¡Igualdad, igualdad!

Sindicatos de la UE y de México demandan que se les reconozcan sus derechos en el TLCUE.
Marco Appel/ Bruselas

Organizaciones sindicales de México y Europa demandaron oficialmente, al gobierno de Vicente Fox y a Bruselas, la anexión de un protocolo de derechos laborales al Tratado de Libre Comercio bilateral (TLCUE). “Hay una contradicción”, argumenta el español Juan Moreno, representante para América Latina de la Confederación Europea de Sindicatos (CES). Las constituciones de México y de los países miembros de la Unión Europea, así como la nueva Constitución Europea, amparan los derechos básicos de los trabajadores, el TLCUE no.

- Esta confederación representa a 60 millones de sindicalistas europeos y es el único órgano del sector al que los gobiernos comunitarios reconocen como interlocutor porque forma parte del Comité Económico y Social de la UE.

- Del lado mexicano hay unanimidad a favor de la iniciativa: tanto la Confederación de Trabajadores de México (CTM), como el Frente Auténtico del Trabajo (FAT), pasando por la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), plasmaron su firma de apoyo.

- Los solicitantes están preocupados de que todavía no se haga referencia a la negociación de mejores condiciones de trabajo en México, o a medidas del empleo, a pesar de que el TLCUE habla en su artículo 36 de “armonizar el desarrollo económico y social” de ambos socios.

- El protocolo que proponen, incluiría como mínimo los cinco principios refrendados en 1995 por la Cumbre Social Mundial de la Naciones Unidas y retomados por la Organización Internacional del Trabajo (OIT): libertad sindical, derecho de negociación colectiva, prohibición del trabajo forzoso, prohibición del trabajo infantil y la no discriminación.

- Su hipotética aprobación abriría un nuevo canal de intervención europea en supuestas violaciones a las garantías laborales en México cometidas por sus empresas, y viceversa.

Newsletter
Ahora ve
Theresa May activa el proceso para empezar el ‘brexit’
No te pierdas