Indicador empresarial. El optimismo por

La gran mayoría de los hombres de negocios consultados por Expansión (80%) ve negro el futuro inme

Mientras México, sus trabajadores y empresarios, padecen los efectos de la recesión, sigue discutiéndose el manejo que se le ha dado a la crisis.

-

En la reunión del Grupo de los Siete, en Halifax, se debatió acerca de la crisis mexicana -la primera del siglo XXI", como la llamó el director del Fondo Monetario Internacional (FMI)- A nivel internacional, sigue la polémica acerca de la fragilidad de los mercados emergentes por especulación monetaria globalizada y de un mayor control financiero del FMI sobre los países para evitar poner en riesgo los mercados financieros.

-

Mientras tanto, en México se aprecia la cara real del fenómeno: quiebra de empresas, desempleo creciente, crisis de confianza, altas tasas de interés, agudización de los problemas sociales y políticos, incremento desmesurado de la cartera vencida de los bancos, rescate financiero de la banca por el gobierno, etcétera.

-

¿Del éxtasis a la agonía? La marcha de los acontecimientos ha dado un mentís al discurso sostenido durante las dos pasadas administraciones y, por supuesto, ha influido negativamente ánimo de los mexicanos.

-

En el ámbito de los negocios, el optimismo de los empresarios y ejecutivos sobre el futuro del país alcanzó el nivel más bajo de los últimos 10 años. Desde 1988 el optimismo de los participantes en este Indicador Empresarial se mostró en ascenso, pero a partir del segundo semestre de 1994 empezó a decaer y se transformó en pesimismo.

-

La mayoría de los hombres de negocios consultados (86%) considera que para el segundo semestre de 1995 el ambiente para los negocios será desfavorable o muy desfavorable. Esta situación contrasta con la del primer semestre de 1994, momento en el cual entraría en vigor el TLC, cuando sólo 12% de los consultados calificó de desfavorable el ambiente para los negocios.

-

De acuerdo con las opiniones recabadas por EXPANSIÓN, durante el segundo semestre de este año los elementos que harán desfavorable el ambiente para los negocios son, en palabras de los consultados: "Poca liquidez en el mercado" "falta de apoyo a las empresas" "mercado deprimidos "habrá recesión con inflación con un clima de desconfianza" "política recesiva" -la crisis de confianza fue devastadora" "el gobierno no hace su parte" "malos programas económicos" "ausencia de rumbo definido" "escasez de crédito" "desconfianza en el sistema político", etcétera.

-

Por su parte, los ejecutivos que esperan un ambiente favorable opinaron: "Disminuirá la inestabilidad económica" "habrá más consumo de productos nacionales" "habrá muchas oportunidades de adquisiciones" "se exportará más" "existe cierta recuperación en la paridad" "debernos creer en nuestro país y confiar en la actual administración".

-

En otro renglón, según las estimaciones de los participantes, la inflación acumulada para 1995 será de 55%, la economía decrecerá -1.4% en términos reales, mientras que sitúan el Costo Porcentual Promedio (CPP) al finalizar el año en 48%, y a la tasa de los Cetes a 28 días en 52%.

-

Es importante destacar que más de la mitad de los encuestados (68%) considera que no es adecuado el programa económico anunciado en el mes de marzo y 95% coincide en que es necesario adoptar medidas adicionales para el fomento y apoyo de la planta productiva. Con respecto al tipo de cambio, 72% de los ejecutivos opinó que sería adecuado el manejo de un tipo de cambio controlado.

-

Un aspecto en el cual se dividen las opiniones es el referente a los acuerdos sobre deuda  establecidos con el gobierno de Estados Unidos, pues 49% considera que sí beneficiarán a la economía mexicana y 51% piensa lo contrario.

-

En relación con el conflicto de Chiapas, la mayoría opina que para resolverlo debe prevalecer una acción negociada sobre una acción militar.

-

En términos generales, para 80% de los ejecutivos las medidas adoptadas por la actual administración no generan confianza.

-

Perfil de los participantes. Para la elaboración de este Informe Exclusivo se consultó a 130 compañías, de las cuales 40% factura anualmente más de N$50 millones de nuevos pesos (empresas tamaño A), 17% vende al año entre N$20 y N$50 millones (tamaño B), 24% factura entre N$5 y N$20 (C) y el resto (19%) vende hasta N$5 millones (D).

-

Considerando el giro principal de las compañías, 27% son de servicios, 19% comerciales, 12% químicas, petroquímicas y farmacéuticas; 7% de la construcción; 7% del giro de papel, imprenta y editorial; 5% de alimentos, bebidas y tabaco; 4% textiles; y las restantes (19%) se dedican a la minería, metálica básica y a la industria de la madera, principalmente.

-

Por su ubicación geográfica, 42% son del Distrito Federal; 9% de Nuevo León; 9% de Jalisco; 7% del estado de México; 5% de Sinaloa; 3% de Puebla; y el restante 25% de Chihuahua, Veracruz, Colima, Guerrero, Michoacán, Tamaulipas y Yucatán.

-

Bajarán las ventas. Para el conjunto de la muestra las ventas crecieron 14%, en promedio, durante el segundo semestre de 1994.

-

Un primer grupo de compañías (47% de las consultadas) incrementó sus ventas hasta 20%, promediando 11%; el segundo grupo (29%), cuyas ventas crecieron en más de 20%, promediaron un crecimiento de 46% en el periodo, y el tercer grupo (24%), con decrecimiento en ventas, promedió una tasa de –16%.

-

En esta ocasión, casi dos terceras partes de las empresas consultadas (63%) comparten una visión poco halagüeña con respecto a sus ventas durante el segundo semestre de 1995 pues consideran que éstas decrecerán. La contracción generalizada de los mercados, la caída del poder adquisitivo, así como la falta de liquidez, son las causas atribuidas. En efecto, el plan de ajuste instrumentado por la actual administración precisamente induce a la recesión económica.

-

Las empresas que estiman que sus ventas aumentarán durante el segundo semestre de 1995 (27% de las consultadas) basan tal expectativa en el hecho de que algunas realizan exportaciones y otras incrementarán ventas por la vía del aumento de precios. Finalmente, 11% estima que su facturación se mantendrá.

-

Sin utilidades. Durante el segundo semestre de 1994 los resultados de las empresas consultadas crecieron en promedio 1%. Las compañías cuyas ventas crecieron hasta 20% registraron un incremento de sus utilidades de 8%; para las que facturaron más de 20%, las utilidades crecieron 17%; las que decrecieron en ventas también lo hicieron en utilidades en -30%.

-

Las previsiones de la mayoría de los consultados (63%) con respecto al comportamiento de las utilidades durante el segundo semestre de 1995 es que decrecerán por el incremento general en costos, los pasivos que mantienen en dólares, el impacto de la devaluación, la disminución del nivel de sus ventas y las elevadas tasas de interés.

-

Por su parte, 14% prevé que el nivel de utilidades de sus empresas se mantendrá al mismo nivel porque, aunque registrarán menos ventas, incrementarán el margen o buscarán incrementar la productividad. Finalmente, 23 % de las compañías tiene la expectativa de que sus utilidades aumenten por las operaciones internacionales que realizarán, porque buscarán reducir costos o por la mejora en la eficiencia.

-

La mayoría reducirá empleos. El nivel de empleo de las compañías consultadas se incrementó apenas 3%, en promedio, durante el segundo semestre de 1994.

-

Las empresas con incremento en ventas de hasta 20% incrementaron el personal ocupado en 5%. Por su parte, las empresas con crecimiento en ventas mayores a 20% en el periodo incrementaron el empleo en 17%. Las empresas con decrecimiento en ventas disminuyeron el personal ocupado en -15 %.

-

Las previsiones de la mayoría de los consultados (66%) para el segundo semestre de 1995 es que el nivel de empleo disminuirá para reducir gastos. Por su parte, 26% espera mantener el mismo nivel de empleo por política y sólo 7% prevé aumentar su personal.

-

Por lo que se refiere a los salarios, las expectativas de las empresas son diferenciadas: 43% espera incrementarlos para compensar el deterioro inflacionario; 28% espera mantener los salarios al mismo nivel porque no están en condiciones de otorgar aumentos o lo harán hasta 1996; y 30% estima que, dado el deterioro inflacionario, los salarios reales disminuirán.

-

Aumento de los costos. En materia de costos de producción, para el conjunto de la muestra se incrementaron 23% durante el segundo semestre de 1994.

-

Las empresas con facturación de hasta 20% incrementaron sus costos en este periodo en 16%, las compañías con incremento en ventas de más de 20% registraron un incremento en costos de 32% y para aquellas con disminución en ventas sus costos aumentaron 23%.

-

Según prevén los ejecutivos, los costos de 63% de las empresas aumentarán durante el segundo semestre de 1995 por el repunte de la inflación y por la modificación de la paridad cambiaría. Por su parte, 24% tiene la expectativa de reducir costos por la disminución del nivel de operación o por mayor eficiencia.

-

Sólo 25% incrementará inversiones. Durante el segundo semestre de 1994, 78% de las empresas participantes realizó nuevas inversiones en activos. El incremento promedio del conjunto de la muestra, con respecto al mismo periodo del año anterior, fue de 21 %.

-

Sin embargo, para el segundo semestre de 1995 sólo 25% de las empresas tiene la expectativa de incrementar las inversiones para mantener su posición en el mercado o para modernizar su equipo. Por su parte, 17% estima mantener el mismo nivel de inversión que el año anterior por mantenimiento y por la necesidad de invertir en tecnología.

-

El destino de las nuevas inversiones será, en orden de importancia, en equipo, maquinaria, remodelación de instalaciones y en mucha menor medida en nuevas plantas e inmuebles. En contraste, la mayoría de los consultados (58%) estima que las nuevas inversiones disminuirán por la reducción en ventas, el menor margen de maniobra, el alto costo financiero y el control de flujos.

-

Financiamiento y comercio exterior. Dado el actual nivel de las tasas de interés, sería de esperarse que las empresas decidieran no solicitar financiamiento. Sin embargo, la falta de liquidez ha empujado a muchas compañías a solicitar créditos.

-

Durante 1995 algunas de las empresas consultadas (44%) requerirán de flujos. El destino será, principalmente, su capital de trabajo (79% de las que solicitarán). El origen del financiamiento será interno en 53% de los casos; 28% recurrirá a fuentes externas y 19% hará uso de ambos.

-

Del total de empresas participantes, 62% realizó exportaciones durante el segundo semestre 1994. En promedio, 21% de las ventas totales de las compañías provinieron de la exportación. Las ventas al exterior se incrementaron sus exportaciones fueron las que anualmente facturan más de N$50 millones de nuevos pesos; es decir, las de mayor tamaño de la muestra.

-

La expectativa de las exportadoras no es homogénea para el segundo semestre de 1995. Algunas esperan que su facturación exterior se incremente o se mantenga –42% y 18% de las empresas, respectivamente- por los programas establecidos desde antes, por la actual paridad cambiaria o para compensar la contracción del mercado interno. Sin embargo, un número significativo de empresas (40%) considera que sus exportaciones disminuirán.

-

Del lado de las importaciones, 64% de las firmas consultadas efectuó compras en el exterior durante 1994; éstas crecieron 43% durante el periodo. Un porcentaje considerable de las empresas de tamaño A (70%) importó. También lo hicieron 75% de las de tamaño B, 54% de las de tamaño C y 55% de las empresas de tamaño D.

-

Para 1995, la mayoría de las empresas que realiza compras en el exterior (70%) espera reducirlas por la disminución esperada en ventas, el alto costo que representan dado el actual tipo de cambio, o porque espera sustituir importaciones.

-

Para 77% de las empresas que realizan comercio exterior, su balanza comercial fue deficitaria en el segundo semestre de 1994, para 13% superavitaria y para 12% equilibrada. La expectativa de 66% de las compañías es que para 1995 la balanza seguirá siendo deficitaria, 23% espera que sea superavitaria y 12% estima mantenerla equilibrada.

-

El futuro, en voz de los empresarios. Constancia de los meses previos, pero también muestrario de tendencias y actitudes frente a la situación económica, los participantes del Indicador Empresarial suelen vertir comentarios al margen.

-

He aquí una muestra de lo que dijeron en esta ocasión: "Para que México salga adelante el gobierno debe dar el ejemplo fomentando el ahorro" "es necesario que haya una disminución de impuestos" "seguimos por el mismo camino que ya nos llevó al fracaso" "se debe concientizar al país de consumir lo que se produce internamente" "el país está hundido en la crisis por las equivocadas políticas económicas" "la gente se siente traicionada por el gobierno" "las medidas adoptadas por el gobierno son incompletas" "el país exige castigo para los causantes intelectuales de los asesinatos políticos" "los mexicanos estamos hartos de que cada sexenio dejen vacías las arcas de la nación" "no se puede ser optimista con gente ignorante en el poder".

-

Este informe se elabora semestralmente por el área de Investigación y Desarrollo. El análisis lo realizó Briseida Laville.

Ahora ve
Así fue el primer eclipse total de Sol en 99 años en Estados Unidos
No te pierdas
×