Iusacell en caída libre

Pese a sus 2.2 millones de usuarios, no levanta.
Raúl Castro Lebrija

Con una deuda superior a $841 millones de dólares y con sus competidores velando armas para lo que será una dura batalla en la telefonía celular, no se ve cómo la empresa puede responder a sus acreedores. Aunque el riesgo de incumplimientos es mínimo, sus compromisos le amarran las manos.

-

En los documentos que entregó a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la firma alerta: “Es posible que no podamos cumplir con el servicio de nuestra deuda, tener acceso a crédito, o aprovechar oportunidades comerciales debido a que nuestras subsidiarias se encuentran altamente endeudadas y no cuentan con suficiente flujo de efectivo.”

-

Pese a contar con 2.2 millones de clientes, la liquidez de la organización no es suficiente para enfrentar sus débitos, financiar operaciones futuras  y competir en forma efectiva.

-

Iusacell debe continuar la modernización de su red con el fin de ofrecer nuevos servicios. Según el último reporte trimestral, el presupuesto de inversiones para el año se redujo a $130 millones de dólares, en vez de $250 millones proyectados originalmente.

-

“Si no obtenemos capital proveniente de fuentes externas, tendremos que diferir la construcción de nuestra infraestructura inalámbrica y de oportunidades en el ramo de larga distancia e información, e inclusive perder la oportunidad de generar utilidades”, explica a la BMV.

-

Como si lo anterior no fuera suficiente, el costo de los usuarios piratas a la agrupación ascendió a $4.3 millones de dólares en 2000 y otros $4.7 millones en 2001.

-

A juicio de los analistas, lo más grave es que los accionistas internacionales de la empresa, Verizon y Vodafone, no están dispuestos a inyectarle el capital que necesita para competir.

-

Carlos Moctezuma, responsable de Relación con Inversionistas en Iusacell, recuerda que en julio pasado la compañía lanzó diversas medidas para reposicionarse. Confía en que esto le permitirá obtener flujos de efectivo suficiente, reestructurar adeudos y operar con mayor holgura en 2003.

-

Sin embargo, los problemas de la firma han provocado el desplome de sus títulos en el mercado bursátil. Luego de valer $11.65 pesos al cierre de enero del 2001, en el cierre de septiembre de este año la acción se cotizó en $0.78 pesos.

Ahora ve
No te pierdas