<i>Japón</i> <br>Una minoría esperanza

-

Mientras la inversión total japonesa a América Latina representa cerca de 10% de sus capitales fuera del país —México recibe menos de 0.5%—, a los países asiáticos en conjunto han llegado $65,071 millones de dólares.

-

En todo caso, según el Ministerio de Finanzas de Japón, la inversión directa en México durante el periodo abril de 1994 a marzo de 1995 sumó poco más de $613 millones de dólares, un incremento de más de 1,000% respecto al mismo lapso del año anterior, gracias a las inversiones en las plantas de autopartes, principalmente.

-

Para Yasuyoshi Ota, gerente general para Europa y América de Grupo Itochu —comercializadora de multimedia, desarrollo de recursos naturales y negocios financieros, que agrupa a más de 800 subsidiarias y compañías asociadas en el mundo—, si bien es bueno el argumento de que México es hoy parte del TLC, “no es suficiente para atraer inversiones japonesas”.

-

Señala que, por un lado, la situación del país es inestable “y una inversión es algo que dura mucho”, y por otro, los empresarios todavía están muy prejuiciados, porque la verdadera situación de México no está bien informada en los medios nipones. “Hablan de la crisis y de las notas rojas, pero no informan cuando la balanza comercial está mejorando, por ejemplo”, señala. A pesar de esto, según él, los empresarios no deben olvidar la favorable posición geográfica del país y el alto nivel de disciplina de los mexicanos: “No hay duda de que quien quiera penetrar a los países del TLC necesita una base de producción en México”.

-

A pesar de que la inversión de Itochu en México es modesta ($5 millones de dólares) comparada con otras empresas niponas, el grupo parece no perder las esperanzas de que la situación mexicana mejore. Hace tiempo realizó una coinversión con un estadounidense para producir pollo en México y exportarlo a Japón. Pero luego, con el alto nivel del peso mexicano, no podían competir con los productos chinos y tailandeses. “Con la actual devaluación de la moneda azteca nuestra esperanza en esta coinversión mejora”, añade Ota.

-

Además, opera una pequeña inversión de distribución de juegos de Nintendo y comienza a distribuir material médico y llantas para el mercado secundario. Asimismo, analiza la posibilidad de participar en plantas de energía y en el mejoramiento de refinerías de Pemex, a través del sistema VOT (View, Operate and Transfer ).

-

El estratégico sector automotriz
-
Por otra parte, el que la industria automotriz haya sido uno de los sectores más afectados por la crisis, lógicamente repercute en el comportamiento de Nissan Mexicana, la empresa nipona líder en México por el valor de su inversión y que emplea a 8,000 personas.

-

Consultado por EXPANSIÓN, Masao Horie, su director general, sostiene que la compañía enfrenta pérdidas muy fuertes, fundamentalmente por los problemas de los bancos mexicanos. Añade que, sin embargo, continúa con una amplia capacidad productiva en Aguascalientes y que habrá nuevas inversiones e incremento de empleos. Se refiere a que para finales de este siglo existe la posibilidad de que Nissan Mexicana fabrique el modelo -Sentra para el mercado de Norteamérica, lo que provocaría que algunos proveedores japoneses empezaran a invertir en el país.

-

Por otra parte, otros inversionistas nipones siguen avanzando en el rubro automotriz y en el de la electrónica. Son los casos de Yasaki, productora de arneses que, según Horie, es la más grande empleadora japonesa, con 27,000 trabajadores; Yorozu, Yamakawa y Takata, también del sector automotriz, y las electrónicas Sanyo, Hitachi y Matsushita, las cuales anunciaron el deseo de ampliar sus inversiones aquí.

-

Honda, cuya inversión se calcula en $50 millones de dólares, se dedicará a producir vehículos para el mercado doméstico; Kansei (que en México se conoce como Kantus Mexicana) pretende trasladar de Japón a México la producción de velocímetros para venderlos en el mercado estadounidense; Yamakawa, fabricante de autopartes, trasladará algunas operaciones a Aguascalientes, lo que representaría una inversión de al menos $30 millones de dólares.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Aunque las cifras no son impactantes, en cualquier caso hablan de la confianza que una minoría de empresarios nipones tiene en México. El ejecutivo de Itochu rubrica: “Estamos interesados en las nuevas posibilidades de México, como un país que está madurando, lo que, junto a leyes más adecuadas, permitirá el advenimiento de nuevos capitales”.

Ahora ve
Opositor Antonio Ledezma escapa de arresto domiciliario y sale de Venezuela
No te pierdas
×