La diversión se renueva

La globalización llega al entretenimiento para niños. México ahora también importa y exporta el
Louise Guénette

El negocio de divertir a los niños, adolescentes y sus padres ya maduró, atrae a las compañías líderes del mundo, diversifica y mejora la oferta en México, y permite el desarrollo de empresas nacionales, que además, se expanden hacia el exterior.

- Los capitalinos están a punto de conocer en persona a Bugs Bunny, Batman y Superman . Los personajes de Warner Brothers radicarán en el parque Six Flags México, que sustituirá al capitalino Reino Aventura el próximo 14 de abril. El nuevo parque, de Premier Parks –la segunda compañía más grande del ramo, después de Disney–, se une a otros como La Ciudad de los Niños, que opera desde septiembre de 1999 en el centro comercial Santa Fe, el parque acuático Oaxtepec, renovado y abierto desde agosto, y los centros de diversión familiares, como Piccolo Mundo, que han brotado en numerosos  centros comerciales.

- El presente auge del sector contrasta con su historia vacilante. El negocio nace con los carnavales que andaban de pueblo en pueblo, explica René Aziz, presidente de la Asociación Internacional de Parques de Divertimiento y Atracciones y director general de Grupo Mágico, cuya mayoría accionaria pertenece a Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE).

- En 1963, el gobierno construyó en el DF la Feria de Chapultepec, y en 1982, Gaspar Rivera Torres y Pablo Fontanet inauguran Reino Aventura. Por razones distintas, estos dos grandes parques sufrieron por la falta de inversión en un negocio que requiere constante evolución e inyección de capital, y por las crisis económicas que azotaron al país.

Mal comienzo
Por falta de inversiones la Feria decayó. El Grupo Infomin, en asociación con Grupo Mágico – la compañía fundada por Aziz–, la revivió con $23 millones de dólares en 1993, cuando ganaron la concesión para operarla. - Desde entonces han reinvertido $1 millón de dólares por año, asegura Javier Miguel, presidente de Grupo Empresarial Chapultepec (GECSA), responsable del manejo de la Feria. La inversión no ha podido incrementarse debido a que los acuerdos de las autoridades capitalinas de aquél entonces con la operadora impiden aumentar los ingresos. “Lo que ellos querían –refiere– era que tuviera acceso la gente de bajos recursos, que hubiera una parte social, la cual se mantiene con un precio de $15 pesos la entrada  y la gente  paga por juego” (en la modalidad más económica).

- No obstante que el número de visitantes se ha elevado  –en 1999 alcanzó  2.3 millones de personas– Miguel admite la necesidad de “mejorar la asistencia, puesto que es un negocio de volumen”. Y para incrementarla, GECSA prepara planes de publicidad y visitas escolares.

- Reino Aventura, concebido para un público al que le sobra para gastar, tuvo un buen comienzo, seguido por un desempeño mediocre. Su director general, Manuel González, cuenta que en la primera etapa del parque operó bajo concesión los juegos de destreza junto al actual presidente de Premier Parks, Gary Story, porque los dueños no estaban dispuestos a invertir.

- El parque cayó en el error de sobre prometer, opina González. Por ejemplo, su publicidad inicial ofrecía el Disney de México cuando sólo había cinco juegos mecánicos. Así, se quedó en medio de dos capas de mercado: desdeñado por la gente de alto poder adquisitivo que sí conocía Disney, y percibido por la clase media como un lugar caro y elitista.

- Desde 1994, cuando la devaluación y un accidente lo dañaron aún más, los socios no volvieron a invertir en Reino Aventura. Últimamente había logrado flujos operativos netos por $6 millones de dólares al año, “pero los intereses de su deuda se los comía”, reconoce González. Cuando Premier Parks ofreció $60 millones de dólares por el parque en mayo 1999, éste cargaba ya una deuda de $25 millones, lo que a la postre influyó para cerrar la operación.

- Diversión importada
Pese a la marcha tambaleante de Reino Aventura y la Feria de Chapultepec, Premier Parks se decidió a ingresar. “¿Qué mejor que la Ciudad de México para entrar a los mercados latinos?”, cuestiona González.

- Ricardo Bojorquez, analista de Interacciones Casa de Bolsa, opina que “en México los parques existentes no tienen lo último en tecnología e instalaciones, entonces hay mucho potencial de crecimiento, pero con una compañía cuyo negocio sea éste, como en el caso de Six Flags.”

- Para transformar Reino Aventura en uno de los cinco mejores Six Flags del mundo, Premier Parks invirtió $40 millones de dólares, para instalar 20 nuevos juegos mecánicos, montar escenarios para nueve espectáculos y renovar los restaurantes con un enfoque temático. González asegura que se eliminarán las colas para los juegos.

- Six Flags seguirá con promociones como la de los pases anuales, y con los programas sociales como el del canje de donativos en especie por descuentos en el precio de admisión. Sólo que éstos se afinarán para abarcar a todos los mercados y atraer al público de menor poder adquisitivo en los días o estaciones de menor ocupación.

- Sin los descuentos, los mexicanos tendrán la oportunidad de ir a Six Flags por $170 pesos, menos de la mitad de lo que cuesta una admisión en Estados Unidos, promete  González.

- “Six Flags México marcará una pauta nacional en el entretenimiento, porque con una inversión tan grande obligará a todo el entorno a levantar su calidad”. De lo contrario, se tragará el mercado, opina Aziz.

- Juegos nacionales
El sector de parques de entretenimiento se ha desarrollado lo suficiente para generar jugadores nacionales capaces de defenderse en sus mercados y, a su vez, aventurarse fuera. Uno de ellos es Grupo Mágico, que empezó con Divertido en el norte de la Ciudad de México en 1982, siguió con Selva Mágica y Mundo Marino en Guadalajara; y luego, en los 90, construyó Naucalli Mágico (en el municipio de Naucalpan, Estado de México) y contribuyó con su participación de 40% en GECSA para la renovación de la Feria de Chapultepec.

- A finales de 1997, CIE se asoció con Grupo Mágico y hoy posee 51% de la empresa. Según Carlos Padilla Lamadrid, director de análisis fundamental en Operadora de Bolsa Serfin, los parques de diversión eran lo único que le faltaba a CIE en su gama de negocios, todos relacionados con el entretenimiento en vivo.

- CIE capitalizó la compañía y le permitió emprender más inversiones, entre ellas la remodelación del Parque acuático CICI en Acapulco, y la instalación de cuatro pistas de carritos go-carts en Guadalajara y dos pistas junto a Divertido en la Ciudad de México. También abrió Planeta Azul en el Bosque de Chapultepec, cuya muñeca de 60 metros y sus dinosaurios terrestres y marinos robotizados costaron $4 millones de dólares.

- Pero su proyecto mayor está en Santa Fe de Bogotá, Colombia, donde Grupo Mágico adquirió 51% de los derechos de operación de El Salitre, para lo cual invirtió $44 millones de dólares. Comprende un parque de diversiones, otro acuático, un zoológico y un auditorio.

- La asociación con CIE, dice Aziz, ayudó también a la institucionalización del grupo, sobre todo en aspectos como el manejo de recursos humanos y tesorería, para preparar su salida a bolsa prevista dentro de dos o tres años. CIE, a través de Grupo Mágico, está también involucrado en la expansión internacional de la Ciudad de los Niños (ver recuadro en página 50).

- Otro jugador que merece atención es el grupo Infomin, con su inversión de $20 millones de dólares en el parque acuático de Oaxtepec a través de la operadora Proce, además de su participación mayoritaria en la Feria de Chapultepec.

- Miguel adelanta que GECSA y Proce se fusionarán en una sola compañía para formar el área de entretenimiento del corporativo Infomin, que también posee empresas industriales en los sectores automotriz, calzado, plástico y textil. “La idea del grupo es crecer en la parte de entretenimiento”, comenta el directivo, convencido de que de dos parques que maneja hoy podrían llegar a un total de ocho en 10 años.

- Cada quién su nicho
Por grande que sea la Ciudad de México, no todos sus habitantes pueden gastar mucho en divertirse. “Ir al parque de diversiones es utilizar tu tiempo libre de manera cara”, y ello no obstante  que México es de los más baratos del mundo, admite Aziz.

- Según los cálculos de González, hay 30 millones de personas en su área de incidencia, un radio de 50 kilómetros, pero la mayoría no tiene el poder adquisitivo de Estados Unidos, y por eso los precios de Six Flags serán menores aquí.

- Premier Parks pretende alcanzar tres millones de admisiones este año, un millón más que las entradas a Reino Aventura en 1999, pero se trata de una penetración de mercado de sólo 10%, cuando sus parques en otros países alcanzan entre 30 y 50%.

- Este bajo porcentaje podría atribuirse, según creen en Premier Parks,  a una fuerte competencia indirecta del entretenimiento en familia y de jóvenes: cine, futbol, teatro, restaurantes, corridas de toros, etcétera. Calculan que de los clientes de la Feria de Chapultepec, 17% con más alto poder adquisitivo podrían optar por Six Flags.

- Sin embargo, Padilla y los ejecutivos de los parques estiman que a pesar de la competencia entre ellos todos tienen diferentes atractivos. “Cada uno de los centros o parques de diversión están enfocados a un nicho de mercado diferente tanto económicamente como por su ubicación en la ciudad”, aseguró el analista de Serfin.

- Six Flags será un parque temático, con actividades para todo el día y unas cuantas veces al año, mientras que La Feria de Chapultepec y Divertido son parques de juegos mecánicos  que atraerán a la gente por su cercanía o comodidad de acceso, y su asistencia es más frecuente y de menor duración (alrededor de tres horas).

- Faltan espacios
La Ciudad de los Niños, un sitio para niños y niñas de cero a 13 años, es un nicho de mercado poco explotado. Xavier López Ancona, uno de los socios mayoritarios de la compañía propietaria, Amazing Toys, revela que su estudio de mercado mostró que los padres de niños de esa edad los llevaban al Museo Papalote antes que todo, a los parques de diversiones como segundo destino, y a McDonald’s como tercera opción.

- “Todavía creo que hacen falta espacios para niños en una zona metropolitana donde hay cinco millones de ellos”, piensa la directora general de Papalote, Museo del Niño, Marinela Servitje, quien desearía que estos espacios fueran educativos  y accesibles a todos, dos requisitos que no llenan los parques de entretenimiento.

- La demanda para el Museo Papalote, el cual utiliza el juego para transmitir conocimiento, no se ha visto afectada por el creciente desarrollo de parques de entretenimiento. Sigue llenando sus dos turnos e implementando proyectos de expansión.

- Con 34% de la población menor de 15 años, hay demanda para todos los proyectos dirigidos exclusivamente a ellos: parques, museos y hasta ciudades que los niños y adolescentes se merecen.

Ahora ve
Hispana grabó incidente racista en una tienda Walmart de Arkansas
No te pierdas
×