La búsqueda de la productividad sin est

Ahora, en los centros laborales, se pide paz y visibilidad, en medio del caótico mundo cotidiano. E
Begoña Llanos

Dolor de cabeza, dificultad para concentrarse y para dormir, mal humor, estómago descompuesto, insatisfacción y desánimo son algunos de los males más frecuentes derivados del estrés laboral, de acuerdo con el Instituto Nacional de Salud y Seguridad Ocupacional de Estados Unidos (NIOSH, por sus siglas en inglés).

-

Abra el botiquín del baño de cualquier ejecutivo o empleado con una agenda hasta el tope y estará frente a una catarata de vitaminas, medicamentos para los nervios, calmantes, antidepresivos, antiácidos... Es el batallón de paliativos para los trastornos producidos por el estrés, ese enemigo silencioso que poco a poco mina la salud y la vida personal de quienes lo padecen, y que ataca la eficacia y la proyección profesional de los que caen en el juego de hacer cosas sin estar seguros del rumbo al que se dirigen.

-

¿Es posible salir de este círculo vicioso de presión y atenuantes artificiales? "Sí", responden expertos en el tema. El primer paso es asumir que si vives dentro de este circuito.

-

¿Por qué es necesario liberarse del estrés? "La productividad es directamente proporcional a la capacidad de relajarnos", explica David Allen, contratado por la Presidencia de la República de México para impartir diplomados sobre productividad personal y autor del libro Organízate con eficacia.

-

Estrés: siempre una cuestión de tiempo
"¿Estoy estresado? ¡Claro!, tengo muchas cosas que hacer, demasiados imprevistos con los cuales lidiar, estoy concretando proyectos importantes. ¡No tengo tiempo!" Hasta ahí llega la caótica enumeración de una buena cantidad de personas en esta situación, que mucho provecho obtendrían si recordaran que la tensión puede controlarse, dado que es siempre una cuestión de tiempo y espacio.

-

David Allen atribuye el nervius modus vivendi, en el que nos movemos, a la disonancia cognitiva. Se trata de la dificultad, si no la imposibilidad, del cerebro humano de permanecer en una idea, en un solo rostro por mucho tiempo; esto genera tensión entre dos situaciones que aún no han sido articuladas.

-

"El simple hecho de estar vivo es estresante. En el momento mismo en el que sucede una conversación, uno se pregunta cómo usará los datos que está obteniendo para llegar al resultado deseado. La mayor parte de las veces no estás del todo presente en esa charla y eso crea tensión. De entrada atiendes dos cosas a la vez, mentalmente vas de una a la otra constantemente", dice Ana María González, colaboradora internacional de David Allen.

-

¿Cómo evitar este ruido mental?
El experto propone tres principios fundamentales, que básicamente se enfocan a evitar posponer acciones:
a) Tener nada en la cabeza. Apuntar todo lo que venga a la mente en el momento que llegue, con algún recurso cómodo.
b) Decidir el curso de las próximas acciones. Hacerlo en el momento mismo en el que se revisa la lista de pendientes.
c) Colocar esos recordatorios en un sistema de vida total. Idear un método que permita actuar, revisar y dar seguimiento fácilmente a los proyectos.

-

Tire el reloj y busque una brújula
Stephen Covey, autor de Los siete hábitos de la gente eficaz, habla de la angustia inconsciente e innecesaria producida muchas veces por la falta de enfoque sobre lo que se está haciendo. Para explicar la cuestión utiliza los ejemplos de quienes rigen su vida por el reloj y de quienes la conducen con una brújula.

-

En la vida de los primeros impera la premisa de la eficiencia, hacer más con lo mismo, mejorar métodos y procesos, sin revisar el enfoque, la mira hacia la cual se está apuntando. "¿Mira?, ¿cuál mira?", responderían seguramente muchos de quienes están atrapados en este círculo, sin tiempo para ser eficaces, para pensar en resultados… consultar la brújula.

-

Cuando la vida opera bajo esta guía, lo que impera –dice Covey– es la búsqueda de la eficacia, la pregunta por los resultados, ¿cuáles y cómo son los efectos que desean obtenerse?, ¿por qué?, ¿en qué satisfacen, retribuyen, mejoran la vida de quien desea conseguirlos? y, finalmente, ¿están consiguiéndose estos resultados? En este contexto la ansiedad se reduce a los apuros cotidianos naturales de cada trabajo, pero se mantiene a raya porque la persona cuenta con un sentido, una visión general del gran rumbo que sigue y persigue.

-

Focos de alerta
Hay entornos laborales que son el mejor caldo de cultivo para vivir estresado. Se trata de aquellos en los que no hay descansos frecuentes, los turnos son largos, se suceden actividades frenéticas pero rutinarias y que no explotan las habilidades personales.

-

Otro foco de alerta es el estilo de dirección. Si estás tenso, posiblemente se deba a que no participas en la toma de decisiones, falta de comunicación en la organización y ausencia de una política favorable a la vida familiar.

-

Una persona con estrés siente en sus relaciones la falta de apoyo de compañeros y supervisores. Tal ambiente suele caracterizarse por expectativas irreales, muchas responsabilidades y funciones. Otro factor desestabilizante es la inseguridad en el trabajo y la falta de oportunidades para el crecimiento personal o el fomento de un ascenso.

-

El ambiente sí afecta
"Los gastos de asistencia médica son casi 50% más elevados para trabajadores que reportan niveles altos de estrés", sostiene una publicación de medicina ocupacional presentada por NIOSH.

-

¿Qué hace sana a una empresa?

-

    -
  • Reconocimiento a los empleados por un buen rendimiento laboral.
  • -

  • Oportunidades para el crecimiento profesional.
  • -

  • Una cultura que valora al trabajador de manera individual.
  • -

  • Acciones de la dirección que concuerdan con los valores organizacionales.

-

Si buscas directrices para medir esta higiene del medio, bastará con preguntarte si eres tratado de acuerdo con tus necesidades y derechos personales, si avisoras perspectivas de crecimiento, si existen oportunidades de interacción social dentro de la compañía, si hay un conocimiento claro de lo que se espera de tu trabajo y si sientes que estás en un puesto acorde con tus capacidades.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Instrumentar un cambio de comportamiento, hacer un alto en el camino, siempre es desafiante: impone una carga de trabajo adicional, disciplina, orden, arrojo y cierta astucia. No hay garantías y todo depende del empeño y de la necesidad que tengas de transformarte. Los premios son importantes: salud física y mental, autorrealización, una más certera orientación y, al final de la jornada, una vida más plena.

Ahora ve
Ellas son las primeras víctimas del atentado en Manchester
No te pierdas
×