Jerónimo Arango Arias

-
Jaime Santiago

¿Qué abarrotero no sueña con alcanzar las alturas que hoy tiene el presidente del Grupo Cifra? Este huidizo personaje (nunca quiere salir en la foto) empezó desde abajo para llegar a construir la cadena comercial más importante de México y, de paso, la tercera fortuna más grande del país.

-

Sin embargo, es probable que nadie pueda ya repetir su hazaña, por lo menos en su especialidad: el comercio al menudeo. Aunque Arango siempre ha sido un tenaz competidor, sería todavía más difícil retarlo ahora, cuando tiene dimensión nacional y es socio de la más poderosa cadena en Estados Unidos.

-

La ventaja de Jerónimo Arango Arias y de sus cuatro hermanos menores fue "necear" con la apertura del primer supermercado en México, hace más de 30 años, cuando en el país sólo había estanquillos, misceláneas, mercados y tiendas departamentales.

-

Su padre, un asturiano que llegó a México a "hacer la América", había comprado en 1940 una fábrica de textiles en la capital del país. Aquella planta le heredó a la familia un nombre del que ya nunca se despojaron: Aurrerá. Sus antiguos propietarios, unos vascos, le habían puesto este nombre (sin acento), que quiere decir "adelante". Aparte de convertirse en un genérico de supermercado, la palabra provocó que mucha gente siga pensando que la nacionalidad de la familia Arango es vasca. Algunos de sus miembros todavía protestan airadamente cuando se duda de su mexicanidad.

-

La primera tienda que dirigió el primogénito del clan fue Central de Ropa, un localito de 250 metros cuadrados abierto en 1958, junto a la fábrica para vender las confecciones de la marca -Aurrerá (que en ese entonces no era marca libre). Su ubicación resultaría envidiable para cualquier ambulante de hoy en día: Chimalpopoca y Bolívar en el centro de la capital.

-

Desde entonces, Arango impuso la política de precios bajos, sin lujos, y eso sí, con mucha de la improvisación que ya no se aprecia hoy en día. Su método que horrorizaría a cualquier mercadólogo de fin de siglo, era incorporar nuevos artículos y ponerse a derribar muros cuando el espacio empezaba a escasear.

-

Fascinados con el “novedoso” concepto del autoservicio, los Arango desoyeron los consejos de una firma estadounidense de estudios de mercado y abrieron su primer gran supermercado Aurrerá, en Universidad y Parroquia. Se atrevieron a vender ropa para damas y caballeros al mismo tiempo y en el mismo lugar que verduras y comestibles. Si bien esto les causó un boicot del comercio tradicional, de inmediato les abarrotó el local.

-

Como hermano mayor y conocedor de las finanzas y la administración, Jerónimo dirigió la compañía desde el principio y le fue incorporando simplemente una tienda tras otra. Actualmente, Cifra cuenta con más de 330 puntos de venta, entre Aurrerá, Superama, Vips, Suburbia, El Portón, y ahora Sams Club y Wal-Mart.

-

Pero aparte de llegar primero, el éxito de Arango se debe también a su férreo control sobre los proveedores, lo que le permite hacer con sus productos prácticamente lo que quiere. Paga a 30,60 y 90 días, lo que le confiere una amplia capacidad de "jineteo". Parte de lo que se deja de ganar con las ofertas temporales también es trasladado al fabricante, al que se "invita" a participar en la manufactura de los productos Marca Libre de la propia tienda. Y pobre del que se queje, porque pierde el canal de distribución.

-

Esto le ha permitido a Arango convertirse en un factor de estabilidad que el gobierno aprendió a aprovechar desde el sexenio pasado. Un súper deprime los precios de toda el área adyacente. Para una administración obsesionada con el control de la inflación, obtener la cooperación de Cifra primero, y luego la de su competencia, fue clave para evitar alzas abruptas.

-

El otro factor es que Arango supo desde el principio cuáles eran sus limitaciones. Su empresa es, sin duda, la más profesionalizada entre las tres grandes. Aparte del propio presidente del consejo, pocos familiares trabajan directamente en el negocio. Empezando por el director general, Henry Davis, el equipo corporativo de Cifra está compuesto por ejecutivos especializados, y programas a largo plazo.

-

Poco espacio queda ya para la improvisación. Y menos ahora, cuando la asociación -con Wal-Mart está pareciéndose mucho a una adquisición. ¿Perderá la familia Arango el control sobre su cadena? Quién sabe. Por lo pronto, nada afecta su fortuna, valuada actualmente en $1,900 millones de dólares, según la revista -Forbes .

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Mientras tanto, Arango sigue encerrado a piedra y lodo --"quien tiene tienda que la atienda", dicta el refrán-, muy en contraste con sus hermanos Plácido (un famoso coleccionista de arte y socialite que vive en España, a donde partió para expandir el imperio de la familia) y Manuel, quien una vez repuesto de su asma se convirtió en el filántropo más famoso de México.

Ahora ve
Esta empresa quiere hacer realidad el auto volador en el año 2019
No te pierdas
×