La guerra y el gorila en la tina de bañ

El enfrentamiento armado contra Irak socava la ya debilitada economía de la unión americana por su

Mientras que algunos conflictos bélicos pasados impulsaron la actividad en los negocios, es probable que la acción militar estadounidense contra Irak y sus consecuencias causen mayores problemas para la economía, dicen los funcionarios del gobierno, los líderes empresariales y los economistas.

-

El punto de vista consensual es que incluso en el mejor escenario crecerá el desempleo, las bancarrotas y los déficit gubernamentales.

-

“Ahí está el gorila en la tina de baño.” Esa es la frase utilizada por Kevin Rooney, director ejecutivo del Instituto de Petróleo para Calefacción, de Long Island, con el fin de describir el daño económico potencial más grande que plantea la guerra: su impacto en el costo de la energía. Los precios del petróleo ya están en sus niveles más altos en 12 años, los de la gasolina se encuentran aproximadamente en $2 dólares el galón, las cuentas de calefacción en vivienda tienen a la gente jadeando de incredulidad. Los importes más altos de los energéticos también elevan el espectro de la inflación general, que levanta su horrible cabeza.

-

Ese podría ser el golpe que forzara a los consumidores a recortar en gran medida su gasto. Después de dos años de un crecimiento económico relajado, de cuentas de ahorro para el retiro agotadas y de la creciente ansiedad laboral, los usuarios sentirían especialmente el apuro de costos de energía más altos.

-

El impacto económico
“La gente ya está pagando el precio” de la guerra, señaló Larry Goldstein, presidente de la Fundación de Investigación de la industria del petróleo.

-

Algunas conflagraciones pasadas estimularon la economía debido a que el gobierno puso grandes cantidades de dinero en el esfuerzo. Ese fue ciertamente el caso en la Segunda Guerra Mundial, en la que $2.9 billones de dólares en gastos rebasaron el doble de la producción económica de la nación vecina. Pero el gasto en la Guerra del Golfo Pérsico sumó sólo 1% del PIB y el actual conflicto con Irak podría ser de tamaño similar.

-

Mientras la administración de Bush está renuente a discutir públicamente el costo real de una campaña militar, las cifras privadas y del Congreso estiman un rango de entre $50,000 y $100,000 millones de dólares, dependiendo de la duración y dificultad de la batalla. Esto es comparable con el enfrentamiento bélico de 1991, excepto que los importes en ese tiempo eran compartidos por más de una docena de naciones.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Las consecuencias de cualquier conflicto rebotan como una bola de billar –en direcciones inesperadas y con un impacto desigual–. Los costos militares, por ejemplo, alimentarán un déficit presupuestal federal ya creciente, ahora estabilizado en $307,000 millones de dólares.

Ahora ve
Desde 1950, el mundo ha producido 9,000 millones de toneladas de plástico
No te pierdas
×