<i>Francia</i> <br>Avanza con prudencia

-

Actualmente existen 365 empresarios franceses instalados en México y 228 de ellos tienen una participación mayoritaria en las sociedades que han conformado con mexicanos. El capital galo representa $1,700 millones de dólares, lo que significa 3% de la inversión extranjera en el país, la sexta más importante y la segunda en flujos de capital durante los últimos cinco años. Las sociedades francesas han creado unos 50,000 empleos en territorio mexicano.

-

Aunque cautelosos, los empresarios galos consideran a México como un destino potencial y poderoso para invertir, pero afirman que la crisis requiere de una minuciosa estrategia que asegure sus dineros. Entre los principales inconvenientes subrayan la fluctuación de la moneda mexicana; para algunos, la inexistencia de una democracia “madura” y la mayoría espera ansiosa la firma del Acuerdo Franco-Mexicano de Inversiones, programada para el primer semestre de este año.

-

Por otro lado, opinan que las crisis dan la oportunidad de diversificar y fabricar localmente productos que, de otra manera, habrían sido importados. Y es allí donde muchos encuentran un buen nicho para desplegarse por el territorio azteca.

-

El Centro Francés de Comercio Exterior (CFCE) basa precisamente en este último punto la estrategia que recomienda a los inversionistas que ya están aquí: tratar de limitar al máximo los productos de importación, para beneficiarse de las compras locales, aprovechando el desplome de la divisa mexicana frente a las monedas fuertes.

-

Y los inversionistas atienden dicha observación. Michel Pinot, director general de la cadena francesa de supermercados Carrefour, implantada en México en 1993, señala que la devaluación impactó débilmente en sus ventas porque sus productos importados son mínimos. Pero, aun así, declara que dicha estrategia estuvo congelada por varios meses en 1995 “por la incertidumbre que provocó la flotación de la divisa mexicana”.

-

Por otro lado, opina que la crisis aumentó la competitividad de los productos mexicanos hacia la exportación, por lo que Carrefour aprovechará el momento para triangularlos hacia los mercados europeos y del Mercosur. Asimismo, afirma que el éxito de su empresa radicó en la fórmula de supermercados de descuento y en su asociación con la cadena mexicana Gigante, en 1994. Para 1996 se programa la apertura de dos nuevas tiendas.

-

Por su parte, Jean Michel Brault, director del Departamento Internacional de Lyonnaise des Eaux (accesorios, ingeniería y tratamiento de aguas), piensa que la actual crisis traerá beneficios al país en el largo plazo. En su ámbito, sólo lamenta la carencia de una ley federal, “que frena las inversiones de servicios y de agua, porque la reglamentación puede cambiar de un estado a otro”.

-

En todo caso, asegura que el grupo galo, uno de los más poderosos de Europa, está dispuesto a invertir hasta $200,000 millones de dólares anuales en México, a partir de este año, cuando espera instalarse definitivamente e instalar contadores de agua y un sistema de informática de cobro y asistencia a clientes y, en el marco de la privatización del servicio, “tal vez pueda sustituir a la Comisión de Aguas”.

-

El ojo en las privatizaciones
-
Ejecutivos de la petroquímica francesa Elf Athochem, candidata a la privatización de este sector en México, sostienen que este país “es importante por su propio mercado y como región prioritaria para expandirse hacia los de Estados Unidos y Canadá”.

-

Sin embargo, Catherine Casseville, responsable de inversiones en México, reconoce que la inestabilidad financiera ha postergado nuevos proyectos de expansión. La empresa está en México desde hace cinco años, a través de sus filiales Polímeros de México y Química Franco-Mexicana. La primera maneja un capital de más de $100 millones de dólares y emplea a un millar de personas.

-

Otras empresas interesadas en participar en las privatizaciones mexicanas son CEG Alsthom, Systra y Aeropuertos de París. Las dos primeras en la zona ferroviaria del centro del país y la última en las concesiones de aeropuertos.

-

Por otra parte, Saint-Gobain acaba de invertir $130 millones de dólares para construir una fábrica de vidrios y planea invertir otros $200 millones para abrir nuevas centrales. Valeo (partes para automóviles) programa abrir dos plantas adicionales a las cuatro existentes; Danone (productos lácteos) acaba de invertir $40 millones de dólares en su segunda planta; Alcatel (comunicaciones), $100 millones en su nuevo centro de operación; y Legrand (material eléctrico) abrirá su segunda planta en septiembre de este año.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Christine Chauvet, ex secretaria de Comercio Exterior de Francia, considera que los empresarios además están interesados en invertir en infraestructura, turismo, telecomunicación. Informa, que el convenio de protección de inversiones entre ambos países pretende eliminar la discriminación frente a Estados Unidos con respecto a servicios financieros y de telecomunicaciones.

Ahora ve
El papel del gobierno de Obama sobre la presunta injerencia rusa en elecciones
No te pierdas
ç
×