Incubando ganancias

En 2005, los fondos de inversión serán más agresivos, pro activos y accesibles. En pocos años, r
Luis Felipe Nieto

Una avalancha de hechos en 2004 fue el anuncio temprano de un nuevo ciclo expansivo en la industria. No por nada fue el tercer año con más actividad en toda la historia de la industria de fondos (se lanzaron seis más que en 2002 y 2003 en total).

-

Todo esto para captar a la gran demanda de inversionistas insatisfechos con sus rendimientos y el servicio que, por mucho tiempo, los grandes grupos financieros bancarios han acaparado y que los operadores independientes luchan por atraer.

-

Los fondos de inversión crecieron cerca de 10% alcanzando un valor de mercado de $395,000 millones de pesos en captación, provenientes de 800,000 inversionistas. Este mercado se ha convertido en la fuerza motriz dentro de las inversiones financieras en México. Su monto equivale a 5.4% del PIB y a 29.17% de la captación bancaria tradicional (versus 11.2% de hace una década). Con este empuje se estima que en unos años representará entre 10% y 15% del PIB. En España, por ejemplo, ya equivale a 37% y en Estados Unidos más de 60%.

-

Aunado a lo anterior, la industria ha direccionado sus energías en torno a:

-

* Volver más líquidas y de más corto plazo las carteras de inversión de los fondos (por el incremento y alza en las tasas primarias de interés a inicios de 2004).

-

* La implementación de una escala ampliada para diferenciar el riesgo tasa de los fondos, de uno a siete (en vez de uno a cuatro), por parte de las calificadoras Fitch y S&P.

-

* El lanzamiento de las primeras generaciones de subproductos, denominadas series y clases accionarias. Esto amplió la oferta a más de 1,000 alternativas bajo un modelo de estratificación de rendimientos según el saldo de la inversión.

-

* La adquisición de empresas y fondos: Bursamex con Actinver; Bankboston con Bank of America; Genera con Principal; Ofin y Arka con Banco Ve por Más; fondos de Vanguardia con Ixe, entre otras.

-

* La integración de nuevos operadores independientes como Skandia y SEI Compass; Fondika como alternativa a Más Fondos en la distribución de fondos; alianzas comerciales entre GBM y Santander con American Express; y procesos de incubación de nuevas marcas que iniciarán operaciones en 2005.

-

* Nuevas estrategias comerciales para promover fondos con fines de retiro, aprovechando las exenciones fiscales de los rendimientos (el art. 109 de la ley del ISR, marca cinco años de vigencia de la inversión y 60 años de edad cumplidos).

-

* La introducción de nuevas categorías de fondos:
- Referenciadas al sistema internacional de cotizaciones (SIC) con una administración de activos que replica los índices Dow y Euro, abriendo la posibilidad para que los inversionistas accedan a estas bolsas vía fondos.
- En acciones con garantía del capital a través de notas estructuradas en sus carteras de inversión. Así, los inversionistas no pierden capital aun cuando baje el precio de sus títulos de inversión en fondos.

-

Lo que vendrá
Uno de los retos para los estrategas comerciales será el aumento de la captación en el segmento de deuda para personas físicas. Si las empresas no crecen sus mercados tendrán problemas financieros. En toda la historia del mercado de fondos, éste ha sido el segmento natural por excelencia y la columna vertebral. Es el más importante por el número de clientes (700,000), número de fondos (181 de 413 ), y su captación ($230,000 millones de pesos, 58% del total del mercado de fondos).

-

Sin embargo, su nulo crecimiento en el último año y medio lo marcó, lo posicionó como el de peor desempeño de los segmentos de fondos. Desde el segundo trimestre de 2003, con cifras deflactadas, la captación disminuyó a pesar de introducir 24 nuevos fondos para acercar el capital relacional de los clientes.

-

Otro gran reto para 2005 serán los rendimientos, un factor que deberán resolver los estrategas de fondos y consejos de inversiones para ganar penetración. El año pasado sólo 131 fondos pagaron rendimientos por encima de la inflación, mientras en 2003 hubo 279 fondos que lo hicieron. La misma tendencia ocurre respecto al promedio de Cetes a 28 días: bajaron de 136 a 74 los fondos que pagaron por arriba de este parámetro. Para cambiar esta composición y, si el entorno económico y político lo permite, los inversionistas deberán volver a invertir en instrumentos de más largo plazo y mayor riesgo.

-

Como una reacción lógica de la oferta, hoy casi la totalidad de los operadores ofrecen la conveniencia de invertir entre 10 y 30% en renta variable, con la finalidad de mejorar la mezcla de rendimientos de los portafolios integrados primordialmente por instrumentos de deuda. Esto seguramente prevalecerá en la primera mitad de 2005, fortalecida por la demanda que originarán las propias empresas de Afores y Siefores.

-

Entonces, ¿qué esperar en 2005? Se verá industria más dinámica y con mayor dominio del mercado financiero. Más global porque de las más de 40 empresas (operadoras y distribuidoras) dedicadas a fondos en México, 12 mantienen presencia en otras regiones y países del mundo.

-

Habrá más competencia entre los grupos bancarios que estarán adoptando posiciones menos defensivas y más ofensivas para competir contra operadoras independientes más agresivas y propositivas.

-

Por ello, habrá consolidaciones en el grupo dominante, nuevos jugadores y distribuidoras, adquisiciones y nuevas operadoras de nicho.

-

También la industria estará cada vez más alineada con la previsión y planeación patrimonial, esto es, ligadas a Afores y aseguradoras bajo un solo direccionamiento estratégico por la sinergia potencial. Ya son más de 10 las operadoras que, además, dentro de sus grupos cuentan con una Afore o aseguradora. Esto generará una explosión de nuevos productos y alternativas comerciales diferentes.

-

La industria de fondos estará cada vez más conectada con el individuo y con la empresa inversionista. Por sus características intrínsecas, los fondos ofrecen una mejor asesoría y servicio a diferencia de los procesos masivos involucrados en la captación tradicional y depósitos bancarios que, aunque hoy dominan el escenario, su futuro se acorta. Se estima que la captación de estos depósitos es superior a $1,300 millones de pesos siendo la principal fuente de crecimiento y competencia de los fondos.

-

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Lo que veremos será una industria cada vez más sofisticada en sus procesos internos, pero también más accesible a los inversionistas pequeños y medianos. Estará más soportada en el desarrollo de nuevas tecnologías que harán posible acceder por distintos dispositivos vía internet, telefónica e incluso vía tarjetas de crédito como una práctica común en productos de seguros o de ahorros programados de largo plazo.

El autor es director General de Advisory Mutual Funds, Consultoría Estratégica en Fondos de Inversión.

Ahora ve
‘Despacito’ se convierte otra vez en un éxito, pero en su versión con arpa
No te pierdas
×