La función debe continuar

Atayde, el circo por antonomasia, está en peligro de extinción.
Lolbé Corona

Empieza la función y las miradas se concentran en el centro de la pista. Payasos, domadores y hasta el último hombre en el trapecio dejan la piel por un aplauso.

-

Ante la falta de público, el Circo Atayde Hermanos –con 115 años de historia– vuelve a sus inicios. Por primera vez en 40 años, sus presentaciones en el Distrito Federal han tenido que cambiar la Arena México, con capacidad para más de 12,000 personas, por una carpa que alberga 2,000.

-

Además del descenso en la taquilla, esta empresa ha sido afectada por circos pirata que, con variaciones de nombre, se presentan en diversas ciudades. Sin embargo, según Andrés Atayde, su director general, la amenaza más fuerte no llegó disfrazada de payaso, sino ataviada de malinchismo. Considera que espectáculos como Cirque du Soleil y el Ringling Brothers le están quitando público.

-

Aunque señala que “ciertas elites de la sociedad no vienen a los circos mexicanos, pues los consideran un espectáculo menor”, reconoce que para competir con los extranjeros le hace falta invertir en tecnología y obtener patrocinios que permitan pagar mejores sueldos.

-

 “El gran talento nacional ya no radica en el país. Son pocos los circos que pueden pagar bien. Tarde o temprano tendremos que verlos como parte del cartel de estas grandes empresas de entretenimiento”, asegura el directivo.

-

Otra situación que pone sobre la cuerda floja la continuidad del espectáculo es el cambio de estafeta. Andrés Atayde comenta que ninguno de sus hijos, ni los de sus hermanos Alberto y Alfredo, se interesan en continuar con la tradición. “Si bien llevan en la sangre el amor por el circo, tienen otras inquietudes.”

-

Aunque las luces de la pista podrían menguar, por el momento el entrevistado acaricia la idea de presentarse en la Arena México en invierno, con el único fin de que la tradición de uno de los mayores circos mexicanos no se pierda ante una competencia cada día más feroz.

Newsletter
Ahora ve
Científicos estudian el comportamiento extraño de las ballenas jorobadas
No te pierdas