Juicio a Banxico

-
Samuel García

He escuchado con preocupación a empresarios, periodistas e, incluso, funcionarios públicos repitiendo la idea de que el Banco de México (Banxico) debería quitarse de la cabeza la obsesión por reducir la inflación y aplicarse en reactivar la economía.

- -

Según este argumento, la obstinación del banco central por la restricción monetaria –a través de la aplicación de los llamados "cortos"– ha provocado altas tasas de interés y mayor flujo de dólares al país, promoviendo la apreciación del tipo de cambio en perjuicio de la competitividad de las exportaciones mexicanas.

- -

Estas ideas, lanzadas con todo desparpajo de cara a la opinión pública, me parecen desmemoriadas y con una peligrosa o interesada falta de consistencia.

- -

La política monetaria restrictiva que aplicó Banxico el año pasado se propuso colocar un freno al galopante crecimiento de la economía, que alcanzaba 7.5%. Esta alza fue impulsada por el auge exportador y la recuperación en la demanda interna.

- -

En aquel momento era tal el peligro de que se presentara un sobrecalentamiento, y sus respectivas consecuencias en los precios, que no pocos analistas sugirieron al banco central que adoptara medidas más restrictivas, dado que –en su personal opinión– el mecanismo de los cortos monetarios había sido más que rebasado. Finalmente, el país creció 7% con una inflación de 8.9%.

- -

A principios de 2001 cambiaron las expectativas de la economía estadounidense y, con ellas, las de la mexicana, debido a su alta dependencia comercial. Esta situación ha llevado a Banxico a abandonar cualquier posibilidad de incrementar el corto de febrero a la fecha.

- -

De hecho, la fuerte reducción en las tasas de interés –que pasaron de 18 a 13 % en poco más de dos meses, sin que la institución reaccionara– es una señal clara de mayor flexibilidad en la entidad que encabeza Guillermo Ortiz.

- -

Por otro lado, hay que advertir que la formación de réditos en México toma en cuenta diversos factores. Además de la política monetaria, juegan un papel relevante elementos como la necesidad de financiamiento del sector público, las distorsiones de los mercados financieros o el riesgo país.

- -

No se trata de defender al banco central. Lo importante es que contemos con un organismo que cumpla, se responsabilice y sea eficiente, conforme al mandato para el cual fue constituido. No se vale ahora enjuiciar a la institución por llevar a cabo la labor que durante tantos años todos le habíamos exigido realizar.

- -

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El autor es economista y columnista en temas financieros

-

Ahora ve
Dream Jet es la mansión de tus sueños dentro de un Boeing 787
No te pierdas
×