La Cemex que yo conozco

El gurú brega por la tecnología como base de éxito. Su ejemplo es Cemex, a la que considera una
Mauricio Orihuela Álvarez

¿Quién es capaz de llamarse a sí mismo: príncipe del desorden, campeón de los fracasos atrevidos, maestro del entusiasmo, hablador profesional, porrista corporativo, amante de los mercados y cerdo capitalista? Solamente Tom Peters, el más brillante y reconocido pensador de management de la actualidad.

- Es el autor de ¡Re-imagina!, un libro que ha dado la vuelta al mundo y que se convirtió, a partir de su presentación en octubre pasado, en un best seller. Peters ha sido catalogado por diversas encuestas como el líder mundial en conocimiento y credibilidad entre los líderes empresariales. Cuando visitó México no dejó de revolucionar con sus dichos y de ponerle muchas estrellas a una empresa local: la tercera cementera mundial por producción, Cemex.

- La nueva bandera de Peters es la importancia de la tecnología en los procesos empresariales y como ejemplo en sus ponencias y en las páginas de sus libros cita a la cementera local, lo que la convierte en ejemplo en la utilización de la nueva generación tecnológica en el mundo.

- Cemex, gracias a una alianza con la empresa de logística FDX (la corporación padre de FeDex), ha logrado reducir las pérdidas del cemento de  50% a  15%, gracias a la utilización de tecnología, basada en un sistema instalado en los camiones transportadores de sus productos.

- El sistema funciona de la siguiente manera: cerca de 50% de la carga de los camiones de cemento puede perderse pues el lugar de destino muchas veces no se encuentra listo para recibir el pedido de este producto, que es  perecedero y en 24 horas se compacta.

- Gracias a un sistema instalado en los camiones transportadores de Cemex, es posible que el conductor oferte el cemento, que de otra manera se desecharía, entre empresas que estén construyendo en los alrededores de donde esté estacionado el camión.

- Se hace mediante una subasta tipo eBay, utilizando la web como herramienta; así, se entrega el cemento pactado en el lugar original y lo que sobra se entrega en otras construcciones que estén dentro del radio de operación del camión.

- Dicha práctica ha propiciado que Cemex, junto a FDX, reduzca dramáticamente la pérdida que todas las cementeras contemplan a la hora de entregar su producto, ahorrando mucho dinero.

- “Iniciativas como ésta ponen de manifiesto el poder de la web para cambiar dramáticamente la manera en que opera la industria de la construcción”, comenta Peters.

- En la misma sintonía, en su página de internet, la compañía mexicana destaca: “Utilizamos la tecnología para maximizar nuestra eficiencia y agilidad operativa, explorar nuevos y mejores servicios para el cliente, de logística y distribución, así como para lograr reducciones de costos y modernizar nuestros procesos internos”.

- Las mejores son las desorganizadas
“No creo que los negocios sean un asunto seco, sombrío y regido por los números; más bien se trata de aventuras, búsquedas, crecimiento, medallas de oro, trofeos tontos, emoción, servicio, cuidado y carácter”, afirma Peters, quien ha sido autor de cientos de artículos para Business Week, The Economist, Financial Times, The Wall Street Journal, The New York Times, Forbes y Harvard Business Review, entre otros.

- Peters asegura que ninguna suposición debe quedar libre de desafíos y ninguna idea extraña se debe desechar o ignorar.

- “He descubierto que las mejores empresas son las más desorganizadas, mas no indisciplinadas, y sus líderes tienen una buena cantidad de inconformistas con ideas similares, las cuales no dudan en lanzar. Es normal que la mayoría de estos conceptos fracasen, pero los éxitos restantes, por sí solos, sobresaldrán hacia el siguiente nivel de desempeño.”

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Para ello, el gurú pone todas las cartas en la web: “Internet ya alcanzó su mayor éxito y pronto lo sobrepasará. La revolución de la tecnología de la vida apenas empieza a tomar forma. Las nuevas tecnologías lo cambian todo y la agitación se extenderá por décadas y sus secuelas durante siglos. Aunque todavía habrá tropiezos en el camino, como el descalabro de las punto com, que marcó el primer par de años del nuevo milenio, simplemente no hay marcha atrás”.

- Cemex ya subió sus revolvedoras a la pista más rápida, y la diferencia, para que todas las empresas lo tengan en cuenta, la anotó con grandes números negros en sus balances.

Ahora ve
Para no quedarse atrás, así se abrió paso Donald Trump entre miembros de la OTAN
No te pierdas
×