La cuota del cartero

Lo gratuito puede salir muy caro. Las compañías de internet están descubriendo que la frase encie

Las compañías orientadas hacia el mercado masivo en línea (como los portales de interés general y los proveedores de acceso a la Red) quieren imponer una nueva tradición: hacer que los usuarios paguen por el correo electrónico. Resistirse a liquidar una cuota por el e-mail no será sencillo. Algunas organizaciones punto com están eliminando sus ofertas de correspondencia electrónica sin costo. Uno de los casos más recientes: el 31 de marzo de 2002, Altavista canceló su servicio sin cargo de e-mail.

- -

De momento, la medida sólo afecta a los consumidores estadounidenses (alrededor de 200,000 personas); aunque algunos analistas aseguran que los usuarios internacionales de la firma, que está sufriendo para alcanzar la rentabilidad, no deberían cantar victoria.

- -

Por otro lado, los sitios de la Red que conserven la alternativa de correo gratuito limitarán el alcance de su generosidad. Por ejemplo: inicialmente, Hotmail, de Microsoft, ofrecía 3 Mb de espacio para guardar información y las direcciones se eliminaban después de 45 días de inactividad. Hoy el proveedor, que opera 118 millones de cuentas en todo el mundo, sólo brinda 2 Mb de almacenamiento y el e-mail de un usuario se destruye luego de 30 días de no ser usado.

- -

En todo el orbe, según estimaciones de International Data Corporation, existen 150 millones de cuentas gratuitas de correo electrónico. De acuerdo con datos publicados por PC World.com, cada dirección de correspondencia en línea implica, para la organización que brinda el servicio, un desembolso de $1 dólar al mes.

- -

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El dilema no se resolverá fácilmente. Para desarrollar operaciones de negocio rentables, los proveedores tienen que hacer algo realmente insólito: obligar a los consumidores a pagar por el e-mail.

-

Ahora ve
China y Trump ponen la tensión en la reunión de la OMC en Argentina
No te pierdas
×