La ciencia está en la copa

-

Una copa inapropiada puede arruinar una bebida, pues sabores y aromas se mezclan produciendo un efecto desagradable. Esto impulsó a que enólogos de Moët et Chandon, y de una de sus marcas insignia, Dom Perignon, trabajaran en colaboración con Cristalleriers JG Durand con el fin de diseñar un recipiente, estrecho en la base, que se ensancha para que la efervescencia del champán se despliegue con mayor intensidad. La circunferencia más grande permite liberar toda la riqueza aromática, magnificando el sabor. A continuación, las líneas vuelven a estrecharse suavemente, concentrando los aromas. La copa no permite que las burbujas dominen, sino que sean parte del placer general. Un must para los que disfrutan de esta bebida, independientemente de la marca. Aunque si es de la cosecha 95 de Dom Perignon, mejor.

Ahora ve
No te pierdas