Instala tu red

Si tienes dos o más computadoras en casa, ¿qué esperas para conectarlas?
Mauricio Orihuela Álvarez

Poner una red en casa es más sencillo de lo que parece. Con los adelantos tecnológicos actuales es posible que una persona sin muchos conocimientos enlace dos o más computadoras para compartir todos los recursos. En pocas palabras, ya no tendrás que comprarle otra impresora a tu hijo para que interactúe con la computadora que le acabas de heredar en vida porque adquiriste una mejor. Con una red es posible que ambas máquinas utilicen la misma impresora. Y no sólo eso: también pueden compartir el escáner, el espacio en disco, los programas y archivos instalados y hasta la conexión a internet.

- ¿Qué necesito?
1.
Para entrar de lleno al mundo de las redes, debes estar seguro de que ambas computadoras (o las que sean) tienen una tarjeta de red. Si no es así, en cualquier tienda de cómputo venden tarjetas Ethernet, que valen unos $1,000 pesos cada una.

- 2. Destornilla el CPU de la computadora e inserta la tarjeta en la bahía (ranura). Será muy fácil poder localizarla, ya que la entrada es única.

- 3. Ya que insertaste las tarjetas de red en tu computadora o si ya las trae de fábrica, llegó el momento de adquirir el resto de los componentes: un concentrador (o hub) y cables de red tipo Ethernet. El hub se adquiere desde $500 pesos y cada metro de cable cuesta unos $15 pesos. Inmediatamente, cada computadora debe conectarse al concentrador, que hace las funciones de administrador de todos los recursos, utilizando el cable Ethernet y cuidando que éste tenga al menos un metro más de longitud que la distancia entre PC y concentrador.

- Pero si únicamente quieres enlazar dos máquinas no es necesario comprar el concentrador, basta con el cable de PC a PC en la entrada para red.

- 4. La entrada de red en la computadora (misma que viene incorporada en las tarjetas de red, si es que tienes que adquirirlas) es muy similar a la de un cable telefónico, aunque un poco más ancha. En este caso y en ausencia del concentrador, una de las máquinas actuará como concentradora y compartirá los recursos con la otra.

- Y ahora... el software
Ya que tienes conectadas las computadoras, es hora de configurar el software. Para ello, se requiere que la PC tenga una versión de sistema operativo Windows 95 o más actual, pues en estos sistemas hay un asistente que te guiará paso por paso en la configuración. También con Linux es muy fácil configurar una red; lo más seguro es que no lo tengas instalado en casa, ya que más de 90% de las computadoras trabajan con Microsoft.

- 5. Para lograrlo en Windows 95 o superior, da clic en Inicio y después en Panel de control. Ahí encontrarás una serie de ligas, selecciona Conexiones de red. Ahora elige Configuración de red y aparecerá un asistente que te guiará en el proceso. Las diferentes versiones de Windows cuentan con diversos pasos y ventanas para lograr la configuración; sin embargo, todos son similares y muy sencillos, por lo que no te costará trabajo llegar a feliz término.

- Una vez concluido este proceso, las computadoras ya estarán en condiciones de compartir recursos y la red quedará instalada. Aquí cabe aclarar que para compartir un programa o archivo alojado en una de las PC es necesario que esta última esté encendida. De hecho, los usuarios que tienen una red casera casi nunca apagan las computadoras ya que esto anula la interacción entre ellas.

- En cuanto a los programas, todos pueden ser accesados desde cualquier máquina enlazada en red. Sin embargo, si el software no fue diseñado para compartir, no es posible abrirlo si otro usuario lo está empleando. Pero no te preocupes, los fabricantes, atendiendo los avances de la época, casi siempre desarrollan sus programas para ser compartidos en red.

- ¡Todos en internet!
Hablar de internet es harina de otro costal. Con el acceso ISDN, como Infinitum de Telmex, todo es más sencillo, ya que el módem que entrega la telefónica cuando se GPCS estén conectadas al mismo tiempo, la conexión se hará más lenta por estar compartiendo el recurso.

- Si no tienes un acceso del tipo de Infinitum también podrás compartir internet con otras computadoras, aunque deberás comprar un Proxy, un aparato que permite la conexión al ciberespacio entre dos o más máquinas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Otra manera de hacerlo es a través de programas que puedes bajar de internet de manera gratuita (entra a www.freeware.com o www.shareware.com), como Wingate o Winroute. Al instalarlos en cada computadora la conexión será posible, pero la velocidad de acceso se verá aún más deteriorada si dos computadoras entran a internet al mismo tiempo, ya que el ancho de banda en dial-up (o vía telefónica) es solamente de 56 Kbps, en tanto que con servicios como Infinitum puede llegar hasta los 2 Mbps (o 2,000 Kbps).

- Y ahora sí: ¡A disfrutar de todo lo que has adquirido para tu computadora en todas las PCS de la casa! Concluídos todos los pasos anteriores, estarás actualizado tecnológicamente y ahorrarás una gran cantidad de dinero. ¡Enhorabuena!

Ahora ve
Daddy Yankee alza la voz y pide a Estados Unidos ayuda para Puerto Rico
No te pierdas
×