<i>Intrapreneurship:</i> el espíritu <b

Las compañías que no arriesgan corren un peligro mayor: extinguirse.

Hay evidencias empíricas de que un comportamiento emprendedor mejora el desempeño de las empresas al incrementar la voluntad para tomar riesgos y desarrollar nuevos productos, procesos y servicios. La disciplina que contempla la innovación y la creación de negocios dentro de los existentes se denomina intrapreneurship. El término se deriva de entrepreneur, que en francés significa emprendedor, empresario.

-

William Bygrave hace una analogía sobre los dinosaurios y las organizaciones incapaces de evolucionar: ambos se extinguen al fallar en su intento por adaptarse.

-

Sin embargo hay ejemplos de firmas que han sido capaces de reinventarse como mecanismo de adaptación, situación que se facilita al poseer espíritu emprendedor.

-

La adopción de cambios tecnológicos por parte de compañías puede fracasar debido a causas como: a) la estructura  burocrática; b) la complacencia y el sentimiento de invulnerabilidad; c) la carencia de previsión; d) las inversiones anteriores basadas en la tecnología tradicional, que acumulan costos hundidos y crean renuencia a abandonar la visión conservadora del negocio; y e) los éxitos pasados, combinados con la intolerancia al fracaso, que refuerzan la forma tradicional de operar.

-

El poder del pensamiento emprendedor radica en la visualización de una oportunidad. Esto incluye no sólo la generación de nuevos productos y servicios, sino también, entre muchas otras cosas, la utilización de nuevos paradigmas en el manejo del personal, que frecuentemente conducen a  instituciones menos jerárquicas, con líderes capaces de dirigir y motivar a sus colaboradores. Las firmas que adoptan un comportamiento de esta índole tienden a ser más pequeñas y flexibles, reflejando la cultura de trabajo particular del emprendedor. A pesar de ser frecuentemente dirigidas por líderes visionarios, su éxito se debe principalmente a un equipo de trabajo dedicado y capaz.

-

La orientación emprendedora de una organización se explica en cinco dimensiones: 1) Proactividad: es la actitud que pretende anticiparse a problemas. 2) Innovación: la capacidad de romper viejos paradigmas y descubrir constantemente nuevas formas de hacer las cosas. 3) Riesgo: la cultura de castigo al fracaso propicia que los miembros de las empresas no se arriesguen, haciéndoles perder su espíritu emprendedor. 4) Agresividad en la competencia: las personas (o compañías) con espíritu emprendedor no se amilanan ante sus competidores; inclusive son ellos quienes eventualmente los impulsan a mejorar al plantearles retos. No temen contender, saben perder y toman las derrotas como enseñanzas. 5) Autonomía: las firmas que pretenden que sus colaboradores emprendan deben propiciar un clima de libertad.

-

Las organizaciones que han perdido el espíritu emprendedor se anquilosan, empolvan y mueren. La tarea que deben realizar para recobrar tal esencia es ineludible. Si no se transforman podrían extinguirse… como los dinosaurios.

-

* Director del Centro de Desarrollo de la Empresa Familiar en el ITAM.

Ahora ve
No te pierdas