La austeridad

Si los ingresos están a la baja y se considera que no se pueden reducir los gastos, entonces &#34ho
RA

Aparentemente ajeno al reconocimiento del círculo bancario y financiero que lo considera uno de los estrategas más eficientes del país, Adolfo Lagos prefiere avivar su humildad cuando, entusiasmado, narra los sinsabores que enfrentó desde su llegada a Serfin en 1996. Arrancado prácticamente de Bancomer, donde fungía como director general adjunto, el licenciado en administración industrial por el Massachusetts Institute of Technology (MIT) se enfrentó a la peor crisis financiera de la organización, que culminó en la fusión al grupo español Santander Central Hispano.

- -

Con una acentuada preocupación por los costos y gastos, al grado de llegar a la austeridad, en 1998 fue incluido por la revista Global Finance en una selecta lista de los ocho mexicanos más influyentes del mundo financiero, en la que compartió créditos con figuras de la talla de Carlos Slim, Lorenzo Zambrano, Guillermo Ortiz y Eugenio Garza Lagüera, entre otros.

- -

En una charla con Expansión, Lagos opina que si bien la coyuntura económica se agrava con los ataques terroristas perpetrados en Estados Unidos, la desaceleración forma parte de los ciclos económicos. Explica que antes de la recesión el vecino del norte disfrutó de un crecimiento sostenido que duró entre ocho y 10 años, impulsado por la burbuja tecnológica. "Incluso se llegó a pensar que los periodos habían concluido y que las leyes de la gravedad perdían vigencia. La realidad demostró lo contrario." El ejecutivo considera que la crisis en Estados Unidos será más profunda de lo que se había anticipado, con la consecuente afectación para México, pero que también existe la percepción de que la economía tendrá un rebote más enérgico y más corto. "Hablando de letras [la gráfica de la recuperación] es más una V que una U."

- -

Tela de donde cortar

- -

Lagos basa parte de su explicación en el comportamiento recurrente de los ciclos económicos, pero sus conceptos son más amplios. En los últimos años se han abierto nuevas fronteras y las industrias están globalizadas, de ahí que las preocupaciones no surjan únicamente por los vaivenes periódicos. Las nuevas condiciones exigen a las empresas ser más eficaces: bajar costos, innovar y hacer un uso inteligente de la tecnología con el fin de poder competir. "Para sortear la crisis es necesario primero ser eficiente y tener una organización flexible capaz de ajustarse rápidamente a los cambios en el entorno."

- -

El entrevistado recuerda que cuando tomó el control de Serfin uno de los grandes problemas era el esquema desproporcionado de costos que, combinado con precios de fondeo muy altos y falta de calidad del crédito, colocaron al banco entre la espada y la pared. La iniciativa que se tomó en aquel entonces fue reducir la fuerza laboral. Cuando Lagos llegó a la organización el grupo tenía 19,600 empleados. Su primer objetivo fue reducir la nómina a 14,500 personas, recorte equivalente a 26%. La siguiente meta fue más temeraria: quería llegar a 12,500 y luego a 10,500 empleados. "Esta no es siempre la solución, pero estamos en una etapa donde los ingresos no han crecido pero sí los gastos. Cuando aquéllos no aumentan o vienen a la baja, y se acepta que ya no pueden disminuir éstos, entonces honestamente se debe cerrar el negocio."

- -

En la actualidad la plantilla laboral suma 6,700 trabajadores. La reducción mayor se originó a raíz de la unificación con Santander Mexicano. "Se requirió automatizar procesos, pero Serfin es el mismo banco, tiene las mismas sucursales y realiza las mismas funciones, sólo que ahora las hace mejor."

- -

Futuro light

- -

Al cuestionarlo respecto a la aparente indiferencia de las variables macroeconómicas del país frente a los acontecimientos terroristas, Lagos señala que se debe a que el manejo de las finanzas públicas ha sido acertado desde hace varios años, lo que ha permitido separar al país de América Latina, que antes se veía como un todo. "Hay temas que faltan para darle una mayor solidez a México. Hecha la tarea, seguirá sorteando la crisis como hasta ahora, pero de cumplir con las reformas entonces se pondría en juego el equilibrio."

- -

¿Tiene Adolfo Lagos alguna recomendación? "No sería tan soberbio –dice– como para dar consejos, pero hay un pensamiento que me llamó mucho la atención: la historia de Michael Dell, que de no ser nada se convierte en uno de los más grandes en el sector de la computación. Lo único que hizo, además de un concepto innovador de ventas sin intermediarios, fue manejar los costos mucho mejor que sus competidores. Esa es la primera parte de la historia. Después de siete años, cuando era un éxito, todos los rivales incorporaron estrategias similares y lo que lo salvó fue nuevamente atacar sus costos."

- -

Nacido en 1948, el directivo es considerado también uno los pocos sobrevivientes de los agitados cambios que el sistema bancario del país ha sufrido durante los últimos 25 años, pero no se confía. El reciente lanzamiento de la tarjeta Serfin Light sin duda elevará sus bonos ante los principales accionistas, factor que podría ser determinante al momento en que se fusionen en una sola institución Santander y Serfin, y sea él quien la encabece.

- -

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Lagos desmiente que exista alguna rivalidad con Marcos Martínez, director de Santander Mexicano. "No hay pugnas, es una competencia porque formamos parte de un grupo más amplio", asegura. ¿Cuál es su percepción del futuro? "Lo veo complicado –responde– nunca he sido optimista, pero como veo doy. Ya me cansé de hacer predicciones, pero en algún momento tendremos una etapa de crecimiento sostenido en el país. Se viene diciendo esto desde 1996, mas lo importante es mantenerse competitivo y viable."

-

Ahora ve
Desconsolada, Ariana Grande volvió a casa tras el atentado en Manchester
No te pierdas
×