Internet. La Siguiente Frontera de los N

-
Mónica Mistretta

En 1995 el World Wide Web (WWW) estuvo ya en boca de todos, y seguramente será recordado como el año en que -Internet saltó a la fama mundial. El Web es la cara amigable de Internet, una red de redes que no pertenece a nadie y que sólo usaban los hackers adentrados en los comandos de Unix. Todo tipo de negocios alrededor del mundo ha explorado los beneficios de contar con presencia en el Web. Ahora es el momento de hacer las verdaderas inversiones.

-

El comercio electrónico real está por llegar. Varias tecnologías harán posible su advenimiento. Entre las más candentes se encuentran el lenguaje -Java de Sun, el software para trabajo en grupo (página 77) y el intercambio electrónico de datos (EDI), relacionadas íntimamente con el Internet en algo que ha creado una nueva categoría: las comunicaciones intranet, es decir, entre el Internet y las bases de datos corporativas. En materia de seguridad, es muy probable que antes de 12 meses se llegue a ciertos acuerdos en estándares. En cuanto al hardware, ya se anuncian plataformas conocidas como Internet PC o -network computer (NC).

-

Cuestión de estándares
-
En el principio fue TCP/IP el estándar de comunicaciones de Internet que hizo posible que decenas de millones de computadoras, usando diferentes sistemas operativos y programas de aplicación, hablasen unas con otras, en una misma red local o desde sitios opuestos en el mundo. Luego vendría el lenguaje del -Web HTML (Hypertext Markup Language) a darles una lengua universal para desplegar información en páginas gráficas. El mismo documento del Web, con un clic del ratón, es accesible a cualquiera con un navegador HTML.

-

Pero una cosa es tener acceso a información y otra distinta realizar transacciones comerciales con dinero electrónico. El verdadero comercio tardará todavía en llegar, a menos que existan estándares de seguridad. Dos fuertes alianzas que trabajan en ese sentido: una es la de MasterCard-Netscape-IBM y la otra es la de Visa y Microsoft, ambas en transacciones con tarjetas de crédito. El que sean dos gigantes del dinero plástico es un indicio de grandes progresos.

-

Aunque no hay nada totalmente seguro para proteger el intercambio electrónico de dinero, muchas empresas ya están explorando la posibilidad de hacer negocios en línea. Tal es el caso de Mexicana de Autobuses (MASA).

-

Una alternativa eficiente y barata
-
El sector automotriz cayó de manera dramática en 1995, en especial el de tractocamiones, que se paralizó materialmente. Héctor Valencia, director de Información Tecnológica de MASA, cuenta que a finales de 1994 ya se habían definido varias estrategias de sistemas, sobresaliendo la implantación de - MRPII (Manufacturing Resource Planning) y de Internet. A pesar de que se contempló la implementación de EDI, para 1995 las condiciones económicas lo hacían incosteable. “Nos encontramos en una encrucijada: no podíamos invertir pero tampoco debíamos detener nuestro avance tecnológico”, explica Valencia. De ahí que haya vuelto la mirada a Internet, por su costo y por ser “eficiente y segura”. Al mismo tiempo, el año pasado MASA inició una estrategia de desarrollo de sus distribuidores, que debían estar comunicados con la planta.

-

De sus proveedores, los tres principales ya habían exigido comenzar a realizar transferencias de archivos y de correo electrónico a través de Internet. Para los distribuidores, MASA colocó su página electrónica en el Web con una interfaz de correo electrónico, para que los interesados en cualquier lugar del mundo pudieran solicitar servicios y listas de precios. El costo fue de apenas $3,000 dólares.

-

En una segunda fase, para el segundo semestre del año, MASA contempla incluir más herramientas en el Web: listas de precios, políticas de crédito y comercialización, sección de noticias, partes y refacciones (las principales de entre las 15,000 que involucra la manufactura de un camión), todo de manera gráfica. Y en una tercera fase, para finales de 1996, el sistema de información empresarial expondrá datos en modo gráfico con el empleo de Lotus Notes, extrayendo la información del sistema - MRPII que reside sobre una base de datos Progress. Para el cumplimiento de estos nuevos proyectos, Valencia estima una inversión de entre $100,000 y $150,000 dólares.

-

Paralelamente, en la primera fase los principales distribuidores se conectarán vía módem al sistema - MRPII para poner pedidos y consultar listas de precios, aunque en modo texto y limitado a consultas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

El punto de la seguridad Valencia no lo considera preocupante. “Los firewalls (barreras) estarán listos este año. La seguridad estará resuelta. No es un factor crítico”. Ninguna empresa competidora, como Dina, está todavía utilizando el Web. “Fuimos formal y profesionalmente los primeros”, dice Valencia. Y esta ventaja ya le está dando sus primeros resultados en su vuelco hacia la exportación, porque “ya no volvemos a confiar en el mercado interno”.

Ahora ve
Donald Trump dice en discurso en Phoenix que el TLCAN podría terminarse
No te pierdas
×