Jim Campbell: tiempo, memoria y movimien

Este artista es uno de los precursores en transformar la tecnología informática en una nueva forma

Jum Campbell (Chicago, 1956) se licenció en Matemáticas e Ingeniería en el Instituto Tecnológico de Massachusetts. A mediados de los ochenta, su desarrollo profesional —como cineasta y luego creando instalaciones de video interactivas— se encaminó hacia la creación artística con material informático. En sus primeras instalaciones, el espectador se veía involucrado y tenía que generar una reacción a una situación determinada. Según Campbell: “Quería alejarme del concepto convencional de la interfaz de “pulsar un botón” y crear obras que tuvieran un nivel intuitivo de interacción, distinguir entre una obra controlable y una obra reactiva.”

- La clave de la obra de Campbell es que tiene su propio destino, ya que son sistemas que responden y progresan de una manera no aleatoria pero sí impredecible. Sus influencias, evidentemente, son científicas, en particular las ideas relativas al caos y la mecánica cuántica. Las herramientas tecnológicas y los modelos científicos se convierten en metáforas de la memoria y la ilusión. Sus esculturas electrónicas y sus instalaciones lo han convertido en un artista plástico cuyos intereses se centran alrededor de los conceptos del tiempo, la memoria y el movimiento: relojes, pantallas viejas y todo tipo de tecnologías obsoletas transformadas en expresiones artísticas.

- Galería Hosfelt
En la exposición de Campbell en Hosfelt no hay que saber la diferencia entre lo análogo y lo digital para disfrutar, pero las computadoras son la magia. Como afirma Todd Hosfelt, propietario de la galería, "el concepto detrás de la expresión artística y la expresión artística misma se integran".

Ahora ve
No te pierdas