuotas compensatorias que apliquen México y Estados Unidos a productos importados reanimará a las firmas mexicanas porque, además del mercado local, se beneficiarán del aumento de la demanda en el vecino país del norte, el segundo mayor consumidor de acero en el mundo. "Si se llega a una solución positiva para las acereras mexicanas, empresas como Hylsamex podrán vender a precios más competitivos", comenta Angelo García, analista de Vector Casa de Bolsa, quien señala, a manera de ejemplo, que compañías asiáticas exportan a México a la mitad del precio de producción.

- -

La subsidiaria de Alfa ha sido blanco de este comercio, añade el experto, lo que ha derivado en pérdidas operativas; su utilidad en ventas ha retrocedido de 15% en el primer trimestre de 1999, a 12.4% en el primero de 2000, a 6.8% en el tercero y a 2.2% en el cuarto; para rematar, el margen fue negativo en 0.2% en los primeros tres meses de este año.

- -

Las serias consecuencias del dumping recaen en todo el mundo, pero en el caso de México, con una producción de 15.6 millones de toneladas, se acentúan aún por la carencia de una política energética –de lo cual es evidencia el hecho de que en marzo el precio del gas natural costara cuatro veces el valor que tenía a finales del año pasado–.

- -

Ilusiones rotas

- -

Tercera siderúrgica del país, Hylsamex mejoró ligeramente en 2000 su facturación de 1999, al pasar de $1,373 millones de dólares a $1,440 millones. Sin embargo, su utilidad de operación registra un desplome de 32%, con $128 millones de dólares recabados el año pasado.

- -

En el periodo 1990-1999, posterior a la venta de otras siderúrgicas al capital privado, Alfa puso en marcha un agresivo plan de inversión por $1,600 millones de dólares para la adquisición de equipos para los diferentes procesos y desde un horno eléctrico y colada continua hasta la instalación de una planta de fierro esponja. Ello le permitió elevar su volumen de ventas en 64% en el periodo, al pasar de 1.88 millones de toneladas de acero a 3.1 millones, de acuerdo con datos de la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero).

- -

El plan de negocios respecto de Hylsamex se sustentó en créditos con instituciones financieras, algo que ahora es visto por los expertos como una mala estrategia del conglomerado industrial. "Alfa fue demasiado agresiva: ¿por qué apalancarse tanto en un sólo negocio? –cuestiona Suárez–. Eso es lo que precisamente están tratando de componer ahorita con la reconfiguración del portafolio." Desde su punto de vista, un negocio que no es rentable pero que requiere de inversiones, como en este caso, hace que se descuiden otras áreas que sí generan flujo de efectivo y tienen mejor perspectiva. "Es lógico vender parte de esos activos", afirma.

- -

Al primer trimestre del año, la deuda de Hylsamex representó cerca de la mitad del pasivo de Alfa, de $2,800 millones de dólares, mientras que sólo contribuyó con 20% de su flujo de efectivo, que hasta marzo fue de $148 millones.

- -

No responden

- -

¿Se equivocó Alfa? "Si eso dicen los analistas, es una opinión de los analistas. Por política no participamos en ese tipo de polémicas", se reserva Humberto Estrella, vocero del grupo. Barragán prefirió no responder a la pregunta y endosarla para Alfonso González Migoya, director corporativo del conglomerado, quien no estuvo disponible para comentar al respecto.

- -

Otro de los errores fue la participación accionaria de Hylsamex en Consorcio Amazonia, accionista principal de Sidor, la mayor siderúrgica de Venezuela, señala Suárez, de Afin Securities. Mediante esa operación, el grupo comprador que integró Alfa pagó al gobierno de esa nación $1,200 millones de dólares por 70% de las acciones de Sidor en 1997. La operación permitió a Alfa hacerse de 36.5% de la porción adquirida en Consorcio Amazonia, a la que de este modo se integraron Tubos de Acero de México (TAMSA), la argentina Siderar, la venezolana Sivensa y la brasileña Usiminas fueron las otras empresas que acompañaron a los regiomontanos en la transacción. Las cosas con Sidor no resultaron como se esperaba. Su crecimiento no fue orgánico, y "no está claro que llegue al punto de equilibrio para este año", añade.

- -

Hylsamex podría enfrentar el pago de una garantía suscrita por la venezolana Posven, por $14 millones de dólares, la cual incurrió en incumplimiento en el pago del servicio. "Esa es una obligación contingente que tenemos desde hace varios años – reconoce el director de Hylsamex–. En Posven participamos como proveedores de tecnología, adiestramiento, capacitación y asistencia técnica, y parte de nuestro pago lo recibimos en efectivo y parte en acciones." La participación de la compañía mexicana en dicha firma es de 5%.

- -

La falta de liquidez de Posven es una evidencia más de que los problemas por los que atraviesa la industria siderúrgica tienen alcance mundial. Su principal accionista, con 40%, es la coreana Pohan Steel and Iron Company (Posco), ubicada por el Instituto Internacional del Hierro y el Acero (IISI, por sus siglas en inglés) como la segunda mayor siderúrgica del mundo. Hasta el pasado 22 de junio, un día después de que se hicieran públicas las dificultades financieras de Posven, Hylsamex desconocía si tendría que pagar de forma inmediata los $14 millones de dólares que avaló para la firma venezolana; de ser así tendría que recurrir a una línea de crédito por $40 millones de dólares que destinó Alfa para situaciones en las que el flujo de efectivo de la subsidiaria estuviera abajo de $10 millones de dólares.

- -

De acuerdo con Suárez, el flujo de operación de Hylsamex hasta junio sería de $56.9 millones de dólares, pero al considerar la amortización de deuda y pago de intereses, sólo quedarían $21.2 millones; al añadir el capital de trabajo y la inversión de capital, la cifra resultante es $16.2 millones, por lo que, de requerirse el pago de la deuda de Posven, sería de apenas $2.2 millones de dólares.

- -

Ante este panorama, la venta total o parcial de Hylsamex, e incluso de la participación en Sidor, es prácticamente un hecho, siempre y cuando los accionistas de Alfa resulten beneficiados con la operación, dijo a la prensa Elizondo Barragán, después de la asamblea de accionistas celebrada en marzo de este año.

- -

Con una historia que se remonta a 1943, Hylsamex es uno de los mayores símbolos regiomontanos. El traspaso de su control accionario podría acabar con algunas prestaciones de los trabajadores, tal como ocurrió en 1997 con Cigarrera La Moderna, vendida por el empresario Alfonso Romo a la segunda mayor compañía fabricante de cigarrillos en el mundo, la inglesa British American Tobacco.

- -

Posibles consortes

- -

Resguardado a piedra y lodo, lo único que se ha comentado en torno a los posibles compradores es que son tres las firmas interesadas, una de Estados Unidos, otra de Europa y una más de Latinoamérica. Suárez ve más probable que sea la firma estadounidense la que finalmente se convierta en socio del grupo mexicano. "Todo apunta a que el Nafta creará bloques de empresas –comenta–. Ello da muchos incentivos para integrarse verticalmente y crear sinergias."

- -

Elizondo intenta refutar esta hipótesis. "La integración con una empresa de la región tiene lógica y sentido –arguye–. Pero no hay que olvidar que empresas de otras regiones quieren intervenir en el mercado norteamericano, para las cuales participar en una compañía ya establecida, que tiene presencia de mercado e historia, es un atractivo importante."

- -

El plazo para saber cual será el destino de Hylsamex vence antes de concluir el año, pues en enero próximo la siderúrgica tendrá que pagar un pasivo bancario por $115 millones de dólares, compromiso que ya fue refinanciado en marzo pasado.

- -

Sea cual fuere la fecha de su consumación, la operación en pos de Hylsamex quedará inscrita en un escenario de consolidación de esta industria a nivel mundial; el antecedente más relevante es la fusión entre la tercera y quinta mayores empresas del sector en el planeta, la luxemburguesa Arbed y la francesa Usinor, respectivamente. En febrero, ambas compañías y la española Aceralia (asociada desde antes con Arbed) anunciaron un acuerdo de fusión, lo que crearía la mayor productora de acero en el mundo, con ventas anuales superiores a $25,000 millones de dólares y una capacidad de producción de 46 millones de toneladas. La operación espera la aprobación de la autoridad antimonopolios europea, que habrá dado su veredicto a más tardar este 19 de julio.

- -

Esta amalgama de gigantes tendrá impacto en América Latina, particularmente en Brasil, el mayor jugador de la región; Arbed es socio mayoritario de Belgo-Mineira, el rival comercial del principal productor de acero en Brasil y quinto en el continente, Gerdau. A su vez, Usinor posee 40% de la CST (Siderúrgica de Tubarao, número tres en América Latina).

- -

Otra importante operación, calculada en $2,200 millones de dólares, fue la adquisición de la segunda mayor acerera china por parte de la líder de ese país asiático, Baoshan Iron & Steel. Medios especializados comentan que esa operación ha despertado el apetito del gigante japonés Nippon Steel Corp. y de la coreana Posco, que estarían interesadas en comprar una participación en la firma china.

- -

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La posibilidad de que en el corto plazo cambie el panorama para la industria no es del todo intrascendente para Hylsamex; incluso una mejora en los precios del gas natural podría impulsar la valuación de la empresa y generar más valor para sus accionistas. "Cuando los número mejoran, la necesidad de vender es siempre menor, pero del otro lado los términos de la venta mejoran –dice Stefaan Peeters, analista bursátil de Accival Casa de Bolsa–. El arte de comprar y vender es vender cuando se ve bien la empresa." Todo apunta al mismo hecho.

-

Ahora ve
La defensa de Javier Duarte apela la vinculación a proceso
No te pierdas
×